Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Polonia 2019

23 mayo - 15 junio

Copa Africana de Naciones Sub-20

Malí, campeón inédito tras el suspense de los penales

© imago
  • Esta CAN Sub-20 es el primer título continental para Malí
  • Los Aguiluchos acudirán a Polonia 2019 como campeones
  • Senegal pierde su tercera final consecutiva

¡África tiene un nuevo campeón! No podía ser de otra forma, con una final este domingo entre Malí y Senegal, dos países que nunca habían ganado la Copa Africana de Naciones Sub-20. A la postre, vencieron los Aguiluchos en la tanda de penales, que siguió a la prórroga.

La víspera, Sudáfrica se había impuesto en el partido por el tercer puesto contra Nigeria. Una vez concluidos todos los torneos clasificatorios para el próximo Mundial Sub-20, FIFA.com hace un balance de los representantes africanos que se darán cita en Polonia 2019 el próximo mayo.

El campeón: primera corona para Malí

30 años después de alcanzar su primera, y hasta la de hoy, única final en la competición, Malí no dejó escapar la ocasión y se impuso a Senegal. Boubacar Traoré abrió el marcador tras cumplirse un cuarto de hora de juego, pero el empate de Souleymane Aw a 15 minutos del final obligó a los Aguiluchos a disputar la prórroga y a afrontar la tanda de penales.

Este primer título continental viene a recompensar los notables progresos de Malí en la escena internacional durante los últimos años. En Nueva Zelanda 2015, el equipo se aupó al el tercer puesto tras firmar una andadura impresionante, marcada sobre todo por un triunfo contra Alemania en cuartos de final.

En esta CAN Sub-20, Malí no estuvo brillante y experimentó todo tipo de emociones, pero supo mantenerse con vida y, en la final, marcó la diferencia en el plano mental contra Senegal. En Polonia cabe esperar a unos malienses ambiciosos y sin complejos.

El finalista: tercera decepción para Senegal

Senegal también marcha viento en popa, como demuestra esta tercera clasificación consecutiva para la cita mundialista sub-20. En Níger, los Leones de la Teranga se pasearon en la fase de grupos, donde marcaron 9 goles en 3 partidos (el mejor total del campeonato con diferencia), por sólo 1 gol en contra.

Luego vencieron por la mínima a Sudáfrica en semifinales, antes de quedarse a las puertas del título continental por tercera edición consecutiva. En Nueva Zelanda 2015, los senegaleses también causaron sensación, antes de inclinarse en el partido por el tercer puesto contra… Malí. En Polonia, el equipo confiará en reeditar su fogosidad en ataque, liderado por un Youssouph Badji impresionante arriba que se erigió en el máximo goleador del certamen (3 dianas).

El tercero: Sudáfrica crece

Sin deslumbrar, los sudafricanos impresionaron por su seriedad durante todo el certamen, como en el empate arrancado contra Nigeria en el Grupo A. Una gesta que repitieron en el partido por el tercer puesto, aderezada esta vez por el triunfo en la tanda de penales.

Es la segunda vez que Sudáfrica sube al podio tras su subcampeonato en 1997. Actualmente, la principal fuerza de los Amajita reside en su contingente de jugadores que militan en el extranjero, y especialmente en grandes ligas europeas. “Eso siempre es positivo. Hace 15 años ya tuvimos jugadores jóvenes que jugaban en el extranjero, como Benni McCarthy‚ Steven Pienaar y Quinton Fortune, y que luego aportaron su experiencia a la selección”, se congratuló el seleccionador Thabo Senong.

El cuarto: Nigeria pierde fuelle

Nigeria, rey indiscutible del continente con 7 coronas conquistadas, quería sacarse la espina tras su ausencia de la fase final en 2017, pero se quedó fuera de un podio al que había subido seis veces seguidas entre 2005 y 2015. Aun así, mucho cuidado en Polonia con subestimar a los nigerianos, cuyas selecciones de categorías menores tanto han brillado en la escena mundial. Eso sí, nunca han ganado el Mundial sub-20, una hazaña que sólo ha firmado un país africano: Ghana en 2009.

Explora este tema

Notas recomendadas