Ravshan Khaydarov se permite ilusionarse. El seleccionador de Uzbekistán sabe de los grandes progresos que ha hecho su país en el terreno de los juveniles e irá a la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Nueva Zelanda 2015 a demostrarle al mundo que el desarrollo mostrado en los últimos campeonatos no sólo no se detuvo sino que se profundizó.

"No tememos a nadie. Deseamos superar el grupo, de manera que haremos cuanto esté en nuestra mano por anotarnos un buen resultado en todos los partidos", le dijo a FIFA.com este técnico de 53 años, que supo entrenar a la selección mayor de Uzbekistán y a uno de sus clubes más emblemáticos, el Pakhtakor.

Alemania, Honduras y Fiy serán sus rivales en el Grupo F y Khaydarov . "Estamos analizando muy de cerca a nuestros rivales. Tanto Honduras como Fiyi son potencias en sus respectivas regiones, y no podemos darnos el lujo de subestimarlas. Alemania es la gran favorita del grupo y jugó muy bien en la competición continental, donde se clasificó para el Mundial en calidad de campeona. Especialmente destacable es Davie Selke, un jugador que probablemente liderará el equipo en Nueva Zelanda", comentó sobre el imponente delantero del Werder Bremen.

Uzbekistán causó sensación en la edición de su debut, Emiratos Árabes Unidos 2003. Pese a que no superó la fase de grupos, un grupo de grandes promesas de aquella selección ascendió a la absoluta que el propio Khaydarov guió hasta cuartos de final en la Copa Asiática de la AFC 2004.

Para él, entrenar a los jóvenes significa mucho más que conquistar éxitos. "Me alegro de que me hayan confiado este trabajo con el equipo juvenil”, revela. “Uzbekistán ha progresado mucho en los últimos años como resultado del sistema de formación de juveniles que ha puesto en marcha la asociación nacional, y con la ayuda del gobierno. Uzbekistán posee un enorme caudal de jóvenes talentos elegibles para la selección y capaces de competir en esta categoría. Quiero que exhiban esos progresos ante el mundo y hagan felices a nuestros seguidores”.

Un equipo en rápida progresión
Khaydarov se estrenó en el cargo con un éxito importante en el Campeonato Sub-19 de la AFC disputado en octubre en Myanmar, donde consiguió clasificarse para Nueva Zelanda 2015. En aquella competición, los uzbecos se mantuvieron imbatidos hasta superar la fase de grupos a expensas de Australia por diferencia de goles. A continuación, previa victoria por 2-1 sobre Tailandia, se metieron en semifinales.

"Nuestros jugadores crecieron mucho tanto mental como físicamente (en la campaña asiática)", asegura Khaydarov, considerado uno de los mejores entrenadores de Uzbekistán después de haberse anotado con el Pakhtakor dos títulos de la liga nacional. "Por un lado, la clasificación ha supuesto una inyección de moral muy importante. Por otro, se han endurecido en el combate".

El rendimiento de los jugadores uzbecos no pasó inadvertido en su continente, sobre todo porque, desde aquel éxito, han destacado con sus respectivos clubes. De hecho, 15 jóvenes de la actual selección militan en los cuatro grandes clubes de la nación, el Bunyodkor, el Pakhtakor, el Lokomotiv y el Nasaf Qarshi, todos ellos participantes en la actual Liga de Campeones de la AFC.

"Muchos de estos muchachos se han hecho con la titularidad en sus respectivos equipos, lo que significa que están acumulando experiencia internacional y en la competición de clubes asiática", manifiesta el dos veces proclamado Entrenador Uzbeco del Año. "Se merecen sus puestos por las impresionante actuaciones que ofrecieron en el Campeonato Asiático Sub-19".

Emblemático Urinboev
Si bien todo el equipo rayó muy alto durante los clasificatorios, un jugador apunta maneras de estrella. Zabikhillo Urinboev, que juega en las filas del pentacampeón de la liga uzbeca, el Bunyodkor, compartió el primer puesto de la lista de máximos goleadores, con cinco tantos, en la competición sub-19, donde Uzbekistán consiguió el pase para su cuarta Copa Mundial Sub-20 de la FIFA. Recientemente, Urinboev marcó el gol del empate a 1-1 que sirvió al Bunyodkor para arañar un punto en casa del Al Nassr en la Liga de Campeones de la AFC.

Más impresionante si cabe es el hecho de que Urinboev, a sus 20 años, ya haya acumulado cinco apariciones en dos competiciones de la FIFA. Formó parte de la selección que llegó hasta cuartos de final de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA México 2011. Urinboev también disputó con la selección sub-20 la edición de Turquía 2013, donde Uzbekistán llegó de nuevo a cuartos de final.

"Urinboev es nuestro máximo goleador y tengo mucha fe en él", manifiesta Khaydarov. "Es uno de los pilares del equipo, dada su experiencia excepcional en dos competiciones de la FIFA. Es titular del Bunyodkor y se encuentra en plena forma tanto en las competiciones nacionales como continentales con su club. Siempre y cuando mantenga la regularidad, estoy convencido de que contribuirá enormemente al equipo en Nueva Zelanda".