La FIFA

Declaración de la presidenta del Órgano de Instrucción de la Comisión de Ética independiente de la FIFA

Outside the Home of FIFA

Tras la publicación de determinadas noticias en varios medios de comunicación desde mayo de 2020, la presidenta del Órgano de Instrucción de la Comisión de Ética independiente de la FIFA inició una investigación preliminar sobre ciertas acusaciones lanzadas contra el presidente de la FIFA Gianni Infantino. Asimismo, el pasado 21 de junio, la Comisión de Ética independiente de la FIFA recibió una denuncia contra el presidente de la FIFA por este mismo asunto. 

Estas fuentes hacían referencia a presuntas infracciones del Código de Ética de la FIFA, incluida la reserva por parte de la FIFA de un vuelo privado de Surinam a Ginebra, así como las reuniones que mantuvieron el presidente de la FIFA y el Sr. Michael Lauber, el fiscal general de la Confederación Suiza.

Conforme al art. 59 del Código de Ética de la FIFA, la presidenta del Órgano de Instrucción

inició una investigación preliminar basada en las afirmaciones difundidas en las fuentes citadas. En particular, puesto que las alegaciones guardaban relación con las reuniones que mantuvieron el presidente de la FIFA y el fiscal general de Suiza, quien a su vez ha sido objeto de una investigación por parte del fiscal federal extraordinario de Suiza, el Sr. Stefan Keller, se examinaron también todos los hechos vinculados con el caso y los materiales a disposición del Órgano de Instrucción de la Comisión de Ética independiente de la FIFA.  

En este sentido, dicho órgano tuvo acceso a una copia de la decisión del 29 de julio de 2020 del fiscal general extraordinario, así como a las distintas decisiones del Tribunal Penal Federal y el Tribunal Administrativo Federal de Suiza vinculadas con el asunto, y la decisión de la Autoridad Supervisora de la Oficina del Fiscal General acerca del Sr. Lauber. La presidenta del Órgano de Instrucción examinó todo este material con sumo detalle en el contexto de la investigación preliminar.

Tras estudiar la documentación y las pruebas pertinentes, la presidenta del Órgano de Instrucción ha decidido archivar la denuncia y cerrar el expediente por falta de caso prima facie con respecto al presunto incumplimiento del Código de Ética de la FIFA. A partir de la información disponible en la actualidad, se ha concluido que las conductas analizadas no constituyeron en absoluto una violación de la normativa de la FIFA —de hecho, algunas de esas conductas ni siquiera están recogidas en el Código de Ética de la FIFA—, ni justifican la adopción de medida alguna, incluida la suspensión provisional.