Desarrollo

La prevención, la clave del III Congreso de Medicina de la FIFA

“Prevención” ha sido el lema del III Congreso de Medicina de la FIFA, celebrado en vísperas del Congreso de la FIFA. Representantes de los equipos médicos y directivos de las 209 asociaciones miembros de la FIFA se reunieron en Zúrich durante dos días para compartir y debatir los últimos avances científicos relacionados con el fútbol y la salud.

Con un repaso al trabajo que ha llevado a cabo el Centro de Evaluación e Investigación Médica de la FIFA (F-MARC), los debates se centraron en las medidas a adoptar en todas las asociaciones miembros para prevenir las principales amenazas para la salud en este deporte. La prevención de lesiones sobre el terreno de juego, de los paros cardíacos repentinos o el dopaje figuraron entre los temas tratados. Además, los participantes analizaron también el potencial único que tiene el fútbol como herramienta para mejorar la salud pública.

Cuestiones cardíacas
Las recientes trágicas muertes de dos futbolistas en Bélgica otorgaron una sensación de apremio a las conversaciones sobre los paros cardíacos repentinos. El presidente de la Comisión de Medicina de la FIFA. Dr. Michel D’Hooghe, también belga, se mostró especialmente sensible a este problema.

"En los casos de posibles paros cardíacos en aquellas situaciones en las que un jugador cae desplomado al suelo sin ninguna razón aparente ni específica, sin contacto alguno, el médico debe intervenir directamente sobre el terreno de juego sin esperar la autorización del árbitro", aseguró el doctor D'Hooghe. "Sabemos que en esas situaciones cada minuto importa y que una intervención inmediata puede salvar vidas".

La FIFA ha adoptado numerosas medidas sobre este tema. Actualmente se llevan a cabo reconocimientos médicos antes de todas las competiciones de la FIFA para detectar aquellos casos en los que existe una predisposición a problemas cardíacos. Además, el F-MARC ha creado un Botiquín de la FIFA para Urgencias Médicas, que incluye un desfibrilador externo automático (AED), un aparato capaz de salvar vidas en caso de que se produzca un incidente sobre el terreno de juego. A todas las asociaciones miembros de la FIFA se les entregó el botiquín de urgencias en 2013, y el congreso de Zúrich ha ofrecido la ocasión de subrayar la necesidad urgente de que este equipamiento se convierta en normativo en todos los partidos de fútbol.

"Basándonos en las recomendaciones y opiniones de los médicos de los equipos y de las asociaciones miembros, en 2006 se definió y se puso en marcha la Evaluación Médica Previa a las Competiciones de la FIFA (PCMA)", explicó el médico de la selección de Alemania, el profesor Tim Meyer. "La PCMA es importantísima para prevenir la muerte súbita por paro cardíaco entre los futbolistas, porque algunas enfermedades se pueden detectar prematuramente. La FIFA va muchos pasos por delante de las recomendaciones que existen en las grandes asociaciones".

Fútbol para la Salud
Desde su fundación en 1994, bajo la presidencia del profesor Jiri Dvorak, el F-MARC ha llevado a cabo numerosos estudios científicos y ha creado programas innovadores para abordar problemas de salud. La práctica habitual del programa completo de calentamiento “FIFA 11+” puede reducir las lesiones hasta un 50%. El programa se ha puesto en marcha con éxito en muchas asociaciones miembros, incluida la de Alemania, actual campeona de la Copa Mundial de la FIFA™, y seguirá ampliándose todavía más.

Además, dado que el fútbol puede ser en sí mismo una herramienta fantástica para mejorar el estado de salud general, el F-MARC ha evolucionado progresivamente desde el concepto de “Medicina para el Fútbol” hacia concepto de “Fútbol para la Salud”.

"El año pasado usamos el ya afianzado sistema del “11 de la FIFA para la Salud”, mediante el poder del fútbol, para enfrentarnos a la epidemia de ébola en África occidental", comentó el profesor Dvorak. "Junto con nuestros colegas africanos diseñamos mensajes muy simples para prevenir el contagio y la transmisión del virus del Ébola en los tres países más afectados. En colaboración con el Banco Mundial, elaboramos carteles muy sencillos y creamos vídeos que se difundieron en las televisiones y radios nacionales. Se trata de un ejemplo de cómo utilizar la popularidad del fútbol para ayudar en situaciones de urgencia".

Presentado como parte del legado médico de la FIFA para África con ocasión de la Copa Mundial de la FIFA 2010™, el “11 de la FIFA para la Salud” se amplió después a Asia y América Latina, y actualmente está introduciéndose en el Caribe y en Europa. Cinco años después de su lanzamiento, más de 200.000 niños de 20 países se han beneficiado del programa. Los estudios publicados en respetadas revistas científicas han demostrado que, entre los niños, se ha conseguido un importante aumento de la sensibilización en materia de salud.

"Entre las ventajas de este programa figura el hecho de que la educación física esté cobrando relevancia en las escuelas", puntualizó el doctor Prince Pambo, líder de Proyectos Nacionales en Ghana. "El deporte escolar recibió un importante incentivo con la llegada de los equipamientos de la FIFA, se produjeron un notable incremento de la asistencia a las escuelas, y el programa sacó a la luz muchos posibles problemas de salud pública, como la obesidad infantil".

Lucha contra el dopaje
Por último, el Congreso de Medicina brindó la oportunidad de analizar con todas las asociaciones miembros los últimos avances en la lucha contra el dopaje. El Secretario General de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), David Howman, destacó la prolongada colaboración de la FIFA y la AMA y la introducción de nuevas medidas, como el programa del perfil biológico de los atletas.

"La principal función de la AMA consiste en proteger los derechos de los atletas honestos, de manera que puedan seguir confiando plenamente en el sistema global contra el dopaje", manifestó Howman. "Brasil 2014 fue el primer programa destinado a deportes de equipo por el que se efectuaron análisis a todos y cada uno de los deportistas que asistieron al Mundial. Todos se sometieron a análisis destinados a elaborar el perfil, cuyas muestras se enviaron a continuación al laboratorio de Lausana para crear los pasaportes biológicos de los jugadores. Se trata de un logro muy importante para la FIFA y la AMA".

El profesor Dvorak aprovechó la ocasión para anunciar la introducción, en colaboración con el laboratorio de Colonia, de pruebas muy innovadoras para detectar el dopaje genético en la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015.

"Tenemos la posibilidad de analizar el ácido ribonucleico interferente, que figura en la Lista de Sustancias y Métodos Prohibidos de la AMA, y ya hemos efectuado las primeras pruebas en el laboratorio de Colonia", reveló el profesor Dvorak. "No vamos a analizar a todas las jugadoras como en el Mundial de Brasil, sino a una serie de equipos elegidos. Buscamos la calidad con la inclusión de los análisis genéticos en la lucha contra el dopaje", concluyó.

Notas recomendadas