Desarrollo

El inspirador adiós a 13 años de sufrimiento de Jon Holmes

Jon Holmes gives a speech at a Sports Media LGBT+ event
© Others
  • Jon Holmes tardó 13 años en revelar que era gay a sus colegas
  • Fundó Sports Media LGBT+ para ayudar a otros en casos similares
  • "Fue realmente muy duro", confiesa

Jon Holmes quería librarse como fuera de ese lastre. Tenía 20 años y gozaba de su primer trabajo, pero en ese ambiente de machotes, fanfarronadas y carcajadas ante los chistes homófobos que imperaba en el periodismo futbolístico británico en la transición del siglo XX al siglo XXI, le paralizaba el temor a que contarles a sus colegas que era homosexual le sacase del círculo de amigos hacia la marginación social.

Así pues, el periodista de Devon optó por aguantar temporalmente el tormento hasta que sacase el coraje necesario. Pasaron seis meses. Luego un año. Después, angustiosamente, una década.

“En el año 2000, una redacción de periodismo futbolístico no era tan diferente de lo que pudiera ser un vestuario de un equipo de fútbol”, afirma Jon a FIFA.com. “Era muy machista. No había muchas mujeres ni personas de color. Eso era mucho antes de que hubiese cualquier tipo de conversación sobre diversidad e inclusión en el lugar de trabajo”.

“Intentar encontrar tu sitio ahí dentro cuando no estás seguro de si encajarás con el grupo como hombre gay, es bastante difícil. Piensas insistentemente que no encajarás. Fue realmente duro. Estaba en un bloqueo emocional”, añade.

Al cabo de 13 años, Jon finalmente se armó del valor necesario conociendo a su actual novio, Chris.

“Para mí, lo crucial fue conocer a alguien fuera del trabajo y enamorarme, y querer compartir eso”, subraya.

“Estaba en un lugar donde era mucho más feliz; me sentía mucho más seguro. Tuve una reacción realmente positiva. La gente comprendió que era algo con lo que había tenido problemas durante mucho tiempo”.

Así pues, ¿la suma de sentirse cómodo profesionalmente y disfrutar como persona hizo que Jon Holmes se sintiese plenamente realizado? Podría pensarse que sí. Sin embargo, Jon no fue egoísta, y no podía soportar que otros sufriesen como él lo había hecho.

“Solamente en los seis o siete últimos años hemos tenido muchas campañas como Rainbow Laces [‘cordones arcoíris’], Football versus Homophobia y otras iniciativas de inclusión que han empezado a ayudar a la gente y a permitirles entender mejor las experiencias de las personas LGBT en el trabajo, y por qué puede ser un problema para ellas en ocasiones”, explica.

“A finales de 2016, Sky Sports, mi empresa, abordó la cuestión con la campaña Rainbow Laces. Participan unas cuantas empresas y marcas: adidas, Barclays, Coca-Cola... Se nos conoce como el Team Pride [‘equipo del orgullo’]”, precisa.

“Eso me permitió saber más sobre lo que estaban haciendo los medios de comunicación. Claramente, había algunos ámbitos donde las cosas no estaban tan bien como podrían haberlo estado”.

“Todos conocemos los periódicos sensacionalistas y cómo tratan a veces a los futbolistas de la Premier League que podrían ser gays o bisexuales; con muchas imágenes de siluetas en las portadas de los diarios”, resalta Jon.

“En el verano de 2017, un amigo y yo recurrimos a las redes sociales y pusimos: ‘Has visto que existen redes LGBT en otros sectores. Si estás interesado en formar una red LGBT para la prensa deportiva, preséntate en este pub una tarde y hablaremos de ello’”.

“En esa primera reunión tuvimos unas 12 personas. Una auténtica mezcla: algunas mayores, otras más jóvenes. Algunas personas que se sentían con mucha confianza en sus lugares de trabajo, y otras que ni siquiera habían salido del armario en sus redacciones u oficinas”.

“Hablamos detenidamente de la situación. Había mucho entusiasmo por tener una red. Formalizamos [Sports Media LGBT+](https://sportsmedialgbt.com/), y la tuvimos constituida en noviembre de 2017”, relata.

“Celebramos nuestro primer acto para despegar en octubre de 2018. Fue en [la sede de] la BBC en Manchester. Tuvimos a un par de oradores invitados: Tom Bosworth, el marchador británico diploma olímpico, y Charlie Martin, piloto de carreras que es transexual. Hablaron de sus trayectorias personales en el deporte”.

“Tuvimos un recibimiento realmente bueno. Invitamos a mucha gente, y vinieron muchas personas de la comunidad LGBT de Manchester”, recuerda Jon.

“Quisimos hacer un acto más importante aún el siguiente mes de octubre, así que lo celebramos en la sede de Twitter en Londres. Hicimos un gran acontecimiento en torno a los Juegos Olímpicos con el australiano Matthew Mitcham, medallista de oro en saltos de plataforma, Susannah Townsend, que ganó el oro en Río 2016 con la selección femenina británica de hockey sobre hierba, y muchos activistas de base y personas LGBT del mundo del deporte que compartieron sus propias trayectorias”.

“Ahora estamos trabajando con diferentes organizaciones y entidades deportivas, así como con otros colectivos LGBT, para dar más visibilidad al tema de la inclusión. La gente puede consultarnos si quieren algún consejo o recursos. Acabamos de reunir nuestro primer dossier de recursos sobre cómo comunicar acerca de la inclusión LGBT si estás en el mundo de la prensa o la comunicación: #RainbowReady”.

“Otra iniciativa que hemos tenido funcionando es #AuthenticMe. La gente está empezando a comprender y saber mucho más sobre la salud mental. Estar en el armario puede suponer una carga tremenda para tu salud mental, puede afectar de veras a tu productividad”, explica.

“Estamos intentando hacer entender a la gente que si alguien del deporte o la prensa deportiva es LGBT, van a poder conseguir muchísimo más cuando sean capaces de ser auténticos y ellos mismos, y no tengan que modificar su comportamiento para encajar”, concluye Jon.

La Semana del Fútbol contra la Transfobia concluye hoy con el Día Internacional de la Visibilidad Transgénero. La misión de Jon Holmes continuará infinitamente.

Explora este tema

Notas recomendadas