Women's Football

Glasgow City: La excepción independiente que sobresale

Glasgow City players celebrate after a penalty shoot out victory during the UEFA Women's Champions League Round of 16 Second Leg match between Glasgow City and Brondby IF.
© Getty Images
  • El Glasgow City brilla en Europa rodeado de grandes nombres
  • Alcanzó los 4tos de final de la Liga de Campeones Femenina de la UEFA
  • Su fundadora habla del orgullo de los clubes independientes

El Glasgow City está muy acostumbrado a ser distinto. Pero este excepcional club nunca había destacado de una forma tan patente como ahora.

El elenco de cuartofinalistas de la Liga de Campeones Femenina de la UEFA lo ilustra a la perfección. Desde Arsenal hasta Bayern de Múnich, pasando por FC Barcelona o París Saint-Germain, la antepenúltima ronda de la competición está repleta de nombres familiarmente ilustres. O casi repleta… Porque entre esos pesos pesados con un generoso respaldo económico, figura el Glasgow City como la orgullosa y prominente excepción.

El campeón de Escocia ya llegó a esa ronda en otra ocasión. Pero entonces, en 2014, se vio rodeado por otros equipos femeninos independientes de Alemania, Escandinavia o Inglaterra. Ahora no se ve a esos equipos por ninguna parte, dado que el cada vez mayor respaldo económico de los grandes clubes masculinos ha transformado el panorama en la élite del fútbol femenino.

“Es increíble ver nuestro nombre en ese elenco de la Liga de Campeones, y es un grandísimo motivo de orgullo”, afirma a FIFA.com la fundadora y gerente del club, Laura Montgomery, que fue jugadora del Glasgow City durante más de una década. “Estoy segura de que eso también desbarata el tinglado un poco, porque habrá gente en el fútbol que sólo quiera ver a los grandes nombres”.

“No cabe duda de que el fútbol femenino en los últimos años ha tendido cada vez más a reproducir el modelo masculino. Pero creo que sigue habiendo sitio para un modelo diferente, que se enfoque únicamente en las mujeres y las chicas –y en defenderlas–. En los últimos años hemos recibido propuestas para asociarnos con clubes masculinos, y siempre nos hemos resistido por ese motivo”, subraya.

“Está claro que hay ventajas en que los grandes clubes masculinos se impliquen en el fútbol femenino, y doy la bienvenida a todo lo que aporte más inversiones y oportunidades a las jugadoras. Lo que me preocupa siempre es dónde encajan estos equipos femeninos dentro de las prioridades de sus clubes cuando llegan tiempos difíciles, dado que suelen funcionar con pérdidas. En los últimos años hemos visto cómo varios clubes masculinos ingleses sufrían problemas financieros –Sunderland, Charlton, Fulham, Notts County–; y una de las primeras cosas que experimentaban recortes o se suprimían por completo era el equipo femenino”, resalta Montgomery.

“En el Glasgow City siempre hemos hecho crecer al club de forma sostenible, y siempre lo haremos. Pero está claro que todos los factores juegan en nuestra contra y la de otros clubes independientes. Para ser sincera, cuando fuimos cuartofinalistas en la Liga de Campeones 2014/15, viendo cómo marchaban las cosas, pensé que nunca volveríamos a lograrlo. Si te fijas en el presupuesto que manejamos comparado con los de los equipos a los que nos enfrentamos, es un tanto increíble que lo hayamos conseguido”.

Laura Montgomery the co-founder of Glasgow City is seen during the UEFA Women's Champions League Round of 32 2nd Leg match between Glasgow City and Somatio Barcelona on September 27, 2018.
© Getty Images

‘Increíble’ es un adjetivo que podría aplicarse igualmente a su récord de 13 títulos consecutivos en la primera división escocesa. Pero el reto de mantener esa extraordinaria racha, al igual que el de progresar en Europa, se va complicando más cada año.

Y más esta temporada, tras haberse profesionalizado los equipos femeninos del Celtic y el Rangers (las potencias hegemónicas en el fútbol masculino escocés)... Pero aunque los dos Goliats de Glasgow dispongan ahora de contratos a tiempo completo como gran ventaja, el David de la ciudad no cederá su posición preeminente sin plantar batalla.

“¿Me quejé cuando me enteré de que el Celtic y el Rangers tendrán retribución a tiempo completo? En absoluto”, señala Montgomery. “Todo lo que eleve el nivel de la liga y del fútbol femenino escocés es bienvenido por mi parte. ¿Complicará más las cosas al Glasgow City? Muy probablemente… Pero somos un club al que siempre le han gustado los retos, así que nuestro modo de verlo es: a por ello”.

“De todas formas, siempre nos hemos visto superadas económicamente, porque, antes incluso de profesionalizarse, el Celtic y el Rangers ya podían utilizar los centros de entrenamiento de sus equipos masculinos, así como sus servicios y conocimientos de ciencia del deporte, sus acuerdos sobre equipación, y todos los beneficios derivados”, precisa.

“Adoptando un modelo centrado en las mujeres y haciendo las cosas bien, hemos conseguido –al menos hasta ahora– sobreponernos a esas desventajas. Que el Celtic y el Rangers se profesionalicen simplemente representa un nuevo reto para nosotras, y estamos preparadas para hacerle frente”.

Montgomery se muestra optimista sobre el futuro del Glasgow City cuando el fútbol regrese de su paréntesis forzado por el coronavirus, pero no ve con tanto entusiasmo el panorama general para el fútbol femenino escocés. La ex jugadora considera que la otra cara de los logros de su club, y del éxito de la selección nacional al clasificarse para dos grandes campeonatos seguidos, es que todo eso ha permitido disimular las grietas y guardar las apariencias.

“Ha sido un periodo fantástico”, señala. “Pero creo que los problemas del fútbol nacional escocés durante la última década han quedado camuflados por el hecho de que la selección y el Glasgow City hayan rendido por encima de su caché en las competiciones internacionales”.

“Lo que me frustra es que creo que algunas personas se han fijado en esos éxitos y han pensado: ‘El fútbol femenino lo está haciendo bien, y no necesita más apoyo ni inversiones’. Y en realidad sí lo necesita. Si queremos mantener los niveles que hemos alcanzado en los últimos años, hay mucho trabajo por hacer”, concluye.

Ser excepcional no resulta fácil. Pero si el respaldo necesario se materializa, que nadie se extrañe de que el Glasgow City siga siendo la excepción que sobresale durante muchos años más…

 Nicola Docherty of Glasgow City celebrates with team mates after victory in a penalty shoot out during the UEFA Women's Champions League Round of 16 Second Leg match between Glasgow City and Brondby IF.
© Getty Images

Explora este tema

Notas recomendadas