La FIFA

La FIFA mejora la protección de jugadoras y entrenadores de fútbol

Women's footballer silhouette

La Comisión de Grupos de Interés del Fútbol ha respaldado dos conjuntos de reformas trascendentales que servirán para ofrecer aún más protección tanto a las jugadoras como a los entrenadores de fútbol.

Estas reformas, concebidas en estrecha colaboración con diferentes grupos de interés, establecerán unos mínimos internacionales para las futbolistas, en especial por lo que respecta a la maternidad.

"Después del gran crecimiento experimentado recientemente y del éxito sin precedentes de la última edición de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ celebrada en Francia el año pasado, el fútbol femenino alcanza ahora un nuevo estadio en su desarrollo" —ha declarado Gianni Infantino, presidente de la FIFA — "El paso lógico era adoptar un marco regulatorio apropiado y ajustado a las necesidades del fútbol femenino".

Véase también

Fútbol femenino: condiciones laborales mínimas para las futbolistas

Las nuevas reglas propuestas incluyen una serie de medidas clave:

  • Baja de maternidad obligatoria de un mínimo de 14 semanas; se mantendrá al menos dos tercios del salario establecido en el contrato de la jugadora.
  • En el momento de reincorporarse al trabajo, el club deberá facilitar la reintegración de la jugadora y ofrecerá apoyo médico y físico.
  • Mayor protección laboral con el fin de garantizar que las futbolistas no se vean perjudicadas por el mero hecho de quedarse embarazadas.

La Comisión de Grupos de Interés del Fútbol aprobó otras nuevas normas con la intención de proteger también a los entrenadores de fútbol.

"El papel de los entrenadores es vital en el fútbol, pero históricamente no se les ha incluido en el marco regulatorio de este deporte. Hay que compensar esta carencia y darles el protagonismo que se merecen", añadió el presidente Infantino.

Véase también

Entrenadores de fútbol: nuevo marco regulador laboral FIFA

Esta nueva normativa establece unos mínimos en cuanto a los contratos laborales de los entrenadores y aporta claridad al contenido de los mismos.

Del mismo modo que se hizo con los contratos de trabajo de las jugadoras, el objetivo es mejorar la estabilidad contractual y la transparencia, así como garantizar el abono del salario de los entrenadores en los plazos establecidos en el contrato.

Estas nuevas normas recibieron el respaldo unánime de la Comisión de Grupos de Interés del Fútbol, formada por representantes de clubes, ligas y futbolistas, además de federaciones miembro y confederaciones.

Las reformas se presentarán en diciembre ante el Consejo de la FIFA para someterlas a su aprobación.

Documentos relacionados