Fútbol Femenino

Morgan puede con todo: causas, campañas y atajadas

Chloe Morgan in training.
  • Chloe Morgan, arquera del Crystal Palace, se incorpora a la directiva de Women in Football
  • Esta red, que lanzó su nuevo manifiesto esta semana, es el último proyecto de la guardameta-abogada
  • Nos cuenta cómo compagina el fútbol con su empleo cotidiano y sus campañas

Chloe Morgan es una abogada especializada en litigios que defiende la meta del Crystal Palace, y compaginar dos tareas tan exigentes ya es de por sí algo meritorio. Sin embargo, en su caso apenas se trata de la punta del iceberg de sus compromisos, sus logros y las buenas causas por las que lucha.

A sus 30 años, también es embajadora de KickOff@3, una iniciativa que utiliza el deporte para establecer buenas relaciones entre la juventud y la policía local. Además de todo eso, consigue encontrar tiempo para ejercer de responsable de diversidad e inclusión y entrenadora de guardametas del Goal Diggers FC, un club sin ánimo de lucro creado para hacer el fútbol más accesible para las mujeres y las personas no binarias.

Impresionante, ¿no? Pues aún hay más: Morgan es una apasionada activista que se vuelca en campañas sobre temas que afectan a las mujeres y a las comunidades LGBTQ+ y de personas negras, asiáticas y de minorías étnicas. Y ese activismo la ha llevado a asumir una función más: ocupar un puesto en el consejo de dirección de Women in Football.

“Es una entidad fantástica”, explica cuando se le pregunta qué la convenció para añadir otra responsabilidad a su ya abultada lista de compromisos. “Yo siempre he procurado pronunciarme en todo lo referente a la igualdad, y Women in Football me llamó mucho la atención por ser una red que está a la vanguardia en el impulso del cambio positivo. Y el propio fútbol puede ser una influencia enorme en muchísimos ámbitos sociales”, cuenta.

“Women in Football se puso en marcha en 2007, tiene más de 4.000 miembros y, además de combatir la discriminación por género, organiza actos para establecer redes, cursos de liderazgo y eventos de formación para mejorar la cualificación de las mujeres y los hombres en el sector del fútbol femenino. Es un verdadero honor formar parte de ella, espero poder contribuir al trabajo que hace, porque la discriminación por género sigue existiendo en el fútbol”.

“Una de las conclusiones de la reciente encuesta hecha por Women in Football es que un 66% de sus miembros han sufrido discriminación por género en el trabajo. Y solo en un 12% de esos casos alguien se animó a dar el paso de denunciarlo. Esto demuestra que todavía queda mucho trabajo por hacer”.

Women in Football: Wembley

Mucho trabajo para el fútbol, y también —como deja claro la considerable lista de causas con las que colabora— para la propia Morgan. Pero ¿no es demasiado? ¿No se siente desbordada por tantas obligaciones, que a veces chocan entre sí?

“Sí que tengo una agenda apretada, aunque me da la impresión de que estando ocupada rindo mejor”, señala a FIFA.com. “Hace falta mucha previsión y planificación para tenerlo todo siempre organizado y que las cosas no se solapen, pero me apasiona todo lo que hago, así que no hay nada que me incomode”, confiesa.

“A veces tengo un día duro en el trabajo, ocupándome de distintos casos y con situaciones bastante estresantes, y luego por la noche voy a entrenar con el Goal Diggers. Y aunque esté diluviando, paso un momento fantástico, lanzándome, trabajando con un grupo de personas estupendas. Puede ser el mejor momento de la semana”.

Aunque, por suerte, los grandes momentos abundan. Sin moverse de Londres, hace poco cambió el Tottenham Hotspur por el Crystal Palace, y está atravesando una segunda juventud bajo palos.

“Ahora mismo estoy disfrutando muchísimo con el fútbol”, afirma, entusiasmada. “En el Spurs lo pasé muy bien, pero necesitaba más tiempo de juego, y lo he encontrado en el Crystal Palace. Esa sensación de volver a pisar la cancha está siendo asombrosa, y estoy disfrutando cada minuto que paso formando parte de un gran grupo de chicas, y en un club muy ambicioso”.

“El fútbol femenino inglés está pasando por un momento muy emocionante”, añade. “Fijándose en los fichajes que vienen de la WSL —Sam Kerr, Alex Morgan, Pernille Harder y otras—, parece que Inglaterra es el sitio de moda. Eso siempre es positivo para que más chicas se animen a introducirse en este deporte”.

Y aunque Morgan solo tiene 30 años y aún le quedan varias grandes temporadas por delante, ya ha empezado a pensar en su futuro cuando cuelgue los guantes. Y como no podía ser de otro modo, piensa a lo grande.

“Creo que he abarcado bastante con todo lo que he estado compaginando, mi trabajo, el fútbol y las demás cosas. Y sinceramente, no quiero renunciar a ninguna de ellas”, dice. “Pero ya me voy acercando al final de mi carrera futbolística, en el futuro me gustaría asumir un papel todavía más activo en causas como las que promueve Women in Football y, si puedo, dejar un legado”.

“Mi objetivo último es lograr que las generaciones que vienen no tengan que vivir las experiencias negativas que tuvo que padecer mi generación, ya sean las mujeres o los grupos minoritarios. No va a ser fácil, pero vale la pena pelear por ello, y hay muchísimas buenas personas trabajando para conseguirlo”.

Y es difícil que nadie vaya a poner más empeño que la número 1 del Crystal Palace.

Chloe Morgan.

Explora este tema

Notas recomendadas