Fútbol Femenino

Portugal recorta distancias con paso lento pero firme

Anna Kozhnikova (L) from Russia & Carolina Mendes (C) from Portugal 
© imago images
  • El fútbol femenino portugués progresa exponencialmente
  • El país pelea con Rusia por la Eurocopa Femenina 2022
  • Las lusas acaban de alcanzar su mejor clasificación FIFA (30ª)

“Aquí aprendemos al ver a las mejores jugadoras, es nuestro ‘Mundial”. Son las palabras de la exseleccionadora de Portugal Mónica Jorge, que pronunció en 2011 refiriéndose a la Copa del Algarve. El torneo, que se celebra en tierras portuguesas, fue en su momento una de las pocas oportunidades que tenían las lusas de medirse, en calidad de anfitrionas, con los mejores combinados del planeta. Por aquel entonces ocupaban el puesto 43º de la Clasificación Mundial Femenina FIFA/Coca-Cola.

Un decenio más tarde, la situación es distinta. Portugal figura ahora entre los 30 primeros de la jerarquía mundial. Y cuatro años después de disputar su primer Campeonato Europeo Femenino de la UEFA, en los Países Bajos, apunta a una segunda participación consecutiva en el certamen. La Selecção das Quinas jugará el partido de vuelta de la eliminatoria de repesca en Rusia el 13 de abril, tras perder el choque de ida por 0-1.

“Es la segunda vez consecutiva que Portugal obtiene la clasificación para la repesca, pero esta vez lo hemos conseguido con mejores resultados en la fase de grupos. Terminamos segundas de la liguilla con un total de 19 puntos, con seis victorias, un empate y una derrota, contra Finlandia”, explica en declaraciones a FIFA.com Mónica Jorge, quien desde entonces es la responsable del desarrollo del fútbol femenino en su país. “El equipo merecía esta segunda oportunidad de clasificarse y espero sinceramente que la aproveche”.

Una segunda participación consecutiva en la Eurocopa supondría a todas luces un gran logro para Portugal, que ocurra lo que ocurra podrá presumir de haber protagonizado una verdadera hazaña en el fútbol femenino: haber elevado la disciplina tan alto en tan poco tiempo. Y es obviamente fruto de un trabajo intensivo en el que la Federación Portuguesa de Fútbol ha puesto todo su empeño.

“Nuestro principal motor han sido los torneos. Han surgido varios nuevos tanto a escala nacional como regional: por ejemplo, en 2015 se puso en marcha una liga femenina juvenil para las sub-19, en agosto de 2016 se creó una Supercopa Femenina, al igual que la Copa de la Liga en 2020…”, explica Jorge.

“Hemos hecho de la creación de nuevos equipos nuestro caballo de batalla. En concreto, han creado secciones femeninas clubes de renombre como el Sporting de Lisboa, el Benfica o el SC Braga. Y eso ha contribuido al desarrollo de nuestra disciplina, que resulta más atractiva para los medios de comunicación, para los aficionados y, en consecuencia, para los patrocinadores. Por último, hemos invertido mucho en el entrenamiento y el liderazgo femenino”, continúa.

¿Sabías que…?

La Federación Portuguesa ha sido la primera en dotarse de su propio canal de televisión. “Es una herramienta que ayuda al desarrollo del fútbol femenino, ya que emite periódicamente muchos partidos de la liga y de la Liga de Campeones”.

Monica Jorge (Portugal)
© Others

Tras los pasos de Cristiano y compañía

Todo esto se ha reflejado, como es lógico, en todas las categorías de edad de la selección nacional. Portugal llegó a las semifinales del Campeonato Femenino Sub-19 de la UEFA en 2012 y luego se clasificó para las fases finales de la EURO Sub-17 de 2014 y 2019, mientras que la selección absoluta alcanzó la Eurocopa 2017. “Al competir contra rivales que están entre los diez primeros se crece y se aprende más rápido”, resume Jorge.

Aunque Portugal haya acortado de forma muy meritoria parte de la distancia que lo separa de los pesos pesados del fútbol femenino, “todavía está muy lejos de los equipos punteros”, analiza. “Nuestra selección es cada vez más competitiva, pero aún no estamos en condiciones de pelear por los títulos. Tiene que seguir progresando, y eso pasa por la clasificación para la Eurocopa 2022. Vamos por el buen camino. Estoy convencida de que algún día podremos auparnos junto a los mejores, como ha hecho la selección portuguesa masculina”, concluye Mónica Jorge.

Explora este tema

Notas recomendadas