Desarrollo

Vanuatu explora el potencial de Oceanía

Cuando el vistoso conjunto de las Islas Salomón venció 5-2 a Camerún y dio a la Confederación de Fútbol de Oceanía (OFC) su primera victoria en la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA, en 2006 —ganándose de paso el cariño de miles de hinchas de Río de Janeiro—, pudo verse claramente que la región tenía un potencial enorme en esta modalidad, si bien aún debía pulirlo.

Y el beach soccer oceánico no ha dejado de mejorar desde entonces, y las selecciones de la OFC han venido mostrando claras señales de progresos técnicos y una pasión cada vez mayor por el deporte. Ese entusiasmo alcanzó su punto máximo con el tremendo éxito que supuso la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Tahití 2013, en la que innumerables espectadores llenaron el estadio de Papeete y el equipo anfitrión logró un extraordinario cuarto puesto, quedándose a una tanda de penales de vencer a Brasil, cuatro veces campeón del mundo, y colarse en el podio.

Con el fin de coronar nuevas metas en el marco de este progreso y llegar a toda la región, el departamento de Desarrollo de la FIFA aunó esfuerzos con la OFC y la Asociación Tahitiana de Fútbol durante el torneo de 2013 para organizar un seminario de beach soccer, en el que participaron directores técnicos y representantes de esta disciplina de las asociaciones miembro de la confederación. Los resultados han sido palpables, y el interés ha aumentado muchísimo. Todo ello se ha traducido en iniciativas como la última edición del Curso de Entrenamiento de Beach Soccer de la FIFA, que reunió a 25 participantes en Vanuatu entre los días 1 y 5 de diciembre.

“El principal objetivo del curso era empezar una nueva fase de desarrollo en el beach soccer en Vanuatu. Se ha centrado en la planificación a largo plazo: identificar instalaciones en las que jugar al beach soccer, desarrollar actividades de base y organizar competiciones periódicas en todos los niveles, sobre todo como una ampliación de la temporada de fútbol existente”, explica el instructor de beach soccer de la FIFA Paul Toohey, que ya dirigió un curso similar organizado en mayo, en Tonga.

“En un futuro próximo, confío en que Nueva Caledonia y Tahití organicen cursos”, afirma Toohey. “Y sería estupendo ver a Fiyi de nuevo activo en este deporte. Nueva Zelanda es otro país que tiene un gran potencial, en caso de que desee reincorporarse a la familia del beach soccer”.

Planificación a largo plazo
Las características geográficas de la región y su pasión por el fútbol once se combinan con un entorno muy apropiado para el desarrollo del beach soccer. De hecho, lo más habitual es que las figuras del beach soccer de Oceanía tengan vínculos directos con el fútbol, como es el caso de dos de los participantes en el seminario, Richard Iwai y Chickau Mansale, ¡que han representado a Vanuatu en los clasificatorios mundialistas de fútbol, beach soccer y futsal! Y es lógico: no cabe duda de que en un país cuya población apenas supera las 266.000 personas, maximizar el talento para aplicarlo en las distintas ramas del deporte rey constituye una estrategia de desarrollo inteligente.

“Hemos ofrecido a una nueva generación de técnicos un curso de iniciación al entrenamiento del beach soccer, con clases prácticas y teóricas. Paralelamente al curso, hemos organizado un par de torneos”, indica Toohey. “Es innegable que el beach soccer de Oceanía tiene un potencial fantástico. En nuestra región muchos niños crecen jugando al fútbol en la playa, y desde muy pequeños tienen afinidad con la arena. De hecho, se dice que nuestros jugadores ‘nacen en la arena’, así que en ese sentido las características de nuestra región son idóneas”.

Con todo, mantener el ritmo que está registrando la evolución del beach soccer por todo el mundo no resulta fácil, y requiere un compromiso similar al que ha permitido a los tahitianos pasar de ser en pocos años un equipo modesto y desconocido a uno de los mejores del globo. “No podemos limitarnos a depender del entorno natural y de nuestra pasión por el juego. Para desarrollar el deporte nos hace falta compromiso a largo plazo: organizar y promocionar más torneos y preparar a la próxima generación de jugadores, que competirán al más alto nivel”, recomienda Toohey. “Si nuestras asociaciones miembro pueden seguir los pasos de Tahití y Nueva Caledonia, por ejemplo, que han desarrollado nuevas competiciones e incluido el beach soccer en sus programas de base, eso ayudará mucho a conseguir que el deporte crezca”.

Explora este tema

Notas recomendadas

OFC Beach Soccer Seminar

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2013

Oceanía trabaja sobre la arena

30 sep. 2013

Beach Soccer: eliminatorias europeas

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2015

Beach Soccer: eliminatorias europeas

11 dic. 2014

Beach Soccer: goles que valen un Mundial

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2015

Beach Soccer: goles que valen un Mundial

11 dic. 2014

Ya es 2015 en Espinho

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2015

Ya es 2015 en Espinho

02 dic. 2014

¿Recuerdas...? El loco partido por el bronce

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2013

¿Recuerdas...? El loco partido por el bronce

09 abr. 2014

Action image of the match Spain and Ukraine  (6-6, PEN 4-3) at the UEFA Beach Soccer World Cup Qualifier in Jesolo, Italy, September 12, 2014 (Photo: beachsoccer.com)

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2015

Rusia, España e Italia son mundialistas

12 sep. 2014

Switzerland players celebrate after qualifying for the Beach Soccer World Cup in Italy, September 11 2014 (Photo: beachsoccer.com)

Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2015

Suiza saca su boleto para Portugal

11 sep. 2014