OBJETIVO Nº 5: GLOBALIZAR NUESTRAS COMPETICIONES

FIFA_banner_5

El fútbol es un fenómeno global, y lo es cada vez más. En este sentido, la FIFA vela por que sus competiciones sean eventos realmente globales en cuanto a integración, ubicación, público y, sobre todo, impacto.

A. ADOPTAR FORMATOS GLOBALES E INCLUSIVOS

Las competiciones de la FIFA deben reflejar la idea de inclusión en su máxima expresión. Con este objetivo, el formato de los torneos debe garantizar que niños y niñas, hombres y mujeres —ya jueguen en clubes o selecciones— tengan la oportunidad de enfrentarse a rivales de todo el mundo con más frecuencia.

B. OFRECER A NUESTROS MIEMBROS MÁS OPORTUNIDADES DE ORGANIZAR UNA COMPETICIÓN DE LA FIFA

Organizar un torneo, incluso si es juvenil, puede beneficiar enormemente al fútbol de un país, y la FIFA debe ofrecer esta oportunidad a un número creciente de federaciones mejorando siempre sus procesos de candidatura y ofreciendo apoyo a los miembros interesados.

C. ALCANZAR AUDIENCIAS GLOBALES E INTERACTUAR CON ELLAS

En el entorno futbolístico, las tecnologías digitales facilitan interacciones rápidas y vínculos más sólidos con el público, cada vez mayor. La FIFA debe aprovechar esta situación para crear una conexión más profunda y mundial con la comunidad futbolística.

D. GENERAR UN IMPACTO GLOBAL

Las competiciones verdaderamente globales generan un impacto verdaderamente global. La FIFA debe trabajar para garantizar que los avances sociales, económicos y medioambientales fruto de la organización de un torneo marquen la diferencia no solo en el país organizador, sino también más allá de sus fronteras.