OBJETIVO Nº 7: MAXIMIZAR NUESTRA INFLUENCIA EN EL DESARROLLO GLOBAL DEL FÚTBOL

FIFA_banner_7

Uno de los objetivos estatutarios de la FIFA es mejorar el fútbol constantemente y promocionarlo a escala global. Con este fin, se debe enriquecer el panorama del desarrollo del fútbol para lograr una repercusión positiva en todas las disciplinas: fútbol masculino y femenino, fútbol juvenil, futsal y fútbol playa.

A. PROMOVER LA BUENA GOBERNANZA

La buena gestión es un requisito indispensable para desarrollar el fútbol. Tras los progresos registrados en la FIFA mediante la implementación de sus propias reformas, el órgano rector del fútbol mundial debe seguir fomentando los principios de buena gobernanza en todas sus federaciones miembro y ofrecerles apoyo para que armonicen sus estatutos y reglamentos siguiendo este ejemplo.

B. AUMENTAR LA PRESENCIA GLOBAL

La FIFA debe trabajar por salvar la distancia geográfica con sus federaciones miembro reforzando su red de oficinas regionales. Para este organismo, es vital mantener el contacto directo con sus grupos de interés, por ejemplo, ofreciéndoles servicios personalizados o realizando visitas administrativas, formativas o de otro tipo.

C. PROMOVER EL DESARROLLO DE INFRAESTRUCTURA DESTINADA AL FÚTBOL

La infraestructura futbolística suele ser la esencia de toda comunidad que practique este deporte. La FIFA deberá promover su desarrollo global mediante inversiones fiables y a largo plazo, a fin de garantizar que todas las federaciones miembro puedan disfrutar de al menos un estadio de primera categoría que cumpla con los estándares de la FIFA, así como de más instalaciones de entrenamiento, campos y estados de menor tamaño. Una de las prioridades de la FIFA es el respeto por el medioambiente, motivo por el cual la institución se esfuerza por garantizar que toda la infraestructura financiada a través del Programa Forward cumpla los requisitos mínimos de sostenibilidad.

D. FAVORECER LAS APTITUDES DE LOS PROFESIONALES DEL FÚTBOL EN TODO EL MUNDO

La administración del fútbol tiene un papel crucial en su desarrollo. Por este motivo, la FIFA seguirá creando condiciones que permitan profesionalizar los procesos de sus federaciones miembro y la labor de quienes trabajan en ellas a través de programas específicos de formación continua. La FIFA se centrará en formar a los profesionales del fútbol de todo el mundo, fortaleciendo su red académica y promocionando programas educativos acordes con sus necesidades.