OBJETIVO Nº 3: AUMENTAR LA EFICIENCIA Y EFICACIA DE NUESTRA ORGANIZACIÓN

FIFA_banner_3

La FIFA tiene el deber de servir al movimiento futbolístico y de satisfacer las necesidades de sus miembros. Para ello, debe adoptar un enfoque de servicio y no dejar de aumentar sus capacidades organizativas para ser cada vez más eficiente y eficaz.

A. CONSULTAR A LOS GRUPOS DE INTERÉS DE MANERA REGULAR

La presencia del fútbol en todo el mundo adopta muchas formas: desde programas de desarrollo hasta festivales de fútbol base, pasando por la final del evento deportivo más visto del planeta. Mejorar el juego implica escuchar a los protagonistas de cada una de esas áreas, motivo por el cual resulta esencial que la FIFA fomente el diálogo productivo y refuerce las consultas con las partes interesadas acerca de todas las cuestiones clave, que abarcan el desarrollo de competiciones, las Reglas de Juego o la regulación del sistema de traspasos.

B. OPTIMIZAR Y DIGITALIZAR LOS PROCEDIMIENTOS INTERNOS

La introducción de soluciones tecnológicas avanzadas potenciará las capacidades productivas y la eficiencia de la organización, y también aumentará el nivel de servicios prestados a los miembros de la comunidad futbolística. En particular, deben optimizarse los procesos administrativos para facilitar el trabajo colaborativo.

C. CREAR ESTRUCTURAS ORGANIZATIVAS ADECUADAS A LOS OBJETIVOS

A fin de satisfacer las necesidades de las partes interesadas y reflejar la labor que la administración realiza en muchas áreas, la FIFA debe optimizar su marco interno e implantar estructuras adecuadas a los objetivos para respaldar determinadas tareas, como la organización de competiciones. Ese es el caso de la estructura de joint venture constituida para organizar la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™.

D. ATRAER A LOS MEJORES TALENTOS Y DESARROLLAR RECURSOS HUMANOS

A lo largo de los años, la plantilla de la FIFA ha ido creciendo en número, pero también en diversidad y en capacidades. A fin de mantener su posición como empresa internacional en la que aspiran a trabajar profesionales de todo el mundo, la FIFA seguirá fomentando una cultura de inclusión e igualdad, ampliando la formación y el desarrollo de su personal, atrayendo así a los profesionales con más talento de todos los lugares.