Fútbol femenino

Brotes verdes en el Pacífico de cara a 2023

School visit by Fiji at 2019 OFC U-19 Women's Championship
© OFC
  • Aumentan las actividades de desarrollo del fútbol femenino en Oceanía
  • El anuncio de la sede del Mundial Femenino 2023 estimula el fútbol en la región
  • "Aún hay una enorme cantidad de potencial y oportunidades sin explotar"

El anuncio de la designación de Australia y Nueva Zelanda como coorganizadoras de la próxima edición de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ ha suscitado revuelo en la región. Más aún, ha resultado ser un verdadero catalizador a la hora de impulsar el crecimiento del fútbol femenino.

En Asia, muchos países tienen ahora sus miras puestas en metas más altas. Lo mismo sucede en el Pacífico, donde el Mundial será toda una primicia. Allí, el fútbol femenino ha experimentado un fuerte estímulo con una avalancha de actividades de desarrollo en los últimos meses.

No siempre ha sido así en las naciones insulares del Pacífico, tradicionalmente dominadas por Papúa Nueva Guinea. No obstante, ya había indicios de cambio antes del anuncio del mes de junio para 2023.

Papúa Nueva Guinea albergó la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2016, todo un hito en la región. Y en 2018, las 11 componentes de la confederación tomaron parte por primera vez en la Copa de Naciones de la OFC, que también sirvió como torneo clasificatorio para Francia 2019. En esta competición, Fiyi arrebató la condición de eterna subcampeona a Papúa Nueva Guinea, que hasta entonces siempre había estado detrás de la reina Nueva Zelanda.

Franck Castillo, secretario general de la OFC, declaró recientemente que había llegado el momento de poner un mayor énfasis en el fútbol femenino. "Tenemos la oportunidad de construir un legado para el fútbol femenino en los próximos años y la OFC quiere potenciar la creciente participación e inversión en el fútbol femenino en el Pacífico".

En 2020, el modesto ímpetu de los últimos años se ha convertido en una verdadera oleada. "Con la motivación añadida de la celebración de la Copa Mundial Femenina de la FIFA en Nueva Zelanda y Australia en 2023, hemos visto cómo todas las Federaciones Miembro han comenzado a priorizar el fútbol femenino", declaró a FIFA.com Emma Evans, directora de Desarrollo del Fútbol Femenino de la OFC.

"Como resultado, ocho de las 11 Federaciones Miembro cuentan ahora con un director/a de desarrollo del fútbol femenino al frente del fútbol femenino, cuando a comienzos de 2020 solo eran cuatro". Evans también supervisó en julio la introducción del Programa de Fomento de las Capacidades en el Fútbol Femenino de la OFC, que ofrece formación y orientación a los/as responsables de desarrollo del fútbol femenino.

Melanesia, en la mitad occidental del continente, ha dominado tradicionalmente. Pero ahora también surgen brotes verdes en Polinesia. En Tonga, miles de niñas se han introducido en el fútbol de la mano del Programa Heilala Manongi.

"Nos centramos en el fútbol femenino respaldados firmemente por nuestro presidente y comité ejecutivo, en especial dado que la edición de 2023 se celebrará localmente, lo que quizás suponga oportunidades", nos contaba recientemente Kilifi Uele, director técnico de la federación de Tonga.

En la cercana Samoa, hay un responsable de desarrollo del fútbol femenino en cada isla. Además, se han lanzado festivales y centros de fútbol en ambas islas, con más de 300 niñas participantes en cada programa, así como cursos semanales para entrenadoras y voluntarias en apoyo de estas iniciativas.

En los confines orientales de Polinesia, Tahití ha dado pasos de gigante dentro y fuera de la cancha con el asesoramiento de Stephanie Spielmann, participante en el Programa de Formación de Entrenadoras de la FIFA. Tahití es asimismo el único país de Oceanía que cuenta con una competición femenina de fútbol playa.

Entretanto, en Islas Salomón, hay en marcha una liga nacional femenina y el país albergará los Juegos del Pacífico 2023. El potencial allí es enorme, dada la sed de fútbol de sus habitantes y los logros alcanzados por su vecina, Papúa Nueva Guinea.

"Durante los últimos cinco años más o menos no hemos invertido muchos esfuerzos en el fútbol femenino, y ahora vemos la oportunidad. Así que nos gustaría centrarnos en el fútbol femenino e intentar hacerlo crecer y llevarlo a otro nivel", afirmó Antoinette Miniti, directora en funciones de Desarrollo del Fútbol Femenino de Islas Salomón.

La pasión por el deporte rey en la región es indudable, lo que significa que el crecimiento puede ser notable. La OFC espera que la nueva liga de Islas Salomón sea un catalizador y que el ejemplo cunda entre el resto de países de la confederación

"Aunque estamos avanzando mucho en el fútbol femenino, aún hay una enorme cantidad de potencial y oportunidades sin explotar en Oceanía, tanto dentro como fuera del terreno de juego", apuntó Evans. "Con la motivación añadida de la celebración del Mundial Femenino en la confederación, la OFC buscará implantar una estrategia para el fútbol femenino, que se servirá del poder del fútbol para impulsar el cambio social, promover la igualdad de género y crear más oportunidades para las niñas y las mujeres en el Pacífico. Estoy ansiosa por ver cómo el fútbol femenino sigue progresando en Oceanía, y no me cabe duda de que con la pasión, el compromiso y el dinamismo de quienes están al frente del fútbol femenino en Oceanía, eso es exactamente lo que sucederá".

Explora este tema

Notas recomendadas