Fútbol femenino

Carlos Borrello: "Hemos reducido las distancias con Brasil"

Entre las grandes potencias del fútbol mundial, batir marcas se vuelve cada día más complicado. Sin embargo, en Argentina hay un hombre que logró algo único en el fútbol de ese país. Carlos Borrello, un nombre poco conocido en el fútbol mundial, ha entrenado y clasificado al seleccionado argentino femenino para jugar su primera Copa Mundial del Fútbol Femenino de la FIFA de la historia. Este hombre, que llegó al fútbol femenino "por casualidad", dialogó con FIFA.com acerca de las posibilidades de su equipo y la dificultad existente para desarrollar esta especialidad en Sudamérica.

FIFA.com: ¿Qué conclusiones saca respecto a la actuación del equipo en el sudamericano?
Carlos Borrello: Muy buenas. Lo más importante, en principio, es la clasificación del equipo. Pero no hay que descuidar algo tanto o más importante aún: hemos reducido las distancias con Brasil. Antes perdíamos por 6 ó 7 goles de diferencia, algo muy fastidioso. Ahora, y teniendo en cuenta que ellas tienen 10 años más de preparación, hicimos un gran partido, muy parejo. Perdimos 3-2 y tuvimos posibilidades de obtener un marcador mejor.

¿Cuál es el punto fuerte del equipo?
Este seleccionado argentino es muy ofensivo. Va a marcar diferencias desde el primer minuto, con muchas variantes. De la mitad de la cancha para arriba es un equipo temible.

¿Y el débil?
Siempre hay cosas que corregir. Nuestras arqueras son muy jóvenes, y aunque están entre las mejores de Sudamérica, necesitan competencia. La defensa también es relativamente joven, pero podemos mejorar con más partidos.

¿Cuáles son las jugadoras más importantes? ¿Qué aportan al equipo?
Todas se destacan, aunque la mayoría de los entrenadores y oficiales del torneo quedaron impresionados con Marisol Medina, la goleadora del torneo. No sólo anota, sino que se tira atrás a armar juego, asiste a sus compañeras y posee un gran remate. Ha marcado goles desde fuera del área y, lo que es muy importante, ha perdido el miedo a cabecear. Es una jugadora muy completa. Luego, la columna vertebral del equipo la conforman Clarisa Huber, Marisa Gerez y Rosana Gómez (capitana).

¿Cómo describiría el estilo de juego del equipo?
Como decía antes, es un equipo ofensivo. No sabemos esperar a las rivales, vamos a buscar el triunfo desde el comienzo. Eso sí, siempre jugando por abajo y con buen manejo de pelota.

¿Cuál es la táctica que aplica usted en el equipo?
En el fútbol, se puede jugar de dos maneras: ofensivo o defensivo. Yo coloco al equipo con un dibujo 4-3-1-2, que puede variar a tres delanteras según las circunstancias del partido. Siempre digo a mis jugadoras que la pelota tiene dos destinos posibles: el arco o una compañera. Esa es la premisa con la que trabajamos hace tiempo.

¿Cuáles son las expectativas para la Copa Mundial del Fútbol Femenino de la FIFA?
Ante todo, aspiramos a pasar la primera fase. Sabemos que nada es imposible, pero también que para lograrlo debemos preparar bien el aspecto físico, el trabajo de gimnasio y el desarrollo muscular.

¿En qué punto se encuentra el fútbol femenino en Sudamérica?
No es un nivel parejo de competencia, pasa por altibajos constantes. Algunos equipos se preparan seriamente para las competiciones y otros lo hacen con apenas un mes de anticipación. Todo pasa por una decisión política y económica. Si el fútbol femenino no brinda réditos, es difícil conseguir apoyo. Lo ideal sería tirar una semilla para ver qué se puede cosechar…

¿Qué opina respecto a Brasil?
Se ha renovado con jugadores muy buenas, excelentes. Cuentan con Katia y Pretinha en el ataque, al que se ha sumado Martha, la número 10, que será una gran estrella mundial en un par de años. Juega de enlace, tiene una pegada formidable. Es una fenómeno sin ningún lugar a dudas. El resto del equipo ya lo conocemos. Su defensa es físicamente imponente, sus jugadoras son torres y uno rebota contra ellas. Juegan al pelotazo largo, pero son excelentes haciendo paredes y cambiando de ritmo. Eso no se ve ni en algunos partidos de primera división masculina.

¿Cómo preparará al equipo de ahora en adelante?
Lo importante es jugar amistosos. Planeamos uno contra un equipo sudamericano, y luego viajar a enfrentar a México y Costa Rica. Además, pensábamos ir a Europa, pero con el cambio de sede del torneo no sabemos a ciencia cierta contra quién jugaremos. En una preparación, es importante dividir el trabajo en dos partes: entrenamiento y competencia. Nos falta esta última, que esperamos mejorar en los próximos meses.

Explora este tema