Mujeres en el fútbol

De analista química a una de las mejores asistentes del mundo

Assistant referee Kathryn Nesbitt patrols the sideline
© imago images
  • Kathryn Nesbitt fue nombrada Árbitra Asistente del Año de la MLS 2020
  • Se convirtió en la primera mujer en recibir este premio
  • Habló en exclusiva con FIFA.com sobre todo lo relacionado con el arbitraje

Kathryn Nesbitt se convirtió en la primera mujer en dirigir un partido oficial de deporte masculino en América del Norte el pasado mes de diciembre, cuando arbitró el choque de la Copa MLS entre Columbus Crew y Seattle Sounders.

En cualquier caso, la designación de Nesbitt no fue ninguna sorpresa para quienes la seguían más de cerca. A este reconocimiento le había precedido su presencia en la final del Torneo MLS is Back a principios de 2020, en el que se convirtió en la primera mujer en formar parte del equipo arbitral en una final liguera. Los resultados de la votación, que la MLS hizo públicos, también justifican que ganara este galardón.

Pero ¿por qué se hizo árbitra en primer lugar?

"Cada persona tiene su camino", cuenta Nesbitt a FIFA.com. "Empecé de pequeña, como un trabajo de verano, y aquello me introdujo en el fútbol y, finalmente, me ha mantenido ligada al deporte. Me gustaba mucho estar activa, y también puede ser una actividad competitiva a su manera. Para mí fue genial tener la oportunidad de intentar ser la mejor en algo y, además, haciendo ejercicio. Eso fue lo que me animó a seguir adelante".

France v Korea DPR: Group  - FIFA U-20 Women's  World Cup France 2018 Quarter Final
© Getty Images

Lejos del fútbol, la pasión de Nesbitt son la química analítica y la enseñanza, dos disciplinas que, aunque parezcan muy distintas y distantes al fútbol, lo cierto es que se entrelazan.

Yo fui profesora de química hasta dos semanas antes de la Copa Mundial Femenina 2019. Estuve diez años investigando por mi cuenta y abrí mi propio laboratorio en la universidad (Universidad de Towson, en Baltimore). Mi experiencia en la investigación consiste en descubrir métodos mejores para analizar las sustancias químicas del cerebro, y nuestro laboratorio se centraba en desarrollar, mejorar y optimizar las técnicas para tomar muestras de sustancias químicas del cerebro y analizarlas luego".

Su carácter analítico le ha acompañado desde el principio, pero ¿en qué medida le ha ayudado ese rasgo a crecer como árbitra asistente?

“En mi caso, tomo decisiones constantemente, y esas decisiones no siempre son fáciles", explica Nesbitt. "Es cuestión de ser capaz de asimilar muchos datos de una tacada —cómo ha sido la entrada, la reacción del futbolista, cómo se está desarrollando el partido— y tomar las mejores decisiones".

"Los árbitros también nos volcamos mucho con nuestra profesión. Nos tomamos los partidos tan en serio como los futbolistas. De hecho, nuestra preparación se parece mucho a la suya".

"Hay decisiones que no admiten discusión. Si un defensor derriba a un atacante que está a dos metros del arco, siempre va a estar evitando una ocasión manifiesta de gol, pero lo cierto es que estas cosas nunca ocurren así. Y una jugada jamás se repite exactamente de la misma manera. El fútbol cambia constantemente. Mi labor principal como árbitra asistente consiste en señalar el fuera de juego, y no siempre es tan claro como lo parece a veces".

Es una profesional consumada, que ha abierto la puerta para que la sigan muchas otras mujeres. En la FIFA trabajamos por un futuro en el que el género no sea una barrera en el desarrollo y nombramiento de árbitras. Katy es un brillante ejemplo de que es posible.

Kari Seitz, Jefa de Arbitraje Femenino de la FIFA

El debut profesional de Nesbitt llegó en 2013, en el partido inaugural de la National Women's Soccer League (NWSL) y ante un público muy numeroso. Al contrario de lo que podría pensarse, Nesbitt asegura que, cuanta más gente haya en las gradas, más se concentra.

Debido a la pandemia mundial, la asistente ha tenido que acostumbrarse al silencio casi total en este último año. De hecho, pasó siete semanas en "la burbuja" como miembro del equipo arbitral que dirigió el Torneo MLS is Back, que se disputó entre el 8 de julio y el 11 de agosto de 2020.

"Los primeros días, todo el mundo estaba un poco nervioso por cómo iban a salir las cosas, pero fuimos acostumbrándonos poco a poco y, al cabo de unos días, ya nos sentíamos muy cómodos", señala. "Le doy mucho mérito a la MLS por habernos ayudado en ese sentido. Estábamos metidos en una burbuja. No podíamos salir para nada".

"Lo que provoca ese ambiente, al menos para los árbitros, es que estés tan metida y concentrada en el fútbol y en tu trabajo que, cuando llegan los partidos, estás más preparada de lo normal. Básicamente, vives, comes y respiras fútbol durante todo el día".

Pero los árbitros también son personas, de modo que ¿hasta qué punto pueden ser de agotadores los torneos así?

"El estar lejos de tu familia te desgasta mucho, por supuesto", señala. "Eso es, seguramente, lo más difícil de todo. El hotel en el que nos alojamos disponía de instalaciones fantásticas para nosotros. Éramos un gran grupo de árbitros muy motivados".

"Incluso en esos días tan difíciles en los que pitabas un encuentro a las nueve de la mañana con el calor de Orlando y luego ya estabas cansada el resto del día, lo bueno era que podías sentarte a cenar con tus amigos y sobrellevar esos momentos tan complicados. Y menos mal que ahora existen las videollamadas. Todos mandábamos flores a casa a nuestras parejas para que estuvieran contentas".

Al mismo tiempo, Nesbitt es muy consciente de la percepción que tienen aficionados, futbolistas y entrenadores del cuerpo arbitral.

"Sabemos que siempre somos los malos de la película", reconoce. "Cometer errores forma parte de nuestra naturaleza humana. Los árbitros intentamos ser lo mejor para el fútbol y queremos ser los mejores en lo que hacemos, pero cometer errores nos fastidia tanto como a cualquiera".

¿Cómo le ha cambiado el arbitraje y en qué percibe que hoy es una persona distinta a la que fue ayer?

"Lo más importante es que me ha enseñado a extraer lecciones positivas de cualquier situación y aplicarlas en muchos otros ámbitos. Ofrezco mi mejor versión cuando estoy contenta y soy más positiva, aprovecho oportunidades increíbles y no doy nada por sentado. Ese es un aspecto muy destacado que puedo aplicar en la vida con mi familia y en casa".

Nesbitt es una gran hincha del fútbol. Además, se ha formado en el videoarbitraje a nivel profesional e insiste en que "a nadie le interesa ralentizar el juego".

No obstante, ser árbitra asistente requiere mucho más que señalar correctamente un fuera de juego. También hay que detectar si el balón ha traspasado o no la línea de banda, asistir al colegiado principal en las faltas o los incidentes sin balón que se producen más cerca de ella, ayudar a la hora de decidir si es penal, etc. Y también ha de lidiar con conflictos de manera habitual.

"Cada persona desarrolla su propio estilo a la hora de gestionar esos momentos; algunas son más estrictas e inflexibles, otras son tranquilas. Es un conjunto de destrezas. Yo soy bastante directa y proactiva con los futbolistas, e intento evitar que la situación se descontrole".

Del mismo modo que la gente joven se fija en sus ídolos, es indudable que Nesbitt ha inspirado a mujeres aspirantes a ser árbitras de todo el mundo a dar lo mejor de sí mismas y llegar a lo más alto.

"Es todo un honor que la gente diga que me he convertido en un modelo a seguir para las mujeres", concluye.

Eric Weisbrod, Kathryn Nesbitt, Alan Kelly, Nima Saghafi, Ian Anderson 
© imago images

Explora este tema

Notas recomendadas