Mujeres en el fútbol

Ferguson, de jugadora a productora de televisión

Alicia-Ferguson
  • Alicia Ferguson se ha forjado una carrera sólida y diversa como productora
  • La laureada exinternacional australiana vive ahora en Londres
  • Habla de su salto a la televisión, el avance de la disciplina y mucho más

Hace una década, la trayectoria de Alicia Ferguson cambió de rumbo por completo. La veterana centrocampista internacional australiana quería adaptarse a una vida alejada de los estrictos parámetros de la rutina del deporte de élite, y consiguió un puesto como analista de televisión en la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011™, entre una constelación de grandes nombres, en la cadena estadounidense ESPN.

En la actualidad, su currículo rebosa experiencia televisiva, tanto delante como detrás de las cámaras. En concreto, es productora de Ultimate Goal, un programa de gran éxito en el Reino Unido que lleva a cabo una búsqueda mundial para descubrir a la próxima estrella del fútbol femenino.

Su carrera como futbolista fue igualmente intensa. Tras debutar con su selección a los 15 años, Ferguson, criada en Brisbane, disputó 66 partidos y lució el brazalete de capitana, participó en unos Juegos Olímpicos y actuó en dos Mundiales Femeninos.

Curiosamente, también posee el récord de la tarjeta roja más rápida de la historia del Mundial Femenino: una expulsión en el segundo minuto en EE UU 1999, cuando apenas tenía 17 años. Ferguson, conocida por su carácter despreocupado y su gran sentido del humor, recuerda ese momento con ecuanimidad.

“Hubo muchas circunstancias que lo acentuaron, aquella noche no había pegado ojo”, explica. “Fue una experiencia muy negativa, pero cambió mi visión del juego y me hizo madurar”.

Alicia Ferguson #13 of Australia looks to pass as she is chased down by Sissi #10 of Brazil
© FIFA.com

Un nuevo reto

Al igual que para muchos otros deportistas, la transición de la burbuja del fútbol a la vida laboral le resultó difícil al principio. “Cuando entré en el mundo de la producción comenzando en el nivel más bajo, tuve que volver a formarme de cero para este sector”, dice a FIFA.com Ferguson, quien vive en Londres desde 2012.

“Hacer borrón y cuenta nueva a los 30 años es bastante complicado. Hasta cierto punto sufres el síndrome del impostor, piensas que no vales lo suficiente. Yo acababa de llegar desde Australia, sin tener a mis amigos ni a mi familia, y fue estresante. Tuve que ir aprendiendo al mismo tiempo que hacía el trabajo, y puede ser como estar en un estanque lleno de pirañas, porque hay mucha gente que quiere trabajar en el fútbol en directo, sobre todo en el Reino Unido”.

“Lo más destacado de mi carrera después del fútbol ha sido entrar en el mundo de la producción televisiva, sobre todo trabajando como productora en Ultimate Goal. Ha sido un gran logro en una época muy difícil, al salir de un confinamiento y con unos protocolos muy marcados por la COVID. Ahora se ha encargado una segunda temporada, es algo fantástico”.

“Lo mejor de todo es que el 100% de mi trabajo se centra en el fútbol femenino, que me encanta, y nunca pensé que llegaría a este punto. Es una prueba de lo mucho que ha crecido su popularidad, sin duda desde que yo llegué al Reino Unido, en 2012”.

En contacto con el techo de cristal

Y quizás como era previsible, Ferguson no siempre se ha sentido acogida en el mundo de la televisión dedicada al fútbol, a veces de dominio masculino. “Sí que hubo casos en los que creo que si fuese un hombre con la misma formación y la misma valía que quisiera reconvertirse para trabajar en este sector me habrían tratado de manera muy diferente”.

“Nunca ofrecí consejos de producción televisiva, porque todavía estaba aprendiendo, pero hubo ejemplos en los que ofrecí mi experiencia y capacidad de análisis futbolístico, y se me rechazó enseguida, y luego un productor dijo lo mismo y se lo aceptaron. Estaba claro que no me trataban igual que si fuera un hombre. Resultó muy difícil tener que soportar ese prejuicio”.

“Todavía no hay suficientes productoras en el deporte, ni en el fútbol. Ahora se ofrecen más oportunidades: el mundo se está quitando la venda de los ojos y se está dando cuenta de que la diversidad y la inclusión ayudan a las empresas en una serie de procesos”.

Un progreso constante

Ferguson ha asistido a un crecimiento exponencial del fútbol femenino a lo largo de su carrera. Desde su debut como internacional ante muy pocos espectadores, pasando por contribuir a la clasificación de las Matildas para los cuartos de final del Mundial Femenino de 2007, con el consiguiente incremento de la cobertura mediática, hasta trabajar en el contexto de la reciente y aclamada temporada de la Superliga Femenina inglesa.

“La gran diferencia de los últimos años ha sido la inversión de los grandes clubes [ingleses] y la mentalidad de ‘un mismo club’. Entendieron el fútbol femenino y decidieron apostar por él, considerando todas las secciones parte de un mismo club, y se logró algo muy positivo”.

“La calidad ha aumentado mucho ahora que estas jugadoras son deportistas a tiempo completo. Se nota en el físico, la técnica y la conciencia táctica. Contar con el respaldo y la marca y todos los elementos estructurales de los grandes clubes ha cambiado bastante las cosas. Pero dicho esto, no creo que haya crecido tan rápido como quisiera cualquiera que lleve mucho tiempo en esta disciplina”.

Anfitrionas del mundo

Ferguson, apasionada defensora del fútbol femenino en Australia, ya cuenta los meses que faltan para que Australia y Nueva Zelanda organicen el Mundial Femenino de 2023. “Decir que estoy emocionada es poco”, señala. “Australia y Nueva Zelanda organizan un Mundial, algo que es lógico en muchos aspectos. Somos países apasionados por el deporte y contamos con la infraestructura necesaria, con los estadios”.

“Yo tuve la suerte de competir en unos Juegos Olímpicos en nuestro país, que fueron el punto culminante de mi carrera, y este será el apogeo de las carreras de las jugadoras actuales”.

“Estar en la cancha delante de tu público, delante de tus amistades y tu familia, y que suene tu himno nacional es algo que no se puede comparar con ninguna otra experiencia deportiva. Solo de mencionarlo se me pone la piel de gallina”, concluye.

Explora este tema

Notas recomendadas

Australian full-back Steph Catley in Sydney after the 2023 FIFA Women's World Cup Host Announcement

🇦🇺 🇳🇿 Mundial Femenino 2023

Catley: "2023 cambiará para siempre el fútbol en Australia"

07 jul. 2020

A lo grande en 1999

Copa Mundial Femenina de la FIFA 1999™

A lo grande en 1999

28 jun. 2012