Fútbol femenino

Foelmli: "Quizá sea un poco como Mbappé"

Svenja Fölmli ( 17 Switzerland) 
© imago images
  • Svenja Foelmli debutó a los 17 años con la selección suiza
  • Se le considera una de las delanteras estrella del futuro
  • Apuesta por la calidad individual y colectivo en la repesca contra República Checa

Rápidos regates en velocidad, una gran técnica y un esfuerzo incansable.

¿A quién les recuerdan estas características? ¿Tal vez a Kylian Mbappé? Si es así, no van muy desencaminados. Al leer los últimos artículos sobre Svenja Foelmli, es habitual encontrar esta comparación entre la internacional suiza y el vigente campeón del mundo del París Saint-Germain.

"Creo que lo mencioné en una entrevista y, desde entonces, lo dicen mucho", cuenta Foelmli entre risas en su entrevista con FIFA.com.

"Lo considero un modelo a seguir y una inspiración. Quizá en lo básico me parezco un poco a él o tengo un estilo de juego similar. Lógicamente, él está a otro nivel y es mucho mejor, pero siempre es bueno tener a alguien en quien mirarse y en quien fijarse por cómo hace las cosas".

Si bien su gran ídolo ya ha llegado a lo más alto de la carrera de un futbolista, la joven suiza no ha hecho más que iniciar su aventura, aunque en este tiempo ya ha causado sensación. Foelmli debutó con el combinado absoluto de su país con apenas 17 años, marcó su primer gol en su segundo partido internacional y está considerada una de las delanteras estrellas del futuro. Según la UEFA, Foelmli es a sus 18 años una de las diez futbolistas que están a punto de eclosionar.

"Por un lado, es un honor figurar entre las #10PLAYERSTOWATCHIN2021 de la UEFA. Por el otro, estar entre esas jugadoras puede generar cierta presión. Para mí, que otras personas vean mi potencial es más bien un estímulo. Es algo que me motiva muchísimo. No obstante, una siempre ha de rendir a buen nivel. Es el resultado de todo el esfuerzo que hago a diario".

Pese a las buenas reacciones que han suscitado sus actuaciones y la nueva llamada de la selección para la importante repesca contra República Checa, Foelmli no está del todo satisfecha.

"Las cosas podrían ir mejor en la liga. Hasta ahora, no está siendo mi mejor temporada", señala. "Pero una necesita también estos baches para volver a exigirse más. Te ayudan a crecer".

En estos momentos, Foelmli —una artillera de un olfato goleador innato— no contempla salir del FC Lucerna para recalar en otro equipo suizo. Aparte del fútbol, considera que completar su formación también es sumamente importante.

"Yo siempre he dicho que me quedo en Lucerna para que mis desplazamientos al trabajo y a los entrenamientos sigan siendo lo más breves posibles. Seguro que en un futuro daré el siguiente paso. Pensando a largo plazo, mi sueño es jugar en alguna de las mejores ligas".

Hasta entonces, Foelmli continuará aprovechando las experiencias que le brinda la selección. Allí coincide con una de sus grandes referentes, Ramona Bachmann —que juega en Francia—, y le toca adaptarse a otro nivel.

"También pasé por las categorías inferiores de la selección, pero estar en la Nati es completamente distinto. El ritmo de los entrenamientos es mayor y eso te permite mejorar mucho", indica Foelmli. "Es interesante comprobar la diferencia de velocidad que hay con la propia liga. Siempre necesito uno o dos días para acostumbrarme".

Nunca hay que dejar de divertirse jugando al fútbol. Lógicamente, hay tiempos mejores y peores. Un consejo importante de mi parte: acaba los estudios o haz una formación profesional. Así siempre tendrás algo a lo que poder recurrir en el peor de los casos.

Ahora, el objetivo es ir más allá con la selección y conseguir un billete para la Eurocopa Femenina de la UEFA del próximo año. Para ello, Suiza tendrá que superar la repesca, una empresa nada sencilla.

"Seguro que será un rival fuerte y contra el que no será fácil jugar. Todo lo contrario. Las checas son un gran equipo, y ya lo han demostrado en la fase de clasificación. De lo contrario, no estarían en la repesca. En cualquier caso, creo que nosotras tenemos opciones de ganar en el cómputo global. Podemos confiar en nuestra calidad individual, pero también en el colectivo". Si esta resulta ser finalmente la receta del éxito, para Foelmli sería "genial".

"Sobre todo después de habernos quedado fuera del Mundial de Francia. Para mí, como futbolista, sería un honor inmenso jugar una Eurocopa. No hay nada mejor que poder participar con tu selección en una fase final así", concluye.

Explora este tema

Notas recomendadas