Austria 🇦🇹

Fuhrmann: "He seguido mi camino de manera consecuente"

Irene Fuhrmann (Austria)
© Others
  • Irene Fuhrmann fue nombrada seleccionadora de Austria en julio de 2020
  • Es la única mujer austriaca en posesión de la licencia UEFA Pro
  • Debutó en un partido de clasificación para la Eurocopa contra Kazajstán

Dominik Thalhammer se despidió del banquillo de la selección austriaca femenina, a la que dirigió entre 2011 y 2020, y le cedió el testigo a Irene Fuhrmann, que se convirtió así en la primera mujer en ocupar este puesto.

Toda una distinción para esta mujer de 40 años, que fue internacional con Austria y, posteriormente, ejerció como entrenadora asistente de Ernst Weber —entre 2008 y 2011— y de su predecesor.

"Personalmente, es un grandísimo privilegio ocupar este cargo. Y me gustaría que todos mis colegas masculinos que quizá lleguen a ocuparlo algún día también lo vieran así. Para mí no importa si el seleccionador es hombre o mujer. Este es el punto álgido de mi carrera hasta la fecha", cuenta Fuhrmann en su entrevista con FIFA.com.

"Desde 2011 tengo la posibilidad de ser entrenadora profesional en Austria, algo que no es habitual en el fútbol femenino de mi país. Pero yo he seguido mi camino de manera consecuente. Creo que esta nueva labor ha sido un gran paso adelante y, a mi entender, he tomado la decisión correcta".

Así lo consideran también los responsables que confían en los conocimientos de la exinternacional, que es la única mujer austriaca que posee la licencia UEFA Pro. Fuhrmann lleva muchos años involucrada en el desarrollo del fútbol femenino de su país, y ha vivido en primera persona sus mayores logros.

"Sin duda, uno de ellos fue la inauguración de la academia femenina de la Federación Austriaca de Fútbol (ÖFB) en 2011. Hasta entonces no había una formación continua para las mejores futbolistas. Con la apertura de la academia completamos la estructura de formación para las jugadoras con más talento", explica.

"Hemos visto que nuestras selecciones juveniles están cada vez más cerca de la élite. Las selecciones sub-17 y sub-19 se han clasificado tres veces para el Campeonato Europeo. El mayor éxito llegó en 2017, cuando el combinado absoluto participó por primera vez en la fase final de la Eurocopa y obtuvo un gran resultado. Este éxito solo fue posible gracias a la implantación de la academia femenina de la ÖFB y al trabajo de Dominik Thalhammer. Dominik proporcionó las estructuras necesarias e impulsó el desarrollo de las mismas. Él fue el hombre fuerte que estuvo detrás de esos éxitos, y yo tuve la suerte de acompañarlo en ese camino".

Irene Fuhrmann (Austria)
© Others

Así lo consideran también los responsables que confían en los conocimientos de la exinternacional, que es la única mujer austriaca que posee la licencia UEFA Pro. Fuhrmann lleva muchos años involucrada en el desarrollo del fútbol femenino de su país, y ha vivido en primera persona sus mayores logros.

"Sin duda, uno de ellos fue la inauguración de la academia femenina de la Federación Austriaca de Fútbol (ÖFB) en 2011. Hasta entonces no había una formación continua para las mejores futbolistas. Con la apertura de la academia completamos la estructura de formación para las jugadoras con más talento", explica.

"Hemos visto que nuestras selecciones juveniles están cada vez más cerca de la élite. Las selecciones sub-17 y sub-19 se han clasificado tres veces para el Campeonato Europeo. El mayor éxito llegó en 2017, cuando el combinado absoluto participó por primera vez en la fase final de la Eurocopa y obtuvo un gran resultado. Este éxito solo fue posible gracias a la implantación de la academia femenina de la ÖFB y al trabajo de Dominik Thalhammer. Dominik proporcionó las estructuras necesarias e impulsó el desarrollo de las mismas. Él fue el hombre fuerte que estuvo detrás de esos éxitos, y yo tuve la suerte de acompañarlo en ese camino".

¿Qué ha de cambiar? Si me fijo en la Bundesliga femenina de Austria, en concreto, veo que no hay ninguna entrenadora ni ningún entrenador profesional. Por eso hay que dar pasos hacia la profesionalización y permitir que haya más posibilidades de dedicarse a esto a jornada completa.

Irene Fuhrmann

Fuhrmann, natural de Viena, tiene ahora la misión de dar continuidad a estos éxitos. "Este equipo se distingue por su extremada flexibilidad táctica, y no veo ninguna razón para hacer borrón y cuenta nueva. Mi nombramiento fue también una señal de que, en cierto modo, tenía que dar continuidad a ese proyecto, pero aportando mi firma", señala Fuhrmann, cuyo desarrollo como entrenadora ha estado marcado por los métodos y la manera en la que Thalhammer concebía el fútbol.

Todo esto quedó plasmado en su debut como seleccionadora, que llegó en la fase de clasificación para la Eurocopa Femenina de la UEFA 2022. Fuhrmann se estrenó con una victoria por 0-5 sobre Kazajstán que le permitió afianzar el liderato del Grupo G y prolongar la imbatibilidad.

"El equipo completó un partido muy maduro. Tuvimos que hacer frente a numerosas bajas, algo a lo que no estamos acostumbradas. Metimos a dos debutantes en el once inicial. Somos un país pequeño en el mundo del fútbol, y hace unos años no habríamos podido dominar así a ningún rival, de modo que el rendimiento fue extraordinariamente positivo", recuerda la preparadora austriaca.

"Si, antes del encuentro, alguien me hubiera dicho que iríamos allí y que ganaríamos 0-5, le habría respondido: ¿Dónde hay que firmar? No obstante, viéndolo con perspectiva, hay que decir que el triunfo aún podría haber sido más abultado", añade con una sonrisa.

En su lucha por el billete directo para la EURO, Austria tendrá que verse las caras con Francia, que ocupa la tercera posición en la Clasificación Mundial Femenina FIFA/Coca-Cola y será un hueso duro de roer. Ambas selecciones se han enfrentado en seis ocasiones, y los números son muy favorables a Les Bleues, que suman cinco victorias. En su último choque, Austria y Francia empataron a uno el 22 de julio de 2017.

"Afrontamos este partido sabiendo que no tenemos nada que perder. Desafortunadamente, no podremos contar con muchas futbolistas clave, ni tampoco con algunas jóvenes que estaban entrando últimamente en las convocatorias y que han sufrido lesiones graves. Francia aún no ha tenido ningún partido exigente en lo que llevamos de clasificatorio. Nuestra intención es que el encuentro se mantenga abierto el mayor tiempo posible y sacarlas de sus casillas. El hecho de que Francia esté obligada a ganar juega a nuestro favor, porque cualquier otro resultado le sabría a derrota. Lógicamente, queremos sumar algo, pero la presión no recae sobre nosotras. Esta es la actitud con la que quiero que afrontemos el partido", sostiene Fuhrmann.

"Las expectativas en Austria son cada vez mayores, por supuesto, pero debemos mantener los pies en el suelo. En términos de calidad y cantidad, Francia está a un nivel distinto al nuestro. En cualquier caso, estoy convencida de que, si tenemos un buen día, podemos sacar algo positivo. Y haremos todo lo posible por tener un buen día".

Irene Fuhrmann (Austria)
© Others

Explora este tema

Notas recomendadas