Argentina 🇦🇷

Jaimes: "Podemos hacerlo mejor el próximo Mundial"

Sole Jaimes of Argentina poses for a portrait
© Getty Images
  • Sole Jaimes hizo 14 goles en 14 partidos de la Superliga china
  • La 9 de Argentina jugó en la Copa Mundial Femenina 2019
  • Aspira a dar alguna sorpresa en Australia/Nueva Zelanda 2023

En cierto sentido, la delantera argentina Sole Jaimes ha tenido una de sus mejores temporadas en la Superliga femenina china de 2020, al ver puerta 14 veces en otros tantos partidos y conseguir la permanencia en la división de honor con su equipo, el Changchun Zhuoyue.

Su fantástico registro anotador, que incluyó seis dianas en la goleada por 8-0 sobre el Huaxia Fortune, le permitió ser la segunda máxima artillera de la campaña.

Si bien ahora solo se habla de los éxitos que ha cosechado últimamente, quienes siguiesen de cerca su trayectoria sabrán todo por lo que ha tenido que pasar. Y la realidad es que en un año en el que la vida ha sido sumamente difícil por culpa de la COVID-19, Jaimes ha conseguido seguir rindiendo a un altísimo nivel contra todo pronóstico.

“Es una pena que llegase la pandemia [a principios de este año] que ha devastado todo el mundo”, explica a FIFA.com la ariete de 31 años, ex de Santos y Lyon. “Pero las dificultades no nos han impedido hacer nuestro trabajo. El equipo [Changchun] empezó a entrenarse en marzo”.

“En China casi no hubo pánico, tuvieron la situación bajo control lo más rápido posible. El formato de la liga cambió para que todos los equipos jugasen y se entrenasen de forma centralizada, para que las jugadoras estuviesen protegidas y pudiesen rendir al máximo”.

Y vivir lejos de su país es uno de los gajes del oficio de una trotamundos como Jaimes, quien se apresura a admitir que jugó movida por el amor hacia su familia. “Mi familia es todo lo que me ha hecho esforzarme tanto, y por suerte están todos bien. Aunque estemos a miles de kilómetros de distancia, soy la mujer más feliz del mundo cuando pienso que estoy jugando por mi familia, a la que tanto quiero”.

Sole Jaimes (Middle) competes for the ball
© Others

Ir a más de la mano de grandes nombres

Jaimes, oriunda de Nogoyá, comenzó a jugar al fútbol a los siete años descalza por la calle con gente de su edad, casi siempre niños. “En mi ciudad no había equipos de fútbol y mi familia no podía permitirse pagarme una formación. Pero a los 15 años hice una prueba y me incorporé a Boca Juniors”.

Después de pasar los siguientes años en ese equipo de la capital, se curtió en conjuntos como River Plate y Foz Cataratas, hasta que llegó el punto de inflexión de su carrera, el fichaje por un grande de Brasil como el Santos. “Para mí fue un hito, mi primer contrato profesional, a partir de entonces pude hacer realidad mis sueños de ayudar a mi familia”, recuerda.

Jaimes no tardó en progresar con las Sereias da Vila, con un registro de 21 tantos en tres campañas y el título del Campeonato Brasileiro de Futebol Feminino en 2017. Volviendo la vista atrás, se siente en deuda con la gran estrella del equipo, Cristiane, quien le influyó tanto dentro como fuera de la cancha.

Ella [Cristiane] es mi primera ídola”, dice refiriéndose a la segunda máxima goleadora de la selección brasileña. “Su calidad y su habilidad se conocen en todo el mundo, pero también tiene una gran personalidad. Aprendí mucho entrenándome con ella”.

Jaimes continuó su periplo por el extranjero fichando el año pasado por el Olympique Lyonnais, con el que ganó la Liga de Campeones Femenina de la UEFA en su primera temporada, algo inédito para una jugadora argentina.

Y en Lyon conoció a otra futbolista por la que guiarse, la internacional noruega Ada Hegerberg. “Es una futbolista a la que admiro. Cuando jugamos juntas me impresionó por su técnica. Y fuera del terreno de juego es muy buena persona”.

Sole Jaimes (R) competes for the ball
© Others

El debut mundialista

En los torneos de selecciones, Jaimes vistió los colores de su país en la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA 2008 y marcó un gol en el choque que las suyas perdieron por 3-1 ante Francia. Una década más tarde, perforó cinco veces la meta contraria en la Copa América Femenina 2018.

Argentina terminó tercero en ese torneo, ganando el derecho de disputar una repesca ante Panamá por un lugar en la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™. La Albiceleste se impuso por un global de 5-1 y logró el boleto a un Mundial por primera vez desde 2011.

En la tercera participación del combinado nacional en la principal prueba mundialista de la disciplina, Jaimes y sus compañeras sorprendieron al empatar a ceros en su debut, ante Japón, selección que había sido campeona del mundo, y a pesar de caer luego por 1-0 frente a Inglaterra lograron sobreponerse a un 0-3 adverso para empatar a 3-3 ante Escocia en un duelo frenético.

Aunque esos resultados no bastaron para superar por primera vez la fase de grupos, los dos empates y los primeros puntos logrados en el Mundial Femenino supusieron toda una inyección de moral para el equipo.

“Fue mi primer Mundial Femenino, me hizo muy feliz poder representar a mi país ante la mirada de todo el mundo. Tuvimos rivales difíciles y partidos muy reñidos, pero no importó, con nuestras actuaciones demostramos nuestra valía”, afirma Jaimes, quien no vio puerta en el torneo, pero hizo un gran sacrificio por el equipo.

“Después de la campaña que hicimos en Francia 2019, el fútbol femenino está recibiendo cada vez más atención en mi país, y ahora tenemos una liga profesional femenina”.

Con el gran estado de forma que atraviesa tanto en su club como en la selección, Jaimes piensa ya en el próximo Mundial Femenino de Australia/Nueva Zelanda 2023 y aspira a que su desempeño dé un salto importante.

“Ahora en la Argentina hay un mayor apoyo económico y disponemos de más oportunidades de entrenarnos y jugar juntas. Estoy convencida de que podemos hacerlo mejor [en el próximo Mundial Femenino]. Si nos entrenamos duro y jugamos bien, Dios se ocupará del resto”, concluye.

Sole Jaimes of Argentina takes a moment of reflection
© Getty Images

Explora este tema

Notas recomendadas