Fútbol femenino

Kirby, en la cima de su montaña rusa

© Getty Images

Su historia es extraordinaria e inspiradora, fuente de consuelo y valentía para cualquiera que luche por superar un problema de salud o una tragedia personal.

Fran Kirby, nacida hace 22 años en Reading, es una figura de referencia de la selección inglesa, ganadora de la liga y la Copa con el Chelsea y medalla de bronce en la Copa Mundial, aunque la vida no siempre brilló con esa luz. "Cuando cumplí los 17, todo me superó", declaró al diario The Guardian el año pasado. "Decidí dejarlo todo. Abandoné el fútbol, ni me levantaba por las mañanas, ni siquiera salía de mi habitación. Estaba muy deprimida".

El principal desencadenante fue la repentina muerte de su madre a causa de una hemorragia cerebral. Ambas estaban muy unidas, de hecho, Denise Kirby era el motor que impulsaba a su hija en su prometedora carrera. "Si llovía y no me apetecía ir a entrenar, ella me decía: '¡Venga, al coche!'. Mi madre decía que yo llegaría lejos".

El tiempo le dio la razón a la madre, aunque no estuviera físicamente cerca para comprobarlo. Después de un año alejada de los campos de fútbol, la joven volvió y se consolidó como una de las figuras con más proyección del panorama inglés. Y la prueba de que las expectativas eran sólidas llegó el pasado mes de julio, cuando el Chelsea pagó una cifra récord para hacerse sus servicios.

Un ejemplo positivo
El camino hasta la cumbre no ha sido fácil, pero Kirby asegura que tras este año tan decisivo para ella, se siente más optimista que nunca. "Ahora estoy muy contenta con mi vida y ni siquiera pienso mucho en el pasado", explicó la artillera a FIFA.com. "En estos momentos estoy centrada en el futuro y, tal y como yo lo veo, no me queda otra que ir hacia adelante y hacia arriba. No obstante, me alegro de haber hablado de lo que me pasó y si así puedo ayudar a la gente que está atravesando un mal momento o que está viviendo una experiencia similar, me doy por satisfecha".

"A eso es a lo que aspiramos: a ser un ejemplo positivo. Ha sido maravilloso comprobar por todo el país, como las niñas querían fotografiarse con nosotras, obviamente inspiradas por lo que estamos haciendo como equipo. Pese a todo, he de decir que 2015 ha sido una especie de torbellino. Ser convocada con Inglaterra, disputar la Copa Mundial y conseguir el fichaje que siempre he querido ha sido una locura. Sinceramente, no se puede pedir más, y ojalá siga así".

No es de extrañar la sensación de vértigo. Después de todo, no suele suceder que un futbolista tenga la oportunidad de participar en una Copa Mundial y gane sus primeros trofeos en un mismo año. En el caso de Kirby, los triunfos cosechados en 2015 han sido la liga femenina y la Copa, el ansiado doblete. Además, es la primera vez que su equipo, el Chelsea, conquista ambos torneos, lo que no hace sino confirmar su fe absoluta en el potencial de las Blues.

"Jugar en un club como el Chelsea genera inevitablemente ciertas expectativas, pero siempre nos hemos sentido cómodas con respecto a eso, aunque tenemos mucha confianza en nuestro potencial", apuntó. "La verdad es que nosotras mismas nos metemos más presión que cualquiera de fuera, y así queremos seguir. Por ejemplo, estamos convencidas de que podemos dejar huella en la Liga de Campeones".

Una montaña rusa emocional
Ese anhelo, sin embargo, se vio mermado, al menos a corto plazo, tras la derrota sufrida anoche en casa (1-2) a manos del Wolfsburgo, bicampeón continental, en la ida de los dieciseisavos de final. Con todo, las internacionales inglesas del Chelsea saben que son capaces de dar la sorpresa ante un rival alemán, dado que ya lo hicieron en el choque por el bronce en la Copa Mundial Femenina de la FIFA. Kirby, lamentablemente, se perdió ese duelo a causa de una lesión, y admitió que esos contratiempos hicieron de Canadá 2015 una especie de montaña rusa emocional.

"Sólo puedo describirlo como un cúmulo de sentimientos encontrados", aseveró. "Empecé bastante enferma y después vino el subidón de salir ante México y marcar. Pero luego me lesioné y a partir de los cuartos de final ya no pude jugar, lo que fue una decepción enorme. Aunque en conjunto, fue una experiencia fantástica que no olvidaré nunca".

"Si miras ahora el fútbol femenino, te das cuenta que la Copa Mundial ha tenido un efecto positivo en todos los aspectos que se puedan imaginar. Se nota en el público que acude a los estadios, en las jóvenes que quieren ser futbolistas desesperadamente, y en el interés de la prensa. Nosotras solo queremos aprovecharlo y seguir avanzando".

Para mantener los actuales niveles de popularidad, estaría bien contar con más futbolistas con la habilidad y el estilo de Kirby. No en vano, el seleccionador inglés, Mark Sampson, bautizó a la ariete como la "mini-Messi" inglesa.

"Es un cumplido enorme que se me compare con un jugador así", declaró Kirby. "Claro que también trajo consigo algo de expectación y presión, y como era mi primera Copa Mundial me costó un poco acostumbrarme. De todos modos, ¿cómo me va a molestar que se diga eso de mi? Al igual que el resto del mundo, disfruto viendo a Messi. De niña, el que más me gustaba era Thierry Henry, me encantaba cómo jugaba e intentaba imitarle. Pero ahora es difícil eludir a Messi. Si el fútbol femenino pudiese producir algunas jugadoras como él, nos iría muy bien".

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Jugadas destacadas: Inglaterra 2-1 México

13 jun. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Jugadas destacadas: Inglaterra 2-1 Canadá

28 jun. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Jugadas destacadas: Alemania 0-1 t.s. Inglaterra

05 jul. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Canadá 2015 en el recuerdo

04 oct. 2015

Fútbol femenino

Bronze: "Quiero ser la mejor"

10 sep. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

¡La fiesta del bronce de Inglaterra!

05 jul. 2015

Fútbol femenino

Octubre en femenino

30 oct. 2015

Fútbol femenino

Pionera tica y telonera del Real Madrid

05 nov. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

La lección de vida de Kirby

16 jun. 2015