Fútbol femenino

Sundhage y Bernhard, mentora y aprendiz, comparten conocimientos y experiencias

© FIFA.com

Pia Sundhage y Anouschka Bernhard pisan terreno desconocido. Ambas forman parte del primer grupo de participantes en el nuevo Programa de Formación de Entrenadoras de la FIFA, que representa un paso muy importante en la promoción del fútbol femenino.

EL PROGRAMA DE FORMACIÓN DE ENTRENADORAS

  • Empezó en octubre de 2018
  • Emparejó a 17 entrenadores y entrenadoras experimentados con 21 entrenadoras jóvenes y emergentes del fútbol femenino
  • Lo supervisa el Departamento de Desarrollo del Fútbol Femenino de la FIFA
  • Incluye reuniones y charlas personales a lo largo de 12 meses
  • Finaliza en noviembre de 2019

Pia Sundhage, de 58 años, es una veterana de los banquillos que ha dirigido a las selecciones de Suecia y Estados Unidos. Por eso no es de extrañar que Anouschka Bernhard, diez años más joven, reconociera que Sundhage fue su primera opción a la hora de elegir mentora: "Pensé qué era lo que quería aprender en este programa. Había oído hablar mucho de cómo trabaja Pia con sus futbolistas y es extraordinario. Mi deseo es mejorar en esos aspectos y ella es quien más puede ayudarme, porque es la persona idónea".

Otra de las cosas que les une es que, en estos momentos, las dos entrenan a los combinados nacionales femeninos sub-16 de sus respectivos países. "Es perfecto, porque hablamos de los mismos problemas", afirma Sundhage. "Que son muy parecidos entre las quinceañeras alemanas y suecas", apunta Bernhard.

Después del primer taller, que tuvo lugar en Zúrich el pasado mes de octubre, llegó la hora de las visitas en persona. Primero fue el turno de Sundhage, que la semana pasada observó a Bernhard en el marco de la concentración de la selección alemana sub-16 en Kaiserau.

Más adelante, está previsto que Bernhard visite a su homóloga en Suecia y, entretanto, ambas permanecerán en contacto por Skype o WhatsApp. Si fuera necesario, también podrían reunirse más veces. "Podemos elegir cómo lo hacemos, con qué frecuencia hablamos", explica la preparadora alemana.

© Getty Images

Pia Sundhage

  • Seleccionadora sueca desde la categoría sub-15 hasta la sub-17
  • Dos oros olímpicos como seleccionadora de Estados Unidos (2008 y 2012)
  • Subcampeona del mundo como seleccionadora de Estados Unidos (2011)
  • Plata olímpica como seleccionadora de Suecia (2016)
  • Entrenadora Mundial de Fútbol Femenino de la FIFA (2012)
  • Exinternacional sueca

Anouschka Bernhard

  • Seleccionadora alemana sub-16
  • Campeona de Europa Sub-17 como seleccionadora alemana (2012, 2014, 2016 y 2017)
  • Campeona de Europa como jugadora de la selección alemana (1995)
  • Subcampeona del mundo como jugadora de la selección alemana (1995)
© FIFA.com

Al ver dialogar a estas dos mujeres en Kaiserau, se aprecia rápidamente que hay química entre ellas. Su primer encuentro, eso sí, se produjo en una cancha en el año 1995, cuando se enfrentaron en la final de la Eurocopa. "Ganó Alemania", recuerda Sundhage. Es lógico, por tanto, que su charla gire en torno a la evolución del fútbol femenino.

"En la primera Copa Mundial, en 1991, solo había fútbol de ataque. Era normal que los partidos acabaran 5-0 y 6-0. Ahora ya no se ve eso en los grandes torneos, porque todas las selecciones juegan organizadas", señala la sueca. "El fútbol femenino se ha vuelto más rápido y mejor tanto técnica como tácticamente. Se han hecho grandes progresos en los últimos quince años", opina Bernhard.

Otro de los ingredientes que enriquece la colaboración entre ambas es el hecho de que vayan a enfrentarse este mismo año en la Nordic Cup, un torneo anual para selecciones sub-16.

"También lo hemos comentado, pero dentro de los límites en los que se puede hablar con alguien contra quien vas a jugar próximamente. De todas formas, eso no condiciona nuestro intercambio de ideas. Ayer, sin ir más lejos, hablamos de la táctica", cuenta Bernhard sobre el carácter abierto de esta experiencia.

"Será interesante ver cómo analizamos posteriormente nuestros partidos. En el aspecto táctico no es cuestión de acertar o de equivocarse, sino más bien de preferencias", afirma Sundhage.

© Getty Images

La exseleccionadora de Suecia y Estados Unidos ya había participado como mentora en otros proyectos, aunque las experiencias no siempre fueron buenas.

"Las cosas no fluyen si no hay una conexión, si una no se abre, si no se comunica. Aquí noto que ambas queremos lo mismo. Celebro la oportunidad de compartir mi experiencia y de contar con el respaldo de la FIFA".

"Pia no solo es consciente de sus virtudes, sino también de sus puntos débiles, y en base a eso prepara a su cuerpo técnico. Para ella, no se trata de algo negativo. Esto me anima a plantearme cómo puedo gestionar de la mejor manera posible mis virtudes y mis puntos débiles con mi equipo", responde Bernhard a la pregunta de si ya había tenido alguna idea nueva.

"Sería arrogante por mi parte decir que, como formadora, mi función se limita a dar algo en este programa. También recibo otras cosas", asegura Sundhage. "No soy experta en lidiar con jugadoras jóvenes, y estoy encantada de seguir aprendiendo en cuanto al desarrollo de las futbolistas. Creo que, al cabo de un año, habremos aprendido mucho la una de la otra".

No hay duda de que los cimientos para una colaboración fructífera ya están asentados. Finalmente, Sundhage invitó a Bernhard al partido de preparación para la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019 que enfrentará a Suecia y Alemania en Solna a primeros de abril.

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina de la FIFA 1991™

Estados Unidos estrena el trofeo

22 mar. 2007

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011™

Sundhage: "Mi vaso está medio lleno"

04 feb. 2011