Fútbol femenino

Diacre y Chan, formación y mucho más

Corinne Diacre and Yuen Ting Chan, part of the FIFA Coach Mentorship Programme
© Others
  • Corinne Diacre y Yuen Ting Chan son tal para cual
  • “Con Ting, hemos conectado de verdad y hacemos las cosas con pasión”
  • El Programa de Formación de Entrenadoras de la FIFA, “una buena idea”

Mientras las Bleues se encuentran en Clairefontaine, en plena preparación para la Copa Mundial Femenina de la FIFA, la seleccionadora francesa Corinne Diacre ha sacado un hueco para recibir a Yuen Ting Chan, con quien forma uno de los binomios del Programa de Formación de Entrenadoras de la FIFA.

En un principio, las dos entrenadoras compartían la singularidad de haber entrenado a un equipo masculino. La francesa dirigió al Clermont Foot (segunda división francesa) de 2014 a 2017, y la hongkonesa pasó a la historia en 2016, como la primera mujer que conducía a un equipo de primera división (el Eastern Sports Club de Hong Kong) al título liguero.

“Con Ting ha habido química desde finales de octubre, cuando la FIFA nos emparejó. Fue un encuentro muy bonito”, afirma sonriendo Diacre tras haber recibido calurosamente a la hongkonesa, que recibió a su vez a la francesa hace unos meses en Hong Kong.

Venir aquí es una gran oportunidad para mí, para pasar tiempo con Corinne y, al mismo tiempo, observar el trabajo de una selección de alto nivel como Francia. Creo que voy a aprender mucho esta semana”, confiesa con otra sonrisa la que es ahora segunda entrenadora de la selección femenina sub-16 de la RP China.

“Dialogamos mucho, y le hago muchas preguntas a Corinne sobre la forma de dirigir al equipo. Todavía me falta experiencia, particularmente en el ámbito de la dirección. El trabajo con una selección es completamente diferente al de con un club”, añade.

“Lo interesante es que no necesitamos vernos para dialogar”, apunta Diacre. “Nos comunicamos mucho por Whatsapp. Nos envíamos pequeños mensajes, nos hacemos pequeñas preguntas, y lo hacemos muy regularmente. Más allá de lo que nos pide la FIFA, nos concedemos otras cosas extra de forma mucho más regular. Tengo la impresión de que, más allá de tener una hora hablando tranquilamente de tácticas, dialogamos mucho más y más regularmente”.

Esa complicidad palpable y creciente entre las dos mujeres es una nueva muestra del éxito del Programa de Formación, y demuestra hasta qué punto este sistema responde a las verdaderas necesidades de compartir y transmitir experiencias entre los entrenadores y entrenadoras del fútbol femenino.

“Es una buena idea”, concede la francesa. “Cuando la FIFA me propuso esta función, me puse en la piel de la aprendiz más que en el de la mentora. Me dije a mí misma que es algo que podríamos haber apreciado cuando iniciamos nuestra carrera de entrenadora, el tener a un formador de alto nivel, con una experiencia súper enriquecedora para intercambiar impresiones”.

Parejas muy conjuntadas

Notas recomendadas