República Checa 🇨🇿

Voňková: "Me gustan los entrenadores que sacan lo mejor de sus jugadoras"

Lucie Vonkova
  • Lucie Voňková es una de las futbolistas más veteranas de República Checa
  • Su selección tiene muchas opciones de ser segunda en el clasificatorio para la EURO 2022
  • "No somos las mejores, pero estamos en proceso de convertirnos en un gran equipo"

Lucie Voňková ha causado baja por lesión en las últimas jornadas de la fase de clasificación para la Eurocopa Femenina de la UEFA, y no ha podido estar con República Checa en la lucha que mantiene por conseguir su primer billete para un gran torneo.

Sin duda, fue una ausencia destacada, porque Voňková, de 28 años, es una de las futbolistas más veteranas de la selección, además de su capitana. En estos momentos, las checas ocupan la tercera posición —por detrás de Polonia y España— y están obligadas a vencer a Moldavia en la última jornada si quieren ser segundas. ¿Podrá estar Voňková en ese partido?

"Todavía no lo sé, pero confío en estar recuperada para entonces. Hace tiempo que vengo arrastrando problemas de espalda, y también tengo una hernia discal, por lo que me toca empezar de cero otra vez. Mi deseo es poder estar con el equipo", cuenta Voňková en su entrevista con FIFA.com.

"Estoy muy orgullosa de la selección. También me siento orgullosa de que tantas chicas hayan salido a jugar a otros países. Veo la fuerza que hay en el plantel. Se nota la experiencia que han acumulado estas futbolistas en el extranjero. Vamos por buen camino. No somos las mejores, pero estamos en proceso de convertirnos en un gran equipo. Depende de nosotras. Tenemos que ganar a Moldavia. Espero que España salga a por todas contra Polonia, demuestre su potencial, gane su partido y que nosotras seamos segundas. Me llenaría de orgullo conseguir clasificarnos por primera vez en nuestra historia para un gran torneo".

Voňková subraya el hecho de que cada vez haya más jugadoras que siguen su ejemplo. La delantera inició su carrera en su país, en el año 2006, en las filas del Slavia de Praga, club con el que ganó el doblete de liga y copa en 2013. A continuación, la internacional checa dio el salto a la Bundesliga. Su primer equipo fue el MSV Duisburgo, donde permaneció dos años.

Posteriormente, jugó en el USV Jena (2015-2017) y en el FC Bayern de Múnich (2017-2019). En la temporada 2019/2020, Voňková se trasladó al país de las vigentes subcampeonas del mundo para vestir la camiseta del Ajax de Ámsterdam.

Lucie Vonkova

"Al principio jugué en mi país, y siempre metía muchos goles. Ganábamos casi todos los partidos por goleada. Después me mudé a Duisburgo, donde casi siempre perdíamos. Tuve sequías anotadoras muy largas. Fue algo completamente nuevo para mí, y difícil", recuerda Voňková sobre su carrera.

"Mi etapa en el Jena fue excelente. Teníamos un gran equipo y un buen entrenador. Me gustan los entrenadores que sacan lo mejor de sus jugadoras. Y en el Jena fue así. Mi relación con Daniel Kraus —actual técnico del SC Friburgo— era fantástica. Volvió a hacer de mí una delantera goleadora y cargada de confianza. En el FC Bayern de Múnich, la competencia era muy distinta. En el Jena tenía mi puesto asegurado, en el Bayern era otra historia".

"En República Checa se burlaban de mí y me decían: ‘Nunca vivirás del fútbol. Nunca llegarás a ser futbolista profesional’. Ahora soy yo la que se ríe de esas personas que me dijeron que no lo conseguiría. Me gano la vida con el fútbol y he jugado en grandes equipos. Quiero enseñar a las niñas que el mundo es un lugar abierto para todas y que ellas también pueden lograrlo".

Lucie Voňková

Nada menos que seis delanteras competían por entrar en el once del Bayern, y fue una etapa complicada para la artillera checa. Aquella experiencia le permitió mejorar su fortaleza mental, cualidad que ahora traslada a la selección.

"No me hace falta llevar el brazalete de capitana para asumir la responsabilidad. Soy una líder, y hago fuerza para que el equipo mejore. Es mi carácter. Sí, he jugado en el Bayern de Múnich, pero siempre tuve los pies en el suelo. Nunca fui de las que pensó: ‘Mirad, yo juego en el Bayern y vosotras seguís aquí’. No soy así. Mis compañeras pueden aprender de mí. No pude estar en los dos últimos partidos de la selección por culpa de una lesión, pero me gusta saber que el equipo me echó de menos en la cancha y en el vestuario".

En estos tiempos difíciles, en los que el fútbol no atraviesa su mejor momento y el cuerpo no le acompaña, es especialmente importante tener apoyos. Y Voňková cuenta con el respaldo de su esposa Claudia van den Heiligenberg, que ha adoptado su apellido.

"Como ella también es futbolista, todo es un poco más fácil, claro. Ha conseguido muchas cosas y tiene mucha experiencia. Ha jugado 97 partidos con la selección neerlandesa y ha estado en el Ajax. Además, coincidimos en el Bayern. Siempre me ha apoyado, y eso siempre me ha facilitado las cosas. Últimamente he estado bastante tiempo lesionada. Me dedico a algo que me encanta, pero las lesiones forman parte de este juego. Estoy muy contenta de tener a una mujer como ella en casa".

Seguro que, con su ayuda, Voňková volverá a estar en plena forma. Y, si llega a tiempo, aún tendrá mucho que decir en la pugna por un billete para la Eurocopa

Notas recomendadas