Bosnia y Herzegovina

Cuando el fútbol integra y supera cualquier barrera

(FIFA.com)
Jovana Stevanovic during a recent winter training camp in Zenica
  • Jovana Stevanovic juega con la selección bosnia a pesar de su sordera
  • Sus compañeras de la sub-16 tomaron clases de lengua de signos
  • “Las discapacidades no pueden ser un obstáculo para quien quiera jugar al fútbol"

El fútbol es para todo el mundo.

La selección femenina sub-16 de Bosnia y Herzegovina entiende perfectamente esta máxima. Cuando Jovana Stevanovic se incorporó al plantel, contaba con la habilidad, la pasión y el talento necesarios para dedicarse a este deporte, como el resto de sus compañeras. Sin embargo, lo que no tenía era la capacidad de oírlas: Stevanovic es sorda.

No obstante, el equipo y el cuerpo técnico no consideraron que esa discapacidad fuese un obstáculo. Lo que hicieron fue reunirse y ponerse a aprender la lengua de signos, para ayudarle a adaptarse y sentirse parte integrante del combinado nacional.

Durante la concentración invernal en el centro de la Federación de Fútbol de Bosnia y Herzegovina en Zenica, el equipo y el seleccionador, Ilija Lucic, se propusieron organizar dos clases de lengua de signos. Para ello recurrieron a un profesor de Sarajevo, al que la Federación contrató para participar en la concentración.

“Me sorprendió mucho, porque las demás chicas estuvieron encantadas con las clases”, explica a FIFA.com la coordinadora de fútbol femenino, Ivana Vlajic. “Nos dijeron que había sido una gran experiencia para ellas, y que así les resultaba más fácil comunicarse con Jovana”.

Stevanovic puede oír algunas cosas, por ejemplo si el seleccionador Ilija Lucic hace sonar el silbato. Pero fuera del terreno de juego, en el vestuario, en las comidas y en los viajes del equipo, se sentiría aislada de no ser por los esfuerzos del resto del equipo.

“A mí también me sorprendió mucho, porque después de dos clases [las demás jugadoras] ya podían comunicarse con Jovana en lengua de signos utilizando frases completas, no simples palabras aisladas”, afirma Vlajic. “Al cabo de dos clases ya empezaron a hablar de verdad”.

“La idea que tenemos con esta generación es seguir con estas clases en todas las concentraciones, en los partidos amistosos y también en los torneos clasificatorios”.

Stevanovic, que actúa en la posición de delantera, fue convocada por la selección sub-16 bosnia después de causar sensación con su club, el FK Radnik Bljeljina. Fue la segunda máxima goleadora de la liga nacional femenina sub-17, con nada menos que 25 dianas.

“Mi opinión es que las discapacidades no pueden ser un obstáculo para quien quiera jugar al fútbol”, dice Vlajic. “Jovana es una buena jugadora, y vamos a intentar ayudarla para que se quede más tiempo en la selección nacional”.

“Es fantástico que organizasen esas clases”, reconoce por su parte Stevanovic, en declaraciones al sitio web oficial de la Federación. “Mis compañeras de la selección han aprendido varias cosas, y han intentado adaptarse a mí”.

Ella siempre había soñado con vestir los colores de Bosnia y Herzegovina, y sus compañeras la están ayudando ahora a dar otro paso dentro de ese sueño.

Notas recomendadas