Fútbol femenino

Yüceil crece afrontando retos

© AFP
  • Bélgica jugará su primera Eurocopa femenina
  • Temas: paralelismos entre su club y la selección
  • Un ídolo: ¡el rumano Gheorghe Hagi!

A Sara Yüceil le gustan los desafíos. Cuanto más grandes, mejor. ¿Que la liga belga pasa a ser un mero trámite con el Standard de Lieja? Decide irse a Francia para luchar por la permanencia con el Olympique de Marsella... ¡y termina cuarta!

¿Que Bélgica nunca ha disputado un gran torneo internacional? ¡Pues ella participa en la histórica clasificación para la UEFA EURO Femenina de 2017!

Así, una Sara Yüceil radiante recibió a FIFA.com al final de su primera campaña en la división de honor francesa. Radiante, aunque agotada. “Ha sido una temporada larga, a todo el mundo le vendrá bien respirar un poco y poder descansar algo”, admite.

*La temporada de Sara en el Olympique de Marsella
- El equipo femenino del Marsella, creado en 2011, ha disputado la primera temporada de su historia en la élite
- El objetivo era la permanencia, y ha terminado cuarto, detrás de Lyon, Montpellier y París Saint-Germain
- El balance, 12 partidos y un gol (contra el PSG, en un histórico triunfo por 2-0)*

*Trayectoria de Sara con las Red Flames
- Debutó el 11 de febrero de 2015 (España 2-1 Bélgica)
- Suma 21 internacionalidades y dos goles*

¿Ha llegado entonces el momento de tomarse unas merecidas vacaciones? Todavía no… Porque, al mismo tiempo, participó en la exitosa trayectoria de las belgas en la fase previa de la Eurocopa 2017. En julio, unos días después de cumplir los 29 años, estará pues en los Países Bajos para afrontar otro gran reto: medirse con la selección anfitriona, así como con Noruega y Dinamarca, dos valores seguros del fútbol femenino.

*Las claves del éxito *“Son grandes selecciones, es una de las liguillas más complicadas”, reconoce la centrocampista. “Pero, por otra parte, ya nos hemos enfrentado a ellas en partidos amistosos y conseguimos ganarles. Aunque se tratase de amistosos, en cuanto a nuestro estado de ánimo, iremos allí sabiendo que somos capaces de vencer de nuevo”.

¿Podríamos estar ante un exceso de confianza en un conjunto que actuará en su primer torneo internacional? En absoluto, si nos fijamos en los progresos de la selección en un país en el que el fútbol femenino tiene dificultades para hacerse un hueco, eclipsado por unos *Diablos Rojos *acostumbrados a triunfar.

“Tener el mismo equipo desde hace cuatro o cinco años explica nuestro éxito. En cierto modo, el plantel de la selección es ya como el de un club”, considera la jugadora, que se incorporó a las Red Flames en febrero de 2015.

“Además, la BeNe League [liga común de Bélgica y los Países Bajos entre 2012 y 2015] hizo que el nivel aumentase. Y la marcha de muchas jugadoras al extranjero el año pasado ha imprimido todavía más dinamismo a nuestra progresión”.

*Destinos cruzados *Curiosamente, los dos equipos en los que juega Yüceil presentan un perfil similar. “Pensándolo bien, entre el Marsella y la selección belga hay muchos aspectos comunes”, opina.

“Son equipos pequeños que lo tienen todo por demostrar, y al mismo tiempo los rivales aguardan mucho de ellos, por lo que representan sus nombres en el fútbol. Estamos entre los dos puntos, en plena evolución y buscando consolidarnos”.

Su club, que se formó en 2011 y ascendió a la élite en 2016, aspira a rivalizar a largo plazo con los pesos pesados habituales. En cuanto a su país, después de una primera clasificación para la prueba europea, ya está centrado en la competición preliminar de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™ esperando escribir una nueva página de su historia.

“Me encanta estar en esta posición, la del pequeño que quiere progresar y hacerse más grande”, concluye Yüceil, resumiendo así el transcurso de su carrera hasta la fecha.

*Sara fuera de la cancha…
*
- Los inicios: “Empecé a jugar a los cinco años, con mi hermano. Somos una familia muy deportista, mi padre fue baloncestista y entrenador de baloncesto. Nosotros jugábamos al fútbol y al baloncesto, pero luego mi hermano se decidió por el fútbol. ¡Y yo le seguí!”.

  • Los ídolos: “Mi padre es turco, y somos del Galatasaray. Así que para mí, en lo más alto está Gheorghe Hagi. Actualmente no hay ningún jugador ni jugadora que me haga soñar… ¡excepto mi compañera Janice Cayman!”.

  • ¿Y aparte del fútbol? “Esta es la primera vez en mi vida que puedo vivir del fútbol. Antes, lo primero era el trabajo, el fútbol venía después. Estudié asistencia social, y trabajé en un centro para mujeres en dificultades. Luego fui coordinadora de animación en preescolar. De vez en cuando hecho de menos trabajar, pero es fantástico descubrir una vida como esta”.

**

Explora este tema

Notas recomendadas