Torneo Olímpico de Fútbol Femenino Tokio 2020

Torneo Olímpico de Fútbol Femenino Tokio 2020

Aplazado

Tokio 2020

El sueño olímpico de la versátil McCormick

Jenna McCormick in action for Australia against Chile at Coopers Stadium, Adelaide, November, 2019
© Getty Images
  • El año pasado compitió al máximo nivel en dos deportes
  • La central espera participar con Australia en los JJOO de Tokio
  • Francia 2019 la espoleó para centrarse en su "asignatura pendiente"

Que nadie se equivoque, no es una atleta al uso. Ya de niña, en el patio de su colegio, cuando dos chicos se turnaban para elegir equipo invariablemente el primer nombre que se oía era "Jenna". Esos muchachos ya tenían muy buen ojo.

Avanzamos a principios de 2019 y vemos a Jenna McCormick en la alineación del Adelaide Crows que ganó el campeonato de fútbol australiano (Aussie Rules) ante 50.000 espectadores. Fue todo un hito y una cifra que, hasta esta semana, supuso un record nacional de asistencia a un evento deportivo femenino.

Al ver su número en el marcador, McCormick sintió "un escalofrío en la espalda". Parecía que su carrera en el deporte más popular del país estaba asegurada.

Sin embargo, a finales de ese mismo año se unió a las Matildas. La central, de 25 años, admitió tras su debut en el partido de noviembre contra Chile que estaba a punto de "echarse a llorar descontroladamente".

Desde que se estrenó en la W-League en 2012, McCormick ha recorrido un camino poco habitual, más parecido a una montaña rusa que a una fluida carrera hacia la cima. Siempre había sido una futbolista discreta, que incluso estuvo a punto de colgar las botas hace dos años. No obstante, con su selección no ha dado ni un solo paso en falso en sus cuatro convocatorias.

De repente, el sueño de ser olímpica empezó a hacerse muy real. El viernes, Australia dio un gran paso hacia el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino Tokio 2020 con su 5-0 contra Vietnam en la ida de la eliminatoria asiática. Ahora queda terminar el trabajo en casa del rival el miércoles.

Cuando McCormick vio a las Matildas en Río hace cuatro años, ni siquiera se le pasaba por la cabeza que podría jugar a ese nivel. Hoy, todo es diferente.

"Estuve viendo al equipo, pero no tenía ni idea de que pudiese ser jamás una posibilidad para mí porque, sinceramente, no pensaba que fuese lo suficientemente buena", declaró a FIFA.com. "No entraba en mis planes. Solo en los dos últimos años he creído realmente que podía alcanzar la élite".

"Siento que he crecido como jugadora. Y formar parte del equipo en los seis últimos meses me ha ayudado aún más".

A diferencia de muchas de sus antiguas compañeras en el "Aussie Rules", McCormick viene de una familia netamente futbolera. Su padre, Brian, fue una figura legendaria en su club local, en Mount Gambier, y Jenna creció con un balón en los pies.

Pero, a pesar de su fuerte vínculo con el deporte rey, un desafortunado paso por Noruega y el reclamo del fútbol australiano dieron un nuevo rumbo a su vida deportiva.

"Mi progresión ha sido como un gran rompecabezas. A comienzos de 2018 estaba convencida de que solo me iba a dedicar al AFL, y en ese momento me sentí contenta de hacerlo", explica.

"Pasé bastante rápido de no querer jugar más a recuperar el gusto por el fútbol y a partir de ahí darme cuenta de que 'a lo mejor realmente puedo pasar al siguiente nivel'".

También estuvo el incentivo de ver a las Matildas en la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019 ™. Ahí sintió que le quedaba una "asignatura pendiente". "El Mundial Femenino me espoleó para decidirme entre los dos deportes y me ha llevado hasta donde estoy hoy".

"Claro que tenía la cita olímpica muy presente en mi mente y es algo a lo que aspiro. He hecho sacrificios para llegar donde estoy y quiero estar ahí cuando se anuncie el equipo", afirma.

Explora este tema

Notas recomendadas

Jugadas destacadas: Australia 3-2 Brasil

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019™

Jugadas destacadas: Australia 3-2 Brasil

13 jun. 2019