Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina

Rumi Utsugi, una veterana en la renovada Japón

© imago
  • Rumi Utsugi es una de las jugadoras más experimentadas de Japón
  • Formó parte del equipo que ganó el Mundial Femenino de 2011
  • La centrocampista habla para FIFA.com con vistas a Francia 2019

Probablemente, la mayoría de los análisis sobre la selección de Japón en la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™ girarán en torno a la juventud del equipo. Los éxitos obtenidos en los últimos años en Mundiales Femeninos Sub-17 y Sub-20 muestran que está llegando un grupo de jugadoras muy talentosas, listas para probarse al máximo nivel.

El entusiasmo juvenil puede ser una cualidad positiva para cualquier equipo. Sin embargo, cuando se trata de grandes campeonatos internacionales, ha de ser compensado con futbolistas que sepan lo que es disputarlos y triunfar en ellos.

Basta con fijarse en Rumi Utsugi. La centrocampista defensiva de 30 años ha disputado tres Mundiales, y su presencia en la plantilla que dirige Asako Takakura es un importante recordatorio para cualquier jugadora joven de que lo “imposible” es posible; de que pueden proclamarse campeonas porque Utsugi ya lo ha hecho.

Ella subió al podio aquella noche mágica de Fráncfort, el 17 de julio de 2011, cuando Japón ganó en los penales a Estados Unidos (2-2, 3-1 PEN), convirtiéndose en la primera nación asiática en ganar el Mundial. Y cuatro años después fue subcampeona en Canadá. Utsugi también sabe lo que es jugar en Francia, ya que pasó 6 años jugando en el Montpellier, antes de enrolarse en el Seattle Reign estadounidense.

A menos de dos meses pasa que arranque la cita mundialista y Japón debute contra Argentina (10 de junio), Utsugi nos habla de los preparativos del equipo y su papel en él.

¿Rumi, qué repercusión tuvo el título mundial de 2011 en el fútbol femenino japonés?

Antes de 2011 teníamos una cantidad de mujeres mucho menor que jugaban al fútbol en Japón. Pero desde nuestra victoria tenemos más jugadoras que aspiran a hacerse profesionales o simplemente a jugar al fútbol por diversión. Me alegro mucho de que las mujeres que practican fútbol hayan aumentado tan espectacularmente en Japón desde entonces.

¿En qué se diferencia la selección que esperamos ver en Francia de la que ganó en 2011 y quedó subcampeona en 2015?

Ahora tenemos muchas más jugadoras jóvenes en la plantilla y la seleccionadora tampoco estaba antes. Por tanto, todo parece nuevo. Creo que, para las próximas competiciones, uno de nuestros puntos fuertes será que todas tenemos una perspectiva colectiva. Dicho esto, puede apreciarse calidad individual en varias jugadoras diferentes, lo cual es fascinante y motivante. Desde un punto de vista personal, siento que tengo que redoblar mis esfuerzos.

¿Cómo describiría el estilo de juego japonés, y qué quiere conseguir Japón sobre el césped como equipo?

Nuestro estilo, tradicionalmente, se concentra en la organización y los movimientos inteligentes, así que intentaremos combinar esos aspectos con ideas creativas y un pensamiento renovado; virtudes que son especialmente evidentes en las jugadoras más jóvenes de nuestra plantilla. Estos deberían ser nuestros puntos fuertes, y espero que podamos plasmarlos en nuestro juego de equipo.

¿Qué hace falta en los entrenamientos para jugar de esa forma, y en qué medida resulta un trabajo duro?

La mayoría de las integrantes de la selección juegan actualmente en la liga japonesa, por lo que para ellas es fácil comunicarse entre sí regularmente. Incluso cuando están en sus propios clubes, cada jugadora tiene una buena comprensión del estilo de la selección. Por ejemplo, pueden realizar un entrenamiento de alta intensidad que dure dos horas teniendo a la selección en mente. Sin embargo, para las que jugamos en el extranjero, la selección nacional es un lugar muy especial. Es un entorno diferente de donde jugamos normalmente.

Además, Japón juega con un estilo de fútbol muy concreto, por lo que para nosotras es importante poder visualizar cómo debemos hacerlo cuando juguemos con Japón. Aunque es importante estar en buena forma física, yo suelo concentrarme en tener la mente lúcida y estar preparada mentalmente.

¿Se considera una líder de esta selección? ¿Disfruta asumiendo ese papel en un equipo tan joven?

Como futbolista profesional, sueles tener muchas menos oportunidades en las que puedas ‘disfrutar’ realmente de tu papel. Pero yo intento disfrutar todo lo que puedo de esos momentos en los que afrontas retos y tareas difíciles. Como jugadora veterana sientes más presión, y sí que me tomo más en serio esa responsabilidad conforme voy siendo mayor.

¿Prefiere ganar pero sin jugar de la forma que quiere el equipo, o bien perder pero sabiendo que ha jugado su mejor fútbol táctica y técnicamente?

Es una pregunta muy difícil de responder, porque se trata de polos opuestos. Cuando juegas con tu selección, representas a tu país y, por tanto, los resultados siempre van a ser importantes. Sin embargo, a nivel internacional, necesitas futbolistas que puedan hacer ambas cosas: jugar y expresar su propio estilo al tiempo que obtienen buenos resultados. De lo contrario, no deberías estar en el equipo…

Creo que las jugadoras que están aquí representando a Japón son capaces de decir: “Estoy haciendo ambas cosas lo mejor que puedo”. Por tanto, estoy orgullosa de ser lo bastante versátil para tener la inteligencia y el físico que me permiten hacer las dos cosas.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011™

Japón, por primera vez en el trono

17 jul. 2011

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011™

Alemania 2011: Japón 2-2 EEUU (PEN 3-1)

16 jul. 2012