Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007 ™

Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007 ™

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Alarde de fuerza del trío europeo

A menos de cuatro meses de que el balón empiece a rodar en la  Copa Mundial Femenina de la FIFA , los dieciséis países clasificados para China 2007 apuran sus preparativos de varias maneras diferentes.

Algunos, de forma comprensible, están optando actualmente por adiestrarse sin llamar demasiado la atención. Sin embargo, ese es un lujo que no pueden permitirse cuatro de los cinco representantes europeos, a los que el calendario les reserva partidos de la fase previa del Campeonato Femenino de la UEFA hasta el mes de septiembre.  Dinamarca , que empezó su campaña continental a finales de octubre, constituye la única excepción. Con todo, la buena noticia para  Alemania ,  Inglaterra  y  Suecia  -que ya han comenzado su andadura- es que los resultados de las primeras contiendas oficiales suponen un buen augurio de cara a sus posibilidades en China.

Las alemanas en concreto han cosechado dos victorias aplastantes, con las que han restablecido su moral tras una desastrosa trayectoria en la Copa del Algarve. El equipo entrenado por Silvia Neid terminó octavo en el certamen disputado en Portugal, y cedió el primer puesto de la Clasificación  Mundial Femenina FIFA/Coca-Cola . Heridas en su orgullo y cuestionadas, las campeonas del mundo no han perdido el tiempo, y han recordado a sus críticos que, como suele decirse, el estado de forma es algo temporal, mientras que la calidad no desaparece nunca.

El punto de inflexión se produjo el 12 de abril, contra una selección holandesa que tuvo ventaja en el marcador hasta la media hora de juego, cuando un tanto de Birgit Prinz dio inicio a una goleada que terminó en un 5-1 para una Alemania que busca conquistar su quinto título europeo consecutivo. También destacó Renate Lingor, autora de dos dianas, aunque la mayor alegría para los 8,000 hinchas que presenciaron la victoria germana en Bochum fue la reconciliación de Prinz con el gol.

La ex Jugadora Mundial de la FIFA mostró sus mejores dotes como realizadora en la siguiente cita del Grupo 4, al anotar un triplete y erigirse en protagonista de un duelo en el que Alemania no tuvo rival y doblegó a Gales con un 6-0. "Estoy muy contenta", señaló la seleccionadora Neid a la conclusión del choque. "A veces las jugadoras se ponen un poco inquietas si no marcan al principio, pero todas estas pruebas son importantes, ya que en el Mundial nos enfrentaremos a conjuntos del máximo nivel, y tendremos que esforzarnos para ganarles. Si el gol no llega, no debemos ponernos nerviosas".

Inglaterra y Suecia causan sensación

La perseverancia también ha sido crucial en el caso de Inglaterra. Las pupilas de Hope Powell abrieron su campaña europea mediante un reñido aunque a la postre convincente triunfo por 4-0 el domingo sobre Irlanda del Norte.

Con una plantilla en la que figuran nueve integrantes del  Arsenal femenino, flamante campeón de Europa , Inglaterra acudía al encuentro repleta de confianza, aunque se escucharon quejas de descontento en el Gillingham's Priestfield Stadium cuando se llegó al descanso y el casillero seguía reflejando un empate. No obstante, tal y como era de esperar, una de las futbolistas del Arsenal, la capitana Kelly Smith, materializó el primer gol a los siete minutos de la reanudación, y a partir de ese momento el resultado estuvo fuera de toda duda. Las inglesas aseguraron enseguida los tres puntos, con tantos de Katie Chapman, Lianne Sanderson y uno en propia meta de la desafortunada Una Harkin.

"Antes del partido ya éramos conscientes de que debíamos tener paciencia, y así fue", reflexionó luego Powell. "Irlanda del Norte luchó, pero sabíamos que se cansaría, y en cuanto mostramos un poco más de calma en la segunda parte los goles empezaron a llegar".

A buen seguro la entrenadora inglesa tiene ahora varios aspectos positivos sobre los que reflexionar, sobre todo el tan esperado regreso de Faye White, una pieza fundamental del equipo que estaba lesionada, y también el sensacional trabajo que realizó por la banda derecha la dinámica Karen Carney, quien saltó al campo en el segundo período. El próximo encuentro de Inglaterra será mañana, un amistoso en casa contra Islandia, y en julio realizará una concentración en Macao, quince días antes de participar en la que será su primera Copa Mundial Femenina de la FIFA desde 1995.

Suecia, en cambio, es ya veterana en el principal torneo femenino del planeta, y el 5 de mayo advirtió de que volverá a ser un adversario a tener muy en cuenta en septiembre, al conseguir un meritorio 0-2 a domicilio ante Italia. Era un partido en el que todos esperaban que las suecas pasasen apuros, debido principalmente a las lesiones de Therese Lundin, Sara Larsson y Madelaine Edlund, que agravaron las bajas de las ya retiradas Malin Mostrom y Anna Sjostrom.

Y a pesar de que Italia había derrotado a Alemania en la Copa del Algarve, Suecia pudo permitirse incluso dar descanso a la restablecida Hanna Ljungberg y salir victoriosa, gracias a los goles de Caroline Seger y Nilla Fischer. El joven combinado de Thomas Dennerby afronta ahora con confianza sus próximos retos europeos, un desplazamiento a Rumania el 16 de junio y la visita de Hungría cuatro días más tarde, sus dos últimos partidos oficiales antes de debutar en China 2007 el 11 de septiembre, frente a Nigeria.

A Noruega, mientras tanto, también le aguardan encuentros clave de la fase previa en junio, un viaje a Israel el 17 y la visita de Austria el 21. En los planes del seleccionador Bjarne Berntsen probablemente esté obtener un pleno de puntos antes de emprender el largo camino a Asia.