Copa Mundial Femenina de la FIFA Australia & Nueva Zelanda 2023™

Copa Mundial Femenina de la FIFA Australia & Nueva Zelanda 2023™

Copa Mundial Femenina de la FIFA

Beeche: "El impacto potencial de Australia/Nueva Zelanda 2023 es increíble"

FIFA U20 World Cup CEO Dave Beeche speaks
© Getty Images
  • El nuevo director ejecutivo del Mundial Femenino de 2023 se estrena el 14 de junio
  • Dave Beeche ya ocupó ese cargo en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2015
  • Destaca la importancia de la colaboración para ofrecer un certamen exitoso

La FIFA anunció hoy el nombramiento de Dave Beeche como nuevo director ejecutivo de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Australia/Nueva Zelanda 2023.

Antes de que se estrene oficialmente en su cargo el 14 de junio, FIFA.com habló con Dave sobre el nombramiento, su experiencia en la organización exitosa de grandes campeonatos, y lo que pueden esperar los aficionados y las selecciones en la próxima Copa Mundial Femenina de la FIFA 2023.

Enhorabuena, y bienvenido a su cargo de director ejecutivo del COL de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Australia/Nueva Zelanda 2023. Háblenos un poco de usted, y de cuánto le ilusiona asumir su nuevo cargo.

Es un honor tremendo ser nombrado para ese cargo, y estoy muy ilusionado. Tengo dos hijas que juegan al fútbol, y han tenido esa oportunidad de comprobar de primera mano las importantes lecciones y el impacto positivo que puede tener el fútbol en el desarrollo de la gente joven, y especialmente las adolescentes. También he tenido la suerte de ser el director ejecutivo de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Nueva Zelanda 2015, que fue un éxito enorme y lo disfruté muchísimo.

Ese Mundial Sub-20 dejó un legado positivo para el fútbol en Nueva Zelanda y tuvo un impacto duradero. Cinco años después, todavía me encuentro a gente hablando de ese campeonato; de lo estupendo que fue ver a selecciones de la talla de Brasil y Serbia en la final de Auckland, y [experimentar] todo ese bullicio, colorido y emoción que conlleva el fútbol a nivel mundial. La atención que se presta actualmente al deporte femenino en Australia y Nueva Zelanda, y también a escala global, hace que sea un momento realmente apasionante para implicarse, y tengo muchísimas ganas de poner mi granito de arena para ayudar al crecimiento exponencial del deporte femenino.

La Copa Mundial Femenina de la FIFA 2023 será un hito importante y una oportunidad para crear un legado duradero para el fútbol femenino, tanto en Australia y Nueva Zelanda como por todo el mundo. ¿Qué representa y significa el campeonato para usted en ese aspecto?

Aunque puede que el fútbol no sea el deporte número uno actualmente en Australia y Nueva Zelanda, a diferencia de en otras partes del planeta, la oportunidad de llevar un campeonato de este calado a ambos países constituye una ocasión increíblemente emocionante para acelerar el crecimiento del deporte. Si bien ambos países gozan de unos niveles de participación positivos en categorías menores, la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2023 supondrá asimismo una verdadera oportunidad para contribuir a dejar un legado duradero en muchos otros ámbitos del fútbol –tanto dentro como fuera del campo–, así como en la sociedad en general. El impacto potencial es increíble.

Como ya vimos en Francia, la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2023 será también una plataforma maravillosa para crear una nueva generación de modelos a seguir. Las Matildas, en particular, ya son una selección de talla mundial, y serán candidatas al título. Nueva Zelanda también cuenta con una generación fascinante de jugadoras abriéndose paso de cara a 2023, incluidas varias que estuvieron en el equipo que quedó tercero en la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2018.

Como organizador de competiciones, estoy ilusionado en todo caso por unirme a la FIFA de nuevo y contribuir a crear el mejor escenario y la mejor plataforma posibles para exhibir el increíble talento que tienen estas jugadoras, así como ayudar a montar un evento de talla mundial para los aficionados de Australia y Nueva Zelanda y de todo el mundo.

No es la primera vez que dirige una competición de la FIFA, tras haber sido el director ejecutivo de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2015. ¿Qué lecciones aplicará de ese cargo, así como de otros puestos de liderazgo que ha ocupado en el sector del deporte, del turismo y de los grandes acontecimientos?

Para ofrecer un evento exitoso, todo es cuestión de alianzas. Llevar a cabo colaboraciones fructíferas clave con las administraciones, las sedes y las federaciones miembro será fundamental para garantizar un campeonato exitoso.

Luego, creo que [también] asegurarnos de crear un ambiente y una experiencia de primer nivel para las deportistas, para los aficionados y para todos los que acudan al campeonato o simplemente lo vean. Si podemos diseñarlo de una forma que ofrezca una experiencia de primer nivel, así como un legado duradero, a las principales audiencias, destinatarios y partes interesadas, eso hará que el campeonato resulte un éxito. Ese será el foco de atención, además de aprovechar las enseñanzas de dirigir aquella edición del Mundial sub-20 y de dirigir en los cinco últimos años un negocio implantado en Australia y en Nueva Zelanda como director ejecutivo del Ironman de Oceanía. Esa última experiencia será especialmente útil a la hora de trabajar con los dos países anfitriones y de garantizar que haya una experiencia uniforme que podamos ofrecer tanto a jugadoras como a aficionados.

Nueva Zelanda se cubre de estrellas; Serbia brilla

Véase también

Nueva Zelanda se cubre de estrellas; Serbia brilla

Se trata de un campeonato histórico por muchos motivos: primera Copa Mundial Femenina de la FIFA organizada conjuntamente, primera edición con 32 selecciones, primera vez que un Mundial Femenino se organiza entre dos confederaciones, además de 9 sedes y un récord de 10 estadios por toda Australia y Nueva Zelanda. ¿Qué podemos esperar de los aficionados, las sedes y los dos países anfitriones en 2023?

Creo que el entusiasmo y el apoyo por parte de ambos países van a ponerse al rojo vivo. Creo que no podía haber habido un momento más oportuno para organizar esta competición en Australia y Nueva Zelanda. El apoyo masivo y el impulso que se da al deporte femenino en ambos países son fenomenales. Pienso que el público lo respaldará de veras, y apreciará poder ver y apoyar al talento de talla mundial que va a darse cita aquí, en nuestro territorio.

Los aficionados pueden esperar un extraordinario despliegue de fútbol de gran talento y una experiencia excepcional en los estadios. Las selecciones y jugadoras pueden esperar el hospedaje, la hospitalidad y la amabilidad por las que son famosas las culturas australiana y neozelandesa, así como un campeonato organizado de forma profesional y segura.

Felicidad en las nuevas anfitrionas del Mundial Femenino

Véase también

Felicidad en las nuevas anfitrionas del Mundial Femenino

Explora este tema

Notas recomendadas