Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019™

Belén Potassa, entre un póster y un mural

© Others
  • Es la única ‘sobreviviente’ del plantel mundialista de 2007
  • Fue parte de un documental, tiene un mural y sueña con el Mundial
  • La revancha con Panamá, el 13 de noviembre

-Si ella nacía varón, todos tendrían su póster en la pared

La frase es de Claudio Dionato, el primer entrenador que tuvo Belén Potassa de niña en Cañada Rosquín, su pueblo natal. La histórica delantera de la selección femenina argentina está de acuerdo.

“Creo que la frase tiene ciento por ciento de verdad. Si hubiéramos sido hombres, más de una sería referente hoy para los chicos”, dice Potassa a FIFA.com, horas después de golear a Panamá en el partido de ida por la repesca intercontinental para la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019.

“Ahora estamos tratando que las chicas empiecen a conocer quiénes son sus referentes en el fútbol femenino, y puedan ver tanto en la selección como en los clubes jugadoras a seguir. Clasificar al Mundial sería un espaldarazo enorme”.

A los 29 años, Potassa es la única del actual plantel que estuvo presente en China 2007, la última aparición albiceleste en un Mundial de mayores. “Fue experiencia increíble, y en lo personal sería un orgullo volver a jugarlo”.

Desde lo grupal conlleva una responsabilidad. “No es el momento de contar de qué trata estar un Mundial, eventualmente habrá tiempo para eso. Yo trato de llevarles tranquilidad a las chicas, sobre todo ahora que estamos tan cerca”.

Y es que nadie hubiera pensado allá por 2007 que Argentina estaría tanto tiempo sin clasificar. “Ni se me hubiera ocurrido. Pero tampoco que íbamos a estar dos años sin jugar, perdiendo tiempo que aprovecharon otros países para crecer”.

Y a pesar de eso, la Albiceleste cumplió una muy buena actuación en la Copa América, alcanzando la repesca. “Ahí nos dimos cuenta de que con más apoyo y mejor preparación, podíamos aspirar al Mundial. Las cosas cambiaron y hoy estamos ante una inmejorable oportunidad”.

Sobre todo, después del contundente 4-0 de la ida en Argentina. “El resultado fue algo sorpresivo, y por supuesto muy positivo”.

“Yo destaco la actitud de todas: erramos un penal con el partido 0-0 y ninguna se cayó. A veces uno se fastidia ante situaciones adversas, y no fue el caso. Mantuvimos la calma sabiendo que el gol iba a llegar, y así pasó”, explica la 9.

A Potassa no le preocupa que la diferencia pueda relajar al equipo. “Ya lo hablamos, hay que defender como si estuviéramos 0-0. Sabemos que van a salir a atacarnos, pero también que una contra puede definir la serie”.

Tampoco le preocupa que, como goleadora del equipo, ella no haya anotado. “A veces las 9 tenemos que hacer el trabajo sucio, salir para que entren las de afuera… Jugar para el equipo es como hacer goles. La clasificación, si llega, será de todas”.

¿Sabías que…?

  • Probó tenis, voleibol, natación y patín antes de convencer a su mamá que le consiguiera un club con fútbol femenino.
  • Tras debutar en 2004 con Rosario Central, jugó en San Lorenzo, Santiago Morning (Chile) y Boca Juniors antes de recalar en la UAI Urquiza, su club desde 2014
  • Además del Mundial de China, jugó la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Rusia 2006 y el Torneo Olímpico de Fútbol Pekín 2008.
  • Es entrenadora de fútbol y trabaja en la administración de un colegio
  • Fue protagonista junto a otros cuatro futbolistas de un documental llamado “Posición adelantada. Historias de otro fútbol”.
  • En Cañada Rosquín hay un mural con su imagen: “Ojalá que sirva no solo para los chicos o chicas que quieran ser deportistas, sino para todos los que tengan una misión en la vida. Que sepan que no hace falta ser ni mujer ni varón para lograr un sueño o alcanzar una meta”.