Copa Mundial del Fútbol Femenino de la FIFA EE UU 1999 ™

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina de la FIFA 1999™

Éxtasis futbolístico en Estados Unidos

© Getty Images
  • Segundo título mundial para las estadounidenses
  • La RP China, subcampeona, perdió en la tanda de penales
  • La tercera edición del Mundial Femenino superó los 660.000 espectadores

La última Copa Mundial de Fútbol Femenino del siglo no solo inauguró una nueva era de éxitos para la disciplina, sino que se convirtió en un auténtico hito en la historia de este deporte. Por primera vez el torneo se disputó en estadios inmensos, y la asistencia a los partidos, la cobertura que le dispensó la prensa y las audiencias televisivas alcanzaron nuevas cotas.

Se superaron los 660,000 espectadores, y los medios de comunicación enviaron a unos 2,500 representantes. Los 32 partidos se transmitieron en directo por la televisión nacional, y se calcula que, sólo en Estados Unidos, 40 millones de telespectadores vieron cómo la nación anfitriona alzaba su segundo trofeo mundial, hacía vibrar a una nación entera y se convertía en el tema de conversación más importante del año.

"Esta Copa Mundial ha sido de primerísima clase. Una competición femenina única en su género, algo nunca visto", declaró Marla Messing, Presidenta del Comité Organizador Local. "Se puede decir que, de algunas manera, todas nos hemos ganado un pequeño lugar en la historia".

El 10 de julio de 1999, bajo un sol de justicia, 90,185 de espectadores (el récord mundial de asistencia a una prueba deportiva femenina), entre los que se encontraba el ex Presidente Bill Clinton, abarrotaron el Rose Bowl de Pasadena (California) para asistir a la gran final del campeonato, que enfrentó a Estados Unidos y la RP China y se saldó con la victoria de la selección anfitriona (5-4 en la tanda de penales).

"Todo el país está absorto en este espectáculo", declaró el ex Presidente Clinton. "Esta Copa Mundial ha sido un éxito mucho mayor del que la gente se habría imaginado, su impacto se dejará sentir durante mucho tiempo no sólo en Estados Unidos, sino también en otros países".

Después de 120 minutos de partido (prórroga incluida), la defensa estadounidense Brandi Chastain superó a la guardameta china Gao Hong con el quinto lanzamiento penal de su equipo y culminó con honores un verano futbolístico que, como un torbellino, arrasó a la nación anfitriona. Chastain cayó de rodillas, al igual que hiciera Bjorn Borg en Wimbledon, se quitó la camiseta y la enarboló por encima de la cabeza frente a la enloquecida hinchada.

"Locura momentánea, nada más y nada menos", comentó Chastain poco después. "Se me quedó la mente en blanco. Solo pensaba: 'Dios mío, éste es el momento más grande de toda mi vida sobre un campo de fútbol'".

© Getty Images

El camino de las finalistas

Estados Unidos llegó al título logrando 5 victorias en el camino, incluidas una remontada en cuartos ante Alemania (3-2) y el emocionante partido de semifinales ante Brasil (2-0).

La RP China, por su parte, se había plantado a la final gracias a la mejor línea de ataque del torneo, acumulando 19 goles a favor por sólo 2 en contra. Sin embargo, la "defensa total" de las estadounidenses aguó la pólvora de las asiáticas en la gran final. Y ya en los penales, Briana Scurry atajó el penal a Liu Ying para contribuir a la victoria de las anfitrionas.

Irónicamente, era la segunda vez que una gran final de la Copa Mundial de la FIFA celebrada en el Rose Bowl terminaba en tanda de penales tras un empate 0-0. En la final de Estados Unidos 1994, Brasil se impuso a Italia exactamente de la misma forma.

El paso al frente de Brasil

Brasil venía de caer en primera ronda del Mundial anterior, pero al año siguiente, en 1996, conquistó el bronce olímpico ante Noruega. Y esos progresos continuaron en este torneo, donde la Canarinha terminó tercera y volvió aguar la fiesta a las escandinavas.

La gran Sissi no decepcionó. La brasileña inauguró su participación en la fase final con una tripleta contra México y, acto seguido, marcó los dos goles (2-0) de la victoria de su equipo ante Italia, con los que la Seleçao dejó constancia de su intención de afianzarse en los escenarios mundiales. De hecho Brasil, gracias a un gol de su gran estrella en la prórroga, se impuso 4-3 ante Nigeria -primera selección africana en alcanzar los cuartos de final- y pasó a semifinales.

Allí cayó ante Estados Unidos, pero se recuperó de la derrota a tiempo para imponerse a la vigente campeona, Noruega, en el duelo por el bronce. Fue en el primer 0-0 de la historia del torneo, que se decidió en los penales (5-4).

Dos debuts con nota

Rusia se estrenó en un Mundial Femenino con una actuación más que destacada que incluyó un triunfo por 4-1 ante Canadá. El conjunto ruso alcanzó los cuartos de final, donde la RP China impuso su mayor experiencia (5-0).

También las Reinas Negras de Ghana brillaron en su primera participación en una máxima competición internacional y lograron arrancar un meritorio empate ante Australia (1-1) en su partido de debut, aunque sendas derrotas ante Suecia y las poderosas jugadoras chinas las condenaron a volver a casa al término de la fase de grupos.

Decepción escandinava

Noruega llegó al torneo como vigente campeona, pero lejos de repetir el éxito de 1995, tuvo que conformarse con una amarga cuarta plaza: cayó en semifinales víctima del poderío ofensivo de la RP China y después se quedó a las puertas del podio tras perder con Brasil.

La selección sueca también llegaba al torneo con buenas expectativas, pero pasó como segunda del Grupo D, por detrás de las Rosas de Acero, y eso le costó tener que medirse en cuartos ante una Noruega que no dio opciones (3-1).

Peor le fueron las cosas a Dinamarca, una selección que se había clasificado de forma más que convincente, pero que regresó a casa con las manos vacías y cero puntos en su casillero.

© Getty Images

Países participantes

Brasil, Canadá, Estados Unidos, México, Ghana, Nigeria, Noruega, Suecia, Dinamarca, Alemania, Italia, Rusia, RP China, Australia, RDP de Corea, Japón.

Clasificación final

  1. Estados Unidos
  2. RP China
  3. Brasil
  4. Noruega

Sedes

Nueva York, San José, Boston, Los Ángeles, Portland, Washington DC, Chicago, San Francisco.

Goles

123 (media: 3,8 por encuentro)

Distinciones individuales

  • Balón de Oro adidas: Sun Wen (RP China)
  • Balón de Plata adidas: Sissi (Brasil)
  • Balón de Bronce adidas: Michelle Akers (Estados Unidos)
  • Bota de Oro adidas: Sun Wen (RP China), 7 goles y 1 asistencia
  • Bota de Plata adidas: Sissi (Brasil), 7 goles
  • Bota de Bronce adidas: Ann Kristin Aarones (Noruega), 4 goles
  • Premio Fair Play de la FIFA: RP China