Copa Mundial Femenina de la FIFA Australia/Nueva Zelanda 2023™

Copa Mundial Femenina de la FIFA Australia/Nueva Zelanda 2023™

🇦🇷 Argentina

Dalila Ippolito, una argentina que abre caminos

Dalila Ippolito of Argentina poses for a portrait
© Getty Images
  • Con 18 años, es la primera argentina en la liga italiana
  • También es la primera con un estadio con su nombre
  • Habla con FIFA.com de su presente, su futuro y la selección

Dalila Ippolito cumplía con la cuarentena en su casa cuando entró el WhatsApp de su representante, preguntándole si estaba libre. La mediocampista argentina analizaba ofertas del exterior y el mensaje no la sorprendió. Hasta que aceptó la video llamada…

-Hola, voy al grano: te quiere la Juventus de Italia. ¿Estás preparada?

-Dale, no jodas, decime que necesitas…

La charla, con los detalles de la operación y el proyecto del club para ella, duró 20 minutos. Al cortar lanzó un “¡me quiere la Juventus!” que retumbó en Villa Lugano, colándose entre las calles que la vieron patear la pelota por primera vez a los 6 años.

“En mi mente estaba pegar el salto a Europa, pero no a un club tan grande sin escalas. ¡De golpe estaba en un avión preguntándome qué hacía ahí!”, confiesa Dalila vía Zoom y mate en mano a FIFA.com.

Ippolito debutó el fin de semana pasado, entrando desde el banco en el inicio de la Serie A 2020/21. Al oírla uno piensa que absorbió todo de golpe. “No te creas, todavía no caí realmente, me cuesta digerirlo. Acá es todo 5 estrellas”, se ataja.

Es más, la misma frescura e irreverencia que muestra la Enana como enganche dentro la cancha, la transmite afuera con sus palabras.

“Lo dije siempre, aún estoy interiorizándome a lo que es el fútbol femenino. Hasta el Mundial, no tenía idea de cómo lo vivían en Europa, cuánto cobraban las chicas, lo que significa vivir de esto, pero era mi sueño. ¡Mirá dónde estoy ahora, las cosas pasan!”.

El punto de inflexión

La argentina habla con aplomo de sus inicios y del gran punto de inflexión de su joven carrera. “No sufrí lo que otras, que no tienen oportunidades, yo pude jugar desde muy chica. Al principio con hombres, sí, pero a los 13 años llegué a River y eso cambió”.

A los 17, Ippolito había debutado en primera y entrenaba con la selección sub-20 argentina cuando la convocaron al grupo de la absoluta que preparaba para la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019.

Su confirmación entre las 23 fue la gran sorpresa de Carlos Borrello, que la llevó para sumar experiencia. Y no tuvo minutos hasta que, 0-3 con Escocia en el último partido de la fase de grupos, entró a 20’ del final. Ahí cambió todo.

Porque ese tiempo le alcanzó para mostrar su potencial, que radica en pedir la pelota, encarar y asumir responsabilidades, ya sea para definir o para dar el pase gol, como hizo en el tanto de Milagros Menéndez que inició la histórica recuperación albicelste.

“Traté de jugar suelta, cómo lo hacía en el barrio con mis amigos. Lo disfruté mucho”, le decía a FIFA.com tras el 3-3. “Fue así, pero jamás me imaginé lo que vino después”, recalca hoy entre risas.

El ‘después’ fue llegar a UAI Urquiza y hacer una gran Copa Libertadores, manteniéndose en el foco. Tanto que su primer club, Jóvenes Deportistas de Lugano, renombro su cancha Dalila Ippolito, convirtiéndola en la primera futbolista argentina con semejante honor.

“Todo lo que pasa con el fútbol femenino en Argentina desde del Mundial es fuerte, y lo de la cancha es un logro de todas las que empujamos por la igualdad. Pero que sea donde empecé lo hace muy especial”.

De Italia a la selección

Ippolito notó rápido las diferencias del juego en Italia. “Es más rápido y físico. Cada práctica parece un partido, van con todo, y me gusta. Eso sí, ¡tengo moretones por todos lados!”.

Como esperaba, el nivel de su competencia será mucho más alto. “Acá hay varias de la selección italiana, y además de Serie A jugaremos la Champions. Eso me dará siempre un roce como el del Mundial”.

Argentina's Dalila Ippolito, new player of Juventus

Todo sirve en función de la Albiceleste. “No dejo de pensar en la selección. Si lo que me pasa a mí le pasa al resto de las que estamos afuera, eso seguro nos ayudará a acercarnos a las potencias”, avisa.

Es más, la idea de que Conmebol tenga más plazas para el Mundial 2023, el primero con 32 selecciones, la entusiasma. “Me genera mucha ilusión, igual que ganar una Copa América. Cada vez trabajamos mejor, y se crece. Despacio, pero se crece”.

Ippolito sabe qué tendrá un rol cada vez más protagónico, aunque pone una pausa. “La experiencia suma, pero a veces pesa. Hay que saber cuándo controlarla y soltarla al grupo. Espero ser una pieza importante”.

Del mismo modo, acepta el haberse convertido en un referente del fútbol femenino en Argentina. “Es fuerte por mi edad, pero también porque mis referentes siempre fueron hombres. Yo quería jugar en el Barcelona por Messi".

¿Y ahora? “Ahora tengo cientos de mensajes en mis redes con chicas que quieren ser como yo, y eso implica una responsabilidad. Debo dar una buena imagen, sin dejar de ser yo. Espero lograrlo“.

Dalila Ippolito of Argentina poses for a portrait
© Getty Images

Dalila y…

Qué se llevó para extrañar menos. “El mate, la Play y el parlante con mi música, desde cumbia hasta reggaetón. ¡No, todavía no pongo músico en el vestuario!” (risas).

Con qué equipo juega a la Play. “Con el Barca por Messi, pero también con el PSG y ahora con la Juve, pero recién me estoy acostumbrando. ¡Quiero la Juve femenina!”.

Por qué eligió el número 5. “Tenía opciones menos clásicas como 17, 99, y 27. Sabía que Zidane usó la 5, pero me gustó porque es un puesto clásico en Argentina”.

Conocer a Cristiano Ronaldo. “No me obsesiona, pero me gustaría. Además, conocí a Messi antes del Mundial. Podría decir que vi a los dos mejores de este tiempo”.

Explora este tema

Notas recomendadas