Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007 ™

Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007 ™

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Doble motivo de júbilo para los escoceses de Australia

A cualquier angloparlante que llegara demasiado tarde para escuchar la presentación del seleccionador australiano y de la mejor jugadora del Australia-Ghana en la rueda de prensa posterior al partido del miércoles, se le podría perdonar que se preguntara si no se habían equivocado. Igual de confundidos estarían los huéspedes del hotel que, a altas horas de la madrugada del jueves, fueron despertados por los gritos y aplausos procedentes de la habitación de Tom Sermanni, unas diez horas después de que sus jugadoras hubiesen sellado su sensacional triunfo por 4-1 ante Ghana.

Por inverosímil que parezca, la explicación para ambos casos era bastante sencilla. Tanto la ausencia de acentos australianos en la sesión informativa de las Matildas como el jaleo procedente de la habitación de su seleccionador cuando empezaba a alborear sobre Hangzhou eran atribuibles a un pequeño país de la otra punta del mundo.

Al fin y al cabo, fue en Escocia (y de hecho, en la misma ciudad obsesionada por el fútbol, Glasgow) donde nacieron tanto Sermanni como la figura del mediocampo Collette McCallum; y los vínculos de ambos con el país del que se marcharon hace décadas siguen siendo tan fuertes como sus inconfundibles acentos escoceses. Por consiguiente, no fue ninguna sorpresa ver a los dos esta mañana luciendo sendas sonrisas especialmente amplias, después de que a la primera victoria de Australia en una Copa Mundial Femenina de la FIFA le siguiese otra histórica victoria de Escocia en París (0-1).

Sermanni, que resistió la tentación de dormir para ver comenzar el partido a las 3:00 horas, lo narró así a FIFA.com: "A las 5 de la mañana me llegó un mensaje de texto de mi hermano desde Glasgow diciéndome el resultado; ¡no estoy seguro de que se esperara otro respondiéndole que había estado levantado viéndolo! Fue realmente magnífico, un auténtico placer para la vista, y vaya desde aquí mi felicitación al seleccionador escocés y a los jugadores. La verdad es que fue sensacional. Ayer me habría sentido un poco avaricioso deseando un triunfo tanto de Australia como de Escocia; así que, sí, la verdad es que resultó un día inolvidable".

Hincha acérrima del Celtic*
*
La contribución de McCallum al término de la racha australiana de nueve encuentros sin conocer la victoria, llena de elegancia y entrega, dejó a la jugadora demasiado cansada para ver a la selección de Alex McLeish llevando a buen puerto su misión improbable. Sin embargo, tras haber estado entre el público de Hampden Park que llevó en volandas a los escoceses hacia la primera parte de un extraordinario doble triunfo contra los Bleus, el regocijo de la jugadora de 21 años no era menos patente que el de su entrenador.

A pesar de que sólo tenía 4 años cuando sus padres tomaron una de esas decisiones que te cambian la vida, la de poner rumbo a Australia, las visitas frecuentes de vuelta al país y su simpatía por la mentalidad escocesa han dejado a la talentosa centrocampista, según explicó la propia McCallum, con el corazón dividido.

"Yo diría que me siento mitad escocesa, mitad australiana", señaló. "No cabe duda de que me siento tremendamente unida a ambos países, y siempre tendré ese lado escocés en mí, da igual el tiempo que lleve viviendo fuera. Suena raro decirlo, pero añoro de veras el lugar. En cualquier caso, también me encanta vivir en Australia, y para mí no fue ningún dilema en absoluto decantarme por jugar con las Matildas".

"Es curioso; ni yo misma sé cómo sigo manteniendo el acento, dado lo joven que era cuando nos fuimos, pero parezco tenerlo más fuerte que nunca. En realidad, cuando me pongo nerviosa se acentúa más aún, lo cual no es bueno para la gente a la que le cuesta entenderlo... ¡que son casi todos! Llevo viviendo en Australia unos 17 años, pero regreso a Escocia siempre que puedo. Me encanta el sitio. Hace que sigas sintiéndote como en casa en muchos sentidos. El hecho de que en Glasgow estén todos completamente locos por el fútbol ayuda. Es una ciudad increíble por ese motivo; en Australia, simplemente no te encuentras esa misma pasión", añadió.

"Siempre que vuelvo, realmente es como si nunca hubiera estado fuera; para mí son como unas vacaciones futbolísticas. Soy hincha acérrima del Celtic y, la última vez que estuve allí, creo que logré meterme en 12 partidos del Celtic, porque todos mis primos tienen abonos para toda la temporada".

¿Se ha vuelto blando Sermanni?*
*
Siguiendo con la lista de paralelismos, aparentemente interminable, Sermanni (a su vez ex centrocampista) comparte con McCallum la fidelidad al mismo club; de hecho, fue en el equipo infantil del Celtic donde el seleccionador de Australia empezó su carrera futbolística. Con el paso de los años, y especialmente desde su paso al banquillo, esa carrera se ha tornado cada vez más nómada. Así, tras mudarse a Australia con 28 años, se sucedieron distintos periodos en Japón, Estados Unidos y Malasia.

Ahora, a los 53 años, el técnico de Glasgow ha vuelto a la que considera su casa, para cubrir un puesto que desempeñó por primera vez en los orígenes del proyecto femenino de Australia, en 1994. De hecho, a pesar de que él también vuelve todos los años a la ciudad que dejó atrás hace más de un cuarto de siglo, Sermanni reconoce que es probable que Australia le haya "atrapado" para siempre.

"Sí, probablemente", afirmó, e hizo una breve pausa para pensar. "Mi mujer y yo nunca hemos hecho planes como tal; es la única manera de seguir en el fútbol. Pero ahora estamos muy asentados en Australia, y muchos de nuestros amigos de adultos están allí. En la década de los 90, durante mucho tiempo me atrajo la idea de volver al Reino Unido y entrenar a un club, pero ahora creo que soy demasiado viejo para eso. Y no tengo muy claro que me apetezca la labor ingrata de entrenar durante todo el invierno británico. ¡Probablemente me he vuelto un poco blando en ese aspecto!". Es posible que su capacidad para desafiar a los elementos en su ciudad natal, en un día lluvioso y ventoso de enero, haya disminuido; pero, desde luego, no lo ha hecho ese don propio de los de Glasgow de saber cómo celebrar una victoria trascendental. "Tienes toda la razón", dijo riendo. "Voy a disfrutar de veras este momento porque, créeme, ¡me quedo totalmente hecho polvo con las chicas cuando las cosas no van tan bien! Y, con Escocia, suele ser así la mayoría de las veces...".

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Australia y una victoria para creer (1-4)

12 sep. 2007

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

GHA - AUS: Declaraciones tras el partido

12 sep. 2007

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Dos viejas rivales se baten en duelo dentro del Dragón

09 sep. 2007

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Las Matildas recuperan la confianza

22 ago. 2007