Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

Un año de 🇫🇷 Francia 2019

El análisis físico de Francia 2019 muestra un aumento en la velocidad y la intensidad del juego

  • La FIFA publica el Análisis Físico de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™
  • Las exigencias del juego han aumentado enormemente desde el Mundial de Canadá 2015
  • Hubo más carreras y esfuerzos en la Zona 5 desde la fase de grupos a la fase eliminatoria en Francia, con Inglaterra y EEUU liderando el camino entre las semifinalistas.

La Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™ nos regaló apasionantes encuentros, estadios a rebosar y más de mil millones de telespectadores. Esta competición ha marcado un antes y un después en el desarrollo del fútbol femenino. En Francia 2019 hemos sido testigos del avance del fútbol femenino, no solo en el plano técnico, táctico y comercial, sino que las exigencias físicas para las jugadoras han alcanzado nuevas cotas.

Dada la importancia del componente físico como elemento esencial para obtener grandes resultados, la FIFA ha elaborado el Análisis Físico de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™ en colaboración con los expertos Dr. Paul Bradley, profesor adjunto de Rendimiento Deportivo en la Universidad John Moores de Liverpool y consultor para el FC Barcelona; y Dawn Scott, entrenador de alto rendimiento para la selección femenina estadounidense entre 2010 y 2019, y actualmente senior manager en rendimiento físico femenino para la selección inglesa femenina.

Los datos recopilados muestran un incremento de las exigencias físicas en el fútbol femenino en los últimos años, así como la necesidad de desarrollar y aplicar modelos y programas de entrenamiento sistemáticos que nos permitan mejorar la condición física de las jugadoras de todo el mundo y seguir aumentando el nivel y la intensidad del juego.

En relación con la importancia este tipo de investigaciones científicas sobre el desarrollo del fútbol femenino, Paul Bradley opina lo siguiente: "Gracias a un análisis muy detallado de las exigencias físicas en el fútbol femenino de élite, las federaciones podrían comparar sus niveles. Esto ayudaría a los entrenadores en el diseño de ejercicios que mejoren el rendimiento físico de las jugadoras y ayuden a su vez a evitar lesiones".

Para llevar a cabo el análisis, se recopilaron datos de 552 futbolistas de 24 países. Las acciones que realizaron se codificaron en los intervalos de velocidad o zonas, los cuales se habían adaptado al fútbol femenino siguiendo estudios previos: zona 1 (0-7 km/h), zona 2 (7-13 km/h), zona 3 (13-19 km/h), zona 4 (19-23 km/h) y zona 5 (>23 km/h).

"El primer resultado sorprendente fue la propia magnitud del cambio en las exigencias en comparación con el Mundial de 2015; especialmente teniendo en cuenta que los cambios entre las ediciones de 2011 y 2015 fueron muy leves", comenta Bradley.

Cuando vimos que la carrera de alta intensidad había aumentado entre un 16 y un 32% en varias posiciones de Canadá 2015 a Francia 2019, tuvimos la certeza de que el fútbol femenino había evolucionado. La segunda conclusión interesante fue darnos cuenta de que “el contexto manda” cuando interpretamos las exigencias físicas en el fútbol femenino. Por ejemplo, las exigencias a la misma jugadora en dos partidos distintos pueden variar enormemente dependiendo del contexto del encuentro (p. ej. el nivel del rival, el marcador o el esquema táctico empleado)".

¿Sabías que...?

  • Aunque la distancia total promedio fue similar en 2015 y 2019, en esta última edición los equipos completaron una media por partido ligeramente inferior de carrera a baja velocidad (<13 km/h) con un 5%, 15% y 29% más en las zonas 3, 4 y 5, respectivamente.
  • En 2019, se observó un aumento de las distancias recorridas y las acciones completadas en la zona 5 de la fase de grupos a las rondas eliminatorias. Esto vuelve a poner de manifiesto que el ritmo de juego desplegado por los equipos mejor clasificados se intensifica en las fases decisivas del torneo, lo que supone una mayor carga física para las jugadoras a la hora de rendir de forma óptima.
  • Al observar la distancia total a >19 km/h recorrida por las cuatro semifinalistas, Inglaterra (6975 m), seguida de Estados Unidos (6795 m), fue quien más metros recorrió en 2019; Inglaterra (1023 m; 17%) también experimentó el mayor aumento respecto a 2015.
  • Todas las posiciones cubrieron una distancia total ligeramente superior en Francia 2019 que en Canadá 2015.
  • En Francia 2019 se realizaron más acciones en las zonas 3, 4 y 5. La distancia cubierta en la zona 5 fue un 18.6-47.3% mayor en todas las posiciones de juego en Francia 2019, con una subida especialmente evidente en el caso de las mediocentros de banda.

En palabras de Dawn Scott: "Al comparar los datos de 2015 y 2019, resulta evidente que en el último Mundial se recorrió una mayor distancia a velocidades más altas; además, se redujo la diferencia en la distancia recorrida a alta velocidad entre los equipos de mayor y menor nivel. Esto significa que algunos de los combinados situados en los puestos más bajos de la clasificación realizaron más acciones de alta intensidad en 2019 que en 2015, lo cual podría ser un reflejo de una mejora de la forma física".

Este análisis ofrece una extraordinaria panorámica global sobre el nivel y las exigencias físicas actuales en el fútbol femenino de élite. Comprender las exigencias de un partido resulta crucial a la hora de desarrollar un modelo de entrenamiento sistemático y diseñar programas específicos que reflejen las cargas de trabajo a las que se ven sometidas las jugadoras durante un encuentro. Además del trabajo técnico, táctico y psicológico, la preparación física especializada puede marcar la diferencia en la práctica deportiva de élite.

"Me parece esencial contar con un equipo integrado y cohesionado encargado de las cuestiones médicas y de la preparación física. El objetivo es ampliar al máximo el número de jugadoras disponibles para los técnicos y reducir el riesgo de lesión mediante la optimización del rendimiento físico —argumenta Scott—. Creo que la formación de las jugadoras constituye un aspecto muy importante, especialmente en lo relativo a las exigencias físicas de su posición sobre el campo y lo que necesitan para estar preparadas físicamente para ocupar esa demarcación".

Pinche aquí para consultar las conclusiones más importantes del informe.

Consulte el informe completo en este enlace.

Documentos relacionados

Notas recomendadas

Sofia Jakobsson of Sweden (10) 

Un año de 🇫🇷 Francia 2019

Jakobsson y el fin de una maldición   

29 jun. 2020

Laura Giuliani of Italy celebrates after her team's victory

Un Año de 🇫🇷 Francia 2019

Giuliani y el Mundial soñado de las Ragazze Mondiali  

25 jun. 2020

Chloe Logarzo of Australia is mobbed by team-mates after scoring against Brazil

Un año de 🇫🇷 Francia 2019

Logarzo, corazón de aquella remontada contra Brasil

13 jun. 2020

#WorldCupAtHome | Atajadas para el recuerdo

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019™

#WorldCupAtHome | Atajadas para el recuerdo

01 jun. 2020

#WorldCupAtHome | FIFA Women's World Cup Skills

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019™

#WorldCupAtHome | FIFA Women's World Cup Skills

29 may. 2020

#WorldCupAtHome | Goles de la Copa Mundial Femenina

Copa Mundial Femenina de la FIFA™

#WorldCupAtHome | Goles de la Copa Mundial Femenin...

27 may. 2020