Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015

6 junio - 5 julio

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

El doble reto de Brasil

© Others

“Todos los entrenadores brasileños soñamos con dirigir a nuestra selección ¡Y yo recibí esa invitación!” Es el argumento inapelable por el que Oswaldo Fumeiro Álvarez aceptó el puesto. Que se tratase de la selección femenina no le restó atractivo al proyecto, más bien le añadió interés. “En un momento de mi carrera en el que acumulaba bastante experiencia, este cargo me planteaba un reto diferente. Me exigía estudiar, aprender y trabajar más. Es una gran oportunidad, personal y profesional”, continúa.

El entrenador, con 20 años de trayectoria en el fútbol masculino, acaba de cumplir su primer año como seleccionador femenino. “El saldo es muy bueno. El equipo ha evolucionado mucho y esperamos llegar muy bien preparados al Mundial”, explica Vadão, como se le conoce, en su charla con FIFA.com.

La Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015™ es su próximo desafío. Tal vez, no el principal. “Para nosotros el mayor objetivo son los Juegos Olímpicos de 2016. En Brasil hay enormes expectativas sobre todos los atletas para esa gran meta que son las Olimpiadas de las que seremos anfitriones”, confirma con sinceridad el entrenador de 58 años.

Selección permanente
Este doble desafío mundial y olímpico (condimentado, además, con Juegos Panamericanos), llevó a la Confederación Brasileña a tomar medidas excepcionales para conseguir un equipo a la altura de tamaña exigencia. “Los campeonatos brasileños no son lo suficientemente competitivos, así que planteamos que el único método para conseguir un nivel óptimo físico, táctico y de intensidad, sería trabajando juntos”, explica el técnico.

Así, desde principios de año, Vadão cuenta con una ‘selección permanente’ concentrada en el Itu Spa Sports, de la que sólo están dispensadas las jugadoras con contratos en clubes extranjeros, como Marta o Bias.

“Es una situación algo desgastante y cansada, pero la estamos manejando bien, con mucha planificación. La mayoría de las jugadoras son del estado de São Paulo, donde estamos concentrados, y eso permite que vean a sus familias en los tiempos de descanso”, relata.

La falta de una estructura sólida y competitiva del fútbol femenino brasileño es sólo uno de los tres grandes problemas a los que se enfrenta en su nuevo cargo quien fuera entrenador de Corinthians, São Paulo, Bahia, Atlético Paranaense, Ponte Preta o Guarani, entre otros. “Al principio, mi principal traba fue la falta de tiempo, pues apenas con mi segunda convocatoria fuimos a la Copa América a por el billete mundialista y panamericano. Todo salió bien y fuimos campeones. Otro desafío es conocer mejor a las grandes potencias del fútbol femenino. Haber tenido la oportunidad de competir en la Copa del Algarve y verlas de cerca fue de gran ayuda”.

En este proceso de aprendizaje de la rama femenina de un deporte que conoce tan bien, el técnico destaca un detalle: “Lo que más me impresionó es la gran organización táctica de los equipos. Las mujeres son muy fuertes en este aspecto”.

El Brasil de Vadão
¿Y cuál es la táctica que él impone a su canarinha? “La gran característica del juego de Brasil es el toque. Tenemos dos formas de jugar muy definidas: el 4-4-2, con dos líneas de cuatro, y el 4-3-3, con tres atacantes. De todos modos, el Mundial nos obligará a enfrentarnos a estilos de fútbol muy diversos, y de nuestros recientes amistosos hemos aprendido que debemos generar variantes, alternativas de juego, estirando el campo o desplazando en largo si el rival así lo exige”, explica el entrenador que hizo debutar a Kaká con el São Paulo, allá por 2001.

Dibujos tácticos y lecciones teóricas aparte, en la práctica, la selección brasileña, que nunca se ha perdido una Copa Mundial, y que fue subcampeona en 2007, cuenta con un elemento diferencial: Marta.

“Es el gran ejemplo del fútbol femenino ¡mundial! Es constante, siempre está a disposición del equipo y en buenas condiciones físicas. No usa el nombre ni su prestigio para su beneficio, sino que juega por el beneficio del equipo. Además de ser una jugadora extraordinaria, tiene un carácter excepcional”, alaba su técnico.

Pero además de Marta, y otras brillantes veteranas como Cristiane o Formiga, el equipo no deja de incorporar a nuevos valores, como Andresinha, para equilibrar y potenciar a un equipo que aspira a pisar, por fin, el cajón más alto de un podio.

“Creo que las favoritas para el ganar el Mundial están en los primeros lugares del Ránking FIFA. Sí, incluyo a Brasil. Para eso trabajamos y tenemos bastante confianza en llegar bien preparadas. Pero en un Mundial, además de bien preparados, hay que tener suerte en los cruces. Muchas veces te quedas en el camino porque te la juegas antes con un grande”.

Antes de esos peligrosos cruces, Brasil ha de estar a la altura de un grupo E en el que se mide a España, República de Corea y Costa Rica. “Creo que España sería, a priori, nuestro principal rival, porque es un equipo con fútbol de toque y presión. Pero el fútbol te da sorpresas…”

Y para evitar las sorpresas ‘malas’, Vadão vuelve a su retiro con las chicas, apurando los últimos días de entrenamiento para el torneo que medirá su potencial de cara a sus ansiados Juegos Olímpicos. Nada menos que un Mundial. ¡Vaya piedra de toque!

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Las árbitras se preparan para Canadá 2015

24 abr. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

A 100 días de... Canadá 2015

25 feb. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Marta: "Es momento de trabajar duro"

03 feb. 2015