Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina

El porqué de las lágrimas de Jaimes

© Getty Images
  • Hizo boxeo, atletismo y jugó por plata con varones
  • Desistir no era opción, entonces emigró para crecer
  • Sigue el Blog en VIVO del #ENGARG

Por Diego Zandrino, con Argentina 🇦🇷

Soledad Jaimes llora. Dos asistentes técnicos intentan consolarla, pero la delantera se deja llevar. Argentina acaba de hacer historia en la Copa Mundial Femenina de la FIFA tras empatar con Japón y ella, tan grandota como se la ve, no puede parar las lágrimas.

“Se me cruzaron tantas cosas…”, cuenta la delantera a FIFA. “Desde mis comienzos en Argentina, cuando todo era muy difícil, hasta lo que pasamos para llegar acá. Fue una mezcla… ¡Ahora que me lo decís, el corazón se me aprieta un poquito otra vez!”.

Sole sabe lo que es pelear. La metáfora de vida vale, pero la afirmación el literal: hasta los 13, hizo boxeo. “Lo practiqué por mis hermanos, y la verdad es que me gustaba mucho, pero mi mamá no quería saber nada. ‘Te van a arruinar la cara’, me decía”.

“También hice atletismo, corría media distancia. En realidad me gustaban todos los deportes, sobre todo el fútbol. Pero lo del fútbol femenino era muy difícil”.

© Getty Images

Jugó con varones hasta los 14 años, cuando llegó a Boca Juniors. “Bueno, capaz un poco más”, confiesa entre risas. “A veces me escapaba y hasta jugaba por plata. Una vez le tiré un caño a uno, me pegó una patada y me quebró un dedo del pie”.

A los 16 llegó la primera convocatoria para una selección sub-20, que desembocó en el Mundial de Japón 2006, y ese año ganó la Copa América con la mayor. Luego disputó el Mundial 2007 y volvió a ser mundialista con la sub-20 en 2008.

Pero vivir del fútbol era difícil en Buenos Aires. “Tomaba subte, tren y colectivo para ir a entrenar. Volvía a casa frustrada y triste, pero no desistía, en algún momento iba a cambiar. Lastimosamente tuve que salir de mi país para que pase”.

Jaimes tenía 25 y, durante tres temporadas, la rompió en Brasil. Incluso pensaron en nacionalizarla, pero ella dijo no antes de marcharse a China. Argentina tuvo suerte: aportó cinco goles en la Copa América 2018 goles para alcanzar el repechaje

“Muchos nos ven en el Mundial sin saber las que tuvimos que pasar. Antes llegabas a entrenar al predio de AFA y no tenías un lugar para cambiarte. Vos dejabas toda tu vida para ir a la selección y ni cancha había. Era muy feo”.

Pero Sole, primera argentina en jugar en Francia y ganadora de la triple corona con el poderoso Olympique de Lyon, reconoce que muchas cosas cambiaron.

“Yo no pude jugar la repesca por los compromisos que tenía en China, y llevaba mucho tiempo sin ir al predio. Es un paso inmenso tener tu propio vestuario: entrar y ver las fotos de mis compañeras no tiene precio. Ojalá esto no sea solo por el Mundial, y siga creciendo para las chicas que vienen”.

Lo mismo opina del apoyo de las personalidades del fútbol como Juan Pablo Sorín, Gabriel Batistusta, la selección masculina y hasta el propio Diego Maradona.

“Sorín nos apoyó cuando estábamos en el pozo, siempre se lo voy a agradecer. Y con respecto a los otros, es lindo, y el fútbol femenino precisa mucho de eso”.

Jaimes sabe que mucha gente estará pendiente del duelo contra Inglaterra, al que describe como “muy distinto a Japón”.

Luego mira para dentro. “Yo confío en mis compañeras: si trabajamos como contra las japoneses, si estamos unidas y damos no 100, sino 120, todo puede salir bien”.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina

Las revelaciones quieren seguir siéndolo

13 jun. 2019

Copa Mundial Femenina

Con el corazón, sobre todo

10 jun. 2019

Copa Mundial Femenina

Vanina Correa, del retiro a su tercer Mundial

09 jun. 2019