Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

El primero de muchos

Ashley Lawrence of Canada celebrates scoring
© Getty Images

“A mi familia, a mis amigos, a mi equipo y a Canadá”. Habrá que estirarlo porque es un solo gol pero hay que repartirlo entre mucha gente. A Ashley Lawrence le faltan las palabras para explicar lo que siente, pero es algo muy grande.

Su primer gol con la selección mayor no pudo llegar en mejor momento: en una Copa Mundial Femenina de la FIFA, que se celebra en su país, y que aseguró el punto que daba a las anfitrionas el billete a octavos de final, como primeras de grupo. “Es casi surrealista, no se explicarlo, es un sentimiento increíble”, confesaba a FIFA.com.

Cuatro días después de cumplir los 20 años, esta mediocampista ofensiva sigue llenando de logros su hoja de servicios con las Canucks. Veterana de dos Copa Mundiales Femeninas Sub-17 de la FIFA, capitana de la selección que compitió en la Copa Mundial Femenia Sub-20 del año pasado, es ahora una de las benjaminas del equipo. Con el 22 a la espalda pelea por seguir creciendo y aprendiendo en cada entrenamiento.

Y sigue fielmente el consejo de la gran capitana: Christine Sinclair. “Nos dice que nos centremos en el proceso. En un partido no todo va a salir bien: vas a tener un mal pase, un mal movimiento, pero no debes permitir que eso afecte al resto de tu trabajo. Hay que seguir adelante, hay que dar el siguiente pase”.

Ella no ha dejado de dar pasos desde que arrancó a pegarle a un balón a los 5 años. “No me puedo imaginar haciendo otra cosa porque el sentimiento de libertad que tengo en el campo no lo he sentido haciendo nada más”, nos explica la centrocampista de piernas finas de gacela.

Ha cumplido el sueño de representar a su país. Lleva 21 partidos con la mayor. Siente un gran orgullo y honor por haber marcado el gol pero reparte los mérito con todas sus compañeras. “Cuando marque corrí al banquillo, porque quería celebrarlo con todas. Vivimos ese espíritu de equipo de manera muy intensa. Nos apoyamos mutuamente, dentro y fuera del campo”, dice la jugadora del West Virginia University.

Más allá del balón estudia psicología del deporte y empieza a interesarse por el mundo de los negocios. Pero sin prisas, como proyecto a futuro. Porque su proyecto de presente es mejorar esos detalles que le faltan al equipo canadiense para afrontar la fase eliminatoria de su Mundial con mayor confianza.

Superados los nervios de jugar ante un público tan numeroso y volcado en el equipo en los primeros partidos, ahora toca volver a Vancouver, donde se han preparado durante dos años para este desafío. “Con los nervios calmados ahora ajustaremos y a prepararnos para la siguiente aventura”.

Thank you @VancityReynolds hope to see you at our next match! https://t.co/Egk3yA4pSK

— Ashley Lawrence (@A_Lawrence99) junio 16, 2015

Explora este tema