Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina

Endler: "Estamos abriendo puertas para nuevas generaciones de mujeres"

© Getty Images

Cuando la arquera chilena Christiane Endler ayudó a su selección a vencer por 4-0 a Argentina en la Copa América Femenina 2018, celebrada en su país, no hubo celebraciones desbocadas, sino más bien una cantidad considerable de tensión y nerviosismo.

El motivo era que su selección estaba al borde de acceder a su primera Copa Mundial Femenina de la FIFA™, pero tuvo que esperar al enfrentamiento de esa misma tarde entre Brasil y Colombia. Las chilenas rezaban por un triunfo de Brasil, que garantizaría su clasificación como subcampeonas. Sus oraciones fueron escuchadas, ya que Brasil se impuso por 3-0 y, con ese resultado, la Roja estaría presente en un Mundial.

“La clasificación era algo que llevábamos buscando muchísimo tiempo; la plantilla ha estado luchando por esto durante casi diez años”, señala Endler. “Fue muy emotivo cuando supimos que íbamos al Mundial. Lo recuerdo todo sobre esa noche”.

La experiencia de Endler, sin duda, contribuyó de forma crucial a que su selección sellase el billete a Francia, que es donde juega la portera de 27 años, en el París Saint-Germain.

En Francia, Endler vive una cultura donde el fútbol femenino está más arraigado. Su club, junto con el Olympique de Lyon, han mostrado un apoyo importante a sus secciones de fútbol femenino y, regularmente, ambos conjuntos se clasifican y rinden bien en la Liga de Campeones Femenina de la UEFA.

La arquera asegura que, con la progresión de Chile y su clasificación para Francia 2019, en su país están empezando a cambiar las actitudes con respecto a la selección y al deporte femenino.

“Durante mucho tiempo, no se consideraba el fútbol como un deporte para mujeres, y estamos intentando cambiar eso. Ahora sentimos el apoyo de la gente y cómo disfrutan viéndonos”.

“La situación ha cambiado mucho en los dos últimos años, y eso me satisface de verdad”, insiste. “Significa que el trabajo que estamos haciendo ahora está obteniendo los resultados que queremos y que, quizás, estamos abriendo puertas para nuevas generaciones de mujeres, que podrían tenerlo un poco más fácil para avanzar en el deporte en Chile”.

© FIFA.com

Aunque Endler y sus compañeras han tenido que superar varias barreras, a ella nunca le ha faltado el apoyo de su propia familia; sobre todo, el de su padre, Peter, de raíces alemanas, un país donde el fútbol femenino goza de mucha popularidad.

“Para mí no fue tan duro porque mis padres eran los dos aficionados al deporte, por lo que jugaba al fútbol con mi padre y mi hermano, así como con los amigos de mi hermano”, recuerda.

“A mi padre le gustaba mucho que yo jugase al fútbol, por lo que me consiguió mi primer par de botas cuando tenía unos 5 años. Estaba muy orgulloso de mí cuando jugaba y sus amigos decían: ‘¡Anda, sabe jugar así de bien!’, y le pedían que me invitara a jugar con ellos cuando era un poquito mayor”.

Chile está haciendo progresos en el fútbol femenino tras su clasificación para el Mundial, y ha podido ponerse a prueba contra algunas de las mejores selecciones del mundo en los últimos meses; incluidos un par de amistosos contra la campeona mundial, Estados Unidos, y otros dos a domicilio contra Australia –a la que venció por 2-3 en el primero–.

Con el apoyo de la Federación de Fútbol de Chile, que este jueves inauguró un vestuario reservado para la selección femenina en el Estadio Nacional de Santiago, las jugadoras auguran un futuro prometedor.

En la cita mundial, Chile competirá en el Grupo F contra Estados Unidos, Suecia y Tailandia. “Si quieres hacerlo bien, tienes que enfrentarte a las mejores. Quiero jugar contra ellas, y quiero ganarlas”.

“Estoy emocionada porque conozco algunos de los estadios franceses, al haber jugado allí con mi club”, resalta. “Sabemos que tenemos un grupo complicado, pero en la Copa América de Chile demostramos que tenemos buenas jugadoras”.

Explora este tema

Notas recomendadas