Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019™

Voss-Tecklenburg y su final particular

© Getty Images
  • Suiza se enfrenta a Países Bajos en la repesca mundialista
  • Serán sus dos últimos partidos como seleccionadora de Suiza
  • A continuación, tomará las riendas de la selección alemana femenina

La repesca que disputarán Suiza y Países Bajos por el último billete de la zona europea para la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019 es una auténtica final. Y no solo para las dos selecciones, sino también para Martina Voss-Tecklenburg. La preparadora alemana se sentará por última vez en el banquillo del combinado femenino suizo los días 9 y 13 de noviembre y, a continuación, tomará las riendas de la selección alemana femenina.

Véase también

¡Compra ya entradas para Francia 2019!

En febrero de 2012, quien fuera 125 veces internacional con Alemania accedió al cargo de seleccionadora de Suiza, a la que guió hasta su primera participación en un Mundial (Canadá 2015) y en una Eurocopa de la UEFA (Países Bajos 2017), así como hasta su primer título internacional (Copa de Chipre 2017).

FIFA.com habló en exclusiva con Voss-Tecklenburg sobre la inminente repesca, su etapa en Suiza y su próximo reto profesional.

© Getty Images

En la repesca les espera Países Bajos, vigente campeón de Europa y un rival duro de roer. ¿Qué tipo de partido espera?

Cuando la selección campeona de Europa juega una repesca, no hay duda de que parte como favorita. A ello cabe añadir los problemas que arrastramos, como la grave lesión de Lara Dickenmann. Además, no podremos contar con Ramona Bachmann en la ida por acumulación de tarjetas.

Espero un rival muy volcado al ataque que intentará sacar un buen resultado en casa para viajar con confianza a Suiza. Sabemos que el estadio de Utrecht estará lleno, pero nosotras intentaremos aguantar el tipo y sentar unas bases que nos permitan llegar con opciones al choque de vuelta. La presión recae sobre Países Bajos y no tanto sobre Suiza. Es una situación que podría favorecernos. No tenemos nada que perder y sí mucho que ganar.

¿Tiene previsto preparar el partido de alguna manera especial, en vistas también de la ausencia de Lara Dickenmann?

La baja de Lara no se puede cubrir. Principalmente por su calidad humana, pero también por su calidad deportiva. Estaba en un momento pletórico y últimamente venía jugando de pivote. Volvimos a cambiar su rol dentro del equipo y aún se hizo más importante para nosotras. Su lesión nos tiene que servir para comprender que debemos jugar un poco más juntas si cabe. Ojalá todas tengamos en mente durante el partido que hemos de dar un poco más por Lara. Queremos intentar cumplir su gran sueño de disputar una Copa Mundial en un país en el que jugó seis años.

Quiero tratar de movilizar a mis jugadoras a partir de esta mentalidad. No hay que tener miedo por no poder contar con Lara ni Ramona en el partido de ida, sino que debemos demostrar que las más jóvenes están listas para darlo todo en la cancha y poner toda la carne en el asador. Luego ya veremos hasta dónde llegamos.

© Getty Images

¿Qué significaría para usted cerrar su etapa en Suiza con la obtención del billete mundialista?

Personalmente, pienso más en lo que significaría para Suiza. Cada participación en una fase final es algo muy especial para un país que no tiene garantizada, ni mucho menos, su presencia en los grandes torneos. Además, repercute positivamente en el fútbol femenino, y eso es algo que todavía necesitamos en Suiza para seguir consolidando las estructuras, seguir llamando la atención y abrir las puertas a las jugadoras más jóvenes. También nos hace falta para consolidar el fútbol femenino suizo en la élite europea. Por todo ello sería extraordinariamente importante.

Y para mí sería un colofón fantástico, pero no valoraré mi trabajo personal en función de si lo conseguimos o no. Yo haré una valoración de toda mi etapa aquí. Lógicamente, me alegraría mucho por el país y por mis futbolistas. Sé muy bien lo que significa participar en un Mundial para la carrera de una jugadora, pero también como experiencia personal.

¿Qué enseñanzas se lleva de sus seis años al frente de Suiza?

Muchísimas. Aquí he sido seleccionadora por primera vez. También he crecido con el equipo y con el cuerpo técnico y hemos jugado dos grandes torneos por primera vez. Es algo que me ha permitido evolucionar como entrenadora y que me ha marcado mucho. He vivido cosas que no habría podido vivir como entrenadora de un club. Y, por supuesto, también ha sido muy importante para mi desarrollo personal.

Estoy muy agradecida y me siento una privilegiada por haber recibido esta oportunidad aquí en Suiza. Al mismo tiempo, significa también que ahora tengo la oportunidad de hacer algo que quizá sea aún más importante: ser la seleccionadora de mi país.

En Suiza ha habido cambios positivos. Nos toman en serio, y todo el mundo sabe a estas alturas que contamos con una selección femenina de éxito y que juega bien al fútbol. Hay futbolistas que han decidido salir de su zona de confort. Jugadoras que, con 17 o 18 años, han tenido la valentía de marcharse al extranjero, aun teniendo que renunciar a ciertas cosas, que han salido perdiendo económicamente y que lo han apostado todo al fútbol.

¿Cuáles han sido sus mejores momentos en Suiza y con Suiza?

En lo deportivo, participar en la Copa Mundial y en la Eurocopa fue lo más grande. El momento en el que nos clasificamos para el Mundial porque Islandia y Dinamarca habían empatado fue el más emotivo y el más auténtico que he vivido aquí. Todas rompimos a llorar, no nos lo creíamos. No podíamos ni hablar, porque fue algo inmenso, único e histórico.

Al final, lo que me quedará de este tiempo serán muchas amistades. Me iré de un país al que he aprendido a querer y a valorar. No le daré vueltas a si gané o perdí tal partido, sino que me acordaré de las personas a las que he conocido, porque he conocido a personas maravillosas y he hecho grandes amistades. Espero mantenerlas en el futuro.

Martina Voss-Tecklenburg es la próxima seleccionadora de Alemania y ha firmado un contrato hasta la EURO 2021. La actual seleccionadora de Suiza tomará posesión de su nuevo cargo una vez terminada la campaña de clasificación para la Copa Mundial.

¿Qué es lo que más ilusión le hace de su nueva labor como seleccionadora de Alemania?

Sinceramente, todavía no he tenido tiempo de pensarlo. Hace medio año, cuando llegó el momento de tomar la decisión, sí me planteé qué significaba para mí personalmente. Pero dado que voy a estar concentrada en cuerpo y alma hasta el último minuto aquí en Suiza, no he tenido tiempo de pensarlo.

Soy consciente de la gran responsabilidad que supone y sé que será una oportunidad magnífica. Tengo ganas de conocer a muchas jugadoras. Ya conozco a bastantes, pero tengo ganas de conocer a muchas futbolistas jóvenes, nuevas y muy prometedoras. También tengo ganas de volver a rodearme de todas esas personas con las que ya trabajé, porque ellas también habrán evolucionado. Pero, naturalmente, también tengo ganas de conocer a los demás, a las personas nuevas que componen la federación y a aquellas que están a su alrededor. A partir de ese momento, trabajaremos para ir paso a paso.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019™

Países Bajos y Suiza, en la final de la repesca

08 oct. 2018

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019™

Ya a la venta los paquetes de entradas para Francia 2019™

19 oct. 2018

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019™

Kerr y los secretos del histórico éxito escocés

26 sep. 2018

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019™

El sueño de Jane, el reto de las Banyana

23 oct. 2018

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019™

EEUU gana sin despeinarse y Jamaica da la campanada

18 oct. 2018

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Jugadas destacadas: Suiza 10-1 Ecuador

13 jun. 2015