Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Kim Sooyun y la diosa Fortuna

© Getty Images

**El balón, centrado por una jugadora surcoreana desde la banda derecha, voló y voló sobre el área. La guardameta Ainhoa Tirapu se estiró cuanto pudo, pero no consiguió interceptar un esférico que acabó alojándose mansamente en la portería española junto al segundo palo. La autora de tan singular centro se llama Kim Sooyun, que anotó así el gol de la victoria de República de Corea en el minuto 78.

Le pedimos que responda con sinceridad y nos diga si el tanto fue realmente intencionado. “La verdad es que tuve suerte, fue simplemente suerte”, confiesa Sooyun a FIFA.com tras el partido. Pero, con suerte o sin ella, lo cierto es que el gol resultó decisivo, ya que permitió al combinado surcoreano imponerse por 2-1 a España en la última jornada de la fase de grupos y lograr así la clasificación para los octavos de final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015™.

Como no podía ser de otra forma, las Damas Taeguk celebraron por todo lo alto la victoria. En las entrañas del Lansdowne Stadium de Ottawa se oyeron gritos y cánticos de júbilo procedentes del vestuario de las asiáticas. Los miembros de la delegación surcoreana, que esperaban frente al vestuario, acabaron bañados en agua y no pudieron evitar contagiarse de las risas y la alegría reinante. Fue por eso que a nuestra protagonista de la jornada le llevó un poco más de lo normal ponerse a nuestra disposición para la entrevista.

Cuando Kim Sooyun, de 25 años, apareció finalmente, el ambiente ya se había calmado un poco en el vestuario surcoreano. Le preguntamos cómo se sentía y su rostro volvió a iluminarse con una resplandeciente sonrisa. “Siento una alegría inmensa y apenas puedo pensar con claridad. Mi corazón rebosa felicidad”. La reacción de la internacional surcoreana es comprensible, ya que, al fin y al cabo, su presencia en la cita canadiense llegó a parecer más que dudosa durante una buena temporada.

Un poco de suerte y mucho trabajo
Durante más de un año, Kim Sooyun dejó de entrar en los planes del seleccionador surcoreano. Primero fue una pequeña lesión lo que se cruzó en su camino, y después le costó recuperar un estado de forma óptimo. Sin embargo, gracias a su dedicación y esfuerzo, la zaguera internacional consiguió volver a subirse al tren de la cita mundialista. “Es un sueño estar aquí. El Mundial es lo más grande que hay”, asegura radiante la dorsal 19 coreana, que vuelve a hablar de fortuna, pero no lo reduce todo a la suerte. “Al menos el 70 por ciento del éxito es trabajo arduo; el resto es suerte”, explica.

Y es que a Kim Sooyun no le sonrió demasiado la fortuna en las dos primeras jornadas de la fase de grupos, ya que ni siquiera llegó a disfrutar de minutos. En el partido decisivo, la zaguera empezó también en el banquillo, desde donde vio en la primera parte cómo España se adelantaba en el marcador. Kim Sooyun se incorporó al terreno de juego al principio de la segunda parte y el partido cambió. “Hicimos algunas modificaciones y las cosas mejoraron. Creo que además también tuvimos más fuerza”, asegura.

En la segunda mitad, efectivamente, las asiáticas comenzaron a imponerse en los balones divididos, generaron peligro ante el marco rival y lograron restablecer la igualada en el marcador. Fue entonces cuando llegó el trascendental gol de esta zaguera de 1,65 metros de estatura. Un gol que permitirá a la República de Corea medirse a Francia en octavos de final.

Un par de horas antes, en el mismo estadio, la selección francesa se había impuesto a México por un apabullante 5-0. “Vi la primera parte, en la que Francia se puso 4-0 arriba”, revela Kim Sooyun, quien no empezó a jugar al fútbol hasta los 14 años. La internacional surcoreana se mostró algo impresionada con la brillante actuación del combinado galo, pero se niega a tirar la toalla antes de tiempo: “Si nos preparamos bien tendremos opciones. Esto es un Mundial y, a un partido, cualquier cosa puede pasar. Nos dejaremos la piel sobre el campo”.

Sin lugar a dudas, la preparación es fundamental, pero, como se suele decir, en los momentos decisivos siempre hace falta un poco de suerte. La diosa Fortuna le sonrió esta vez a Kim Sooyun. ¿A quién le sonreirá el próximo domingo?

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Jugadas destacadas: República de Corea 2-1 España

18 jun. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Corea despide a España (2-1)

18 jun. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

KOR-ESP, en imágenes

18 jun. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Krieger-Ordega, espíritus opuestos y complementarios

17 jun. 2015