Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

La defensa de los goles clave

Christine Manie of Cameroon holds off Kelly Smith of Great Britain
© Getty Images

La selección femenina de Camerún se ha clasificado dos veces para la fase final de grandes torneos de equipos nacionales. Y en ambas ocasiones Christine Manie ha sido clave con sus goles. ¡Y eso que es defensa!

“Marcar no es algo exclusivo de las delanteras”, dice con toda la razón. A las pruebas se remite… Camerún obtuvo el billete para la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015™ gracias a su victoria ante Costa de Marfil, en semifinales del Campeonato Africano Femenino 2014, sellado con un espectacular tanto de Manie en el minuto 118.

Tres años antes, la defensora había firmado un gol igualmente importante en la última ronda de los clasificatorios para los Juegos Olímpicos de Londres contra Nigeria, la favorita indiscutible. Las Súper Halconas nigerianas habían ganado 2-1 en casa en la ida, pero se encontraron con un rival correoso en la vuelta en Yaundé. Allí, Manie asumió la responsabilidad de lanzar un penal en el primer periodo y puso a su equipo con un 2-0 a favor en el marcador. La leyenda africana Perpetua Nkwocha recortaría distancias pero en los decisivos tiros de penal, Camerún se llevó el billete olímpico.

“El fútbol es un juego de equipo, y como capitana tengo que asumir las responsabilidades. Contra Nigeria, lancé el penal, ya que yo soy la encargada. Las jugadoras y los técnicos confían en mí. Y contra Costa de Marfil fue un saque de esquina y yo cabeceé el balón”, explica con sincera humildad.

*La aventura canadiense *
Si todo marcha según lo previsto, Manie capitaneará con orgullo al equipo en Canadá, donde las africanas competirán en el Grupo C, junto con la campeona defensora, Japón, y otras dos debutantes, Suiza y Ecuador. “Ser la capitana es un enorme orgullo, y más aún al tratarse de la primera clasificación de Camerún para el Mundial. Es un placer, una sensación difícil de explicar. Es un gran logro, que solo ha sido posible porque creímos en nuestras posibilidades. Es posible tener una carrera magnífica y no jugar nunca el Mundial. Así que es un privilegio”.

Aunque sabe que el honor implica también mucha exigencia y sacrificio. “Será un torneo muy complicado y exigente. No son los campeonatos africanos ¡es el Mundial! Pero debemos tener fe en nosotras. Todas las selecciones clasificadas son buenísimas. Todos nuestros rivales son muy buenos, pero sobre todo Japón, que es el mejor del mundo, el actual campeón. Lo único que podemos hacer es trabajar. El trabajo acaba dando sus frutos”.

En esta ocasión, además, hay un poso de experiencia internacional. Aunque amarga… la participación de Camerún en los Juegos Olímpicos. Un balance decepcionante de tres derrotas tras recibir once goles en contra y anotar tan sólo uno. “Era la primera vez que Camerún participaba en los Juegos Olímpicos. A pesar del fracaso, para nosotras fue fantástico. Aprendimos muchísimas lecciones, que creo que nos serán útiles en el Mundial. Vamos a intentar mejorar lo que hicimos en Londres 2012”, apunta Manie.

Pionera y valiente
Positiva y sin miedo a los desafíos. Así es esta mujer de 29 años desde que era una niña. “Empecé a jugar al fútbol en equipos de chicos, cuando tenía siete u ocho años. Entonces no era muy competitivo. Jugaba después de la escuela, pero a medida que fui creciendo a mis padres les resultaba más difícil pagarme la educación, y decidí centrarme en el fútbol”.

Se incorporó a un equipo de la primera división camerunesa, pero no dejó de soñar con dar el salto al extranjero. El sueño se hizo realidad hace unos años, cuando firmó un contrato con el CFF Olimpia Cluj. Desde entonces, ya ha ganado la liga y la copa rumanas y ha competido en la Liga de Campeones de la UEFA.

“Soy la única futbolista negra de Rumanía, y una de las pocas extranjeras. Es cierto que Rumanía está lejos de mi país y de mi familia, pero yo he elegido este trabajo, que te puede llevar a cualquier lugar del mundo. Ahora mismo juego en Rumania, y no sé cuál será mi siguiente destino. Lo que Dios disponga”.

El escaparate de Canadá podría tener un gran peso en esa decisión...

Explora este tema