Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

7 junio - 7 julio

Copa de Naciones

La remodelada Australia endereza el rumbo

© Getty Images
  • Australia gana la primera edición de la Copa de Naciones
  • Ji Soyun, de la República de Corea, elegida mejor jugadora
  • Nueva Zelanda y Argentina, las otras participantes

Australia se adjudicó la primera edición de la Copa de Naciones que contó con la participación de otras tres selecciones que disputarán la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™.

La pugna por el título resultó más reñida de lo esperado en un principio, ya que las tres invitadas —Argentina, República de Corea y Nueva Zelanda— desplegaron interesantes recursos.

Australia afrontaba el torneo rodeada de incertidumbre, tras el cambio de entrenador apenas diez días antes del comienzo. Debutaba Ante Milicic, quien asumió tras la salida de Alen Stajcic.

La situación de Nueva Zelanda era en cierto modo parecida, al encontrarse inmersa en un proceso de reconstrucción de la mano del curtido técnico Tom Sermanni.

No era el caso de la República de Corea, que mantiene un rumbo fijo desde hace ya seis años, a las órdenes del seleccionador Yoon Deokyeo. Argentina, por su parte, fue progresando a lo largo del torneo, y pudo así ampliar su experiencia internacional, relativamente limitada, antes de su regreso al Mundial Femenino después de doce años de ausencia.

El torneo en cifras

Ji Soyun, mediapunta de la República de Corea, exhibió su gran calidad y fue elegida mejor futbolista del torneo. Firmó cuatro goles y se convirtió en la primera surcoreana que alcanza los 50 tantos vistiendo los colores de su país.

Hayley Raso marcó a los tres minutos de volver a enfundarse la elástica de Australia, después de siete meses de ausencia por una rotura de vértebras que a punto estuvo de poner fin a su carrera. Y, curiosamente, quien proporcionó la asistencia de ese gol fue Amy Harrison, en su primera actuación con el combinado nacional en 15 meses, también recuperada de una lesión.

Los regresos fueron un tema recurrente, y Nueva Zelanda contó con el refuerzo de Abby Erceg y Katie Duncan, dos veteranas que superan las 100 internacionalidades. Aun así, nadie había pasado más tiempo sin jugar con su selección que la delantera Emma Kete, ausente durante siete años, y que no dejó escapar la oportunidad.

Dejando al margen sus problemas defensivos, Argentina dispone de dos peligrosísimas bazas en ataque, Estefanía Banini y Soledad Jaimes. Banini ya era conocida por sus actuaciones en la NWSL, y Jaimes, una potente número nueve, está llamada a brillar en Francia 2019, en el país en el que compite ahora, después de fichar por un grande como el Lyon.

Primera – Australia

A pesar de la presión, el desempeño de las anfitrionas resultó poco menos que impecable, al desplegar todo su característico estilo ofensivo, que deparó un balance de nueve goles.

La delantera Sam Kerr, designada capitana de las Matildas antes del torneo, siguió respondiendo dentro de la cancha, con tres dianas. Australia demostró contar con sobrados recursos en su plantel, que paliaron con creces las bajas por lesión, y ahora habrá una reñida pugna por entrar en la convocatoria definitiva para Francia 2019.

Segunda – República de Corea

Los resultados de la República de Corea fueron dispares. Las asiáticas empezaron endosando un contundente 5-0 a Argentina, y terminaron su campaña venciendo 2-0 a Nueva Zelanda. En ambos encuentros dominaron durante el tramo final, aunque eso no sucedió en el duelo ante Australia, que perdieron por 4-1.

Ji Soyun volvió a demostrar ser una jugadora de primerísima categoría, a pesar de que, como pudo verse en la Copa Asiática Femenina del año pasado, la fortaleza de la República de Corea radica en su trabajo en equipo y su organización táctica. Las Guerreras Taeguk a todas luces poseen calidad suficiente para rendir a buen nivel en un grupo de Francia 2019 que se adivina complicado, y en el que tendrán que medirse nada menos que con el país organizador en su estreno.

Tercera – Nueva Zelanda

Desde la llegada de Sermanni, el conjunto neozelandés únicamente ha disputado los clasificatorios de la OFC. Así que el torneo, era una prueba clave. Las Kiwis sufrieron sendas derrotas por 2-0 a manos de Australia y la República de Corea, aunque plantaron cara a sus adversarios durante largos periodos de los dos choques, y únicamente la mala suerte les impidió ver puerta en ambos.

Lo más destacado para Nueva Zelanda fue el regreso de numerosas jugadoras que llevaban tiempo sin vestir la camiseta de la selección. l igual que hicieron los demás equipos participantes en el torneo, aprovechó para dar minutos a algunas de sus integrantes más jóvenes, con vistas a un exigente calendario previo al Mundial Femenino, que incluye partidos contra Noruega, Estados Unidos e Inglaterra.

Cuarta – Argentina

Argentina terminó última de la tabla, sin llegar a marcar, pero los progresos que realizó durante la semana ponen de manifiesto que se halla en una clara fase ascendente. Las Albicelestes quieren recuperar el tiempo perdido para poder abordar la cita de Francia con garantías, después de jugar apenas cuatro veces desde la Copa América de abril del año pasado.

La derrota por 5-0 frente a la República de Corea supuso un jarro de agua fría, aunque la primera parte resultó equilibrada. Luego llegó un 2-0 en contra ante Nueva Zelanda, y un 3-0 a manos de Australia, si bien en esa última contienda las locales marcaron un gol al principio y otro al final de los 90 minutos.

Explora este tema

Notas recomendadas