Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007 ™

Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007 ™

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Las hermanas Knutsen, ansiosas por enfrentarse a China

Puede que en China 2007 haya alguna jugadora con muchas ínfulas, pero, de ser así, lo disimula muy bien. No hay duda de que este certamen es mucho más desenfadado e íntimo que su homólogo masculino. Gran parte de lo que tiene de bueno y positivo el carácter del campeonato se ve reflejado en la manera de ser de las hermanas Knutsen.

Marie y Guro son alegres, afables, poseen de una modestia que les ha granjeado el cariño de todo el mundo y están decididas a disfrutar cada minuto de su experiencia en China. Su entusiasmo natural resulta tan contagioso como su risa. Y, por supuesto, también saben jugar al fútbol.

Cuando les preguntamos si además de hermanas son amigas, Marie, de 25 años, y Guro, de 22, respondieron al unísono: "¡Sí, somos íntimas!". Las hermanas viven juntas y juegan en el mismo club (el Roa) y son tan inseparables que el seleccionador Bjarne Berntsen les ha prohibido compartir habitación en China.

*Padres orgullosos
*
Las Knutsen tienen muchas cosas en común, y en el partido contra Australia, que terminó en empate a 1-1, tuvieron la ocasión de compartir algo más: la experiencia de jugar juntas en el escenario más importante del fútbol femenino. "Fue fantástico", confesó Marie. "Cuando vi a Guro saltar al campo, no pude evitar sonreír de oreja a oreja. En parte porque es mi hermana, pero también porque me gusta jugar con ella. Antes teníamos un estilo muy parecido, pero ahora nos complementamos muy bien".

Guro asintió a las palabras de su hermana y añadió: "Militamos en el mismo club en Noruega y nuestra conexión siempre resulta muy efectiva. Marie juega en el centro y yo a la derecha, y todo el mundo dice que nos entendemos muy bien. Para mí, es realmente importante tener a mi hermana cerca en este certamen, porque estamos muy unidas. No somos como esas hermanas que están todo el día peleando".

"No nos han dejado compartir habitación aquí en China. Creen que es mejor que estemos separadas y que nos relacionemos con las otras chicas. Pero, a pesar de todo, Marie siempre está en mi habitación. Y de todas formas, en este equipo todas estamos muy unidas, la relación es excelente. Entre nosotras no hay puertas cerradas".

China 2007 es todo un acontecimiento familiar para los Knutsen, dado que los padres de Marie y Guro han emprendido un viaje de más de diez mil kilómetros para ver jugar a sus hijas en la cita mundial. "Para ellos fue fantástico que nos convocaran a las dos. Si no, no habría sido lo mismo", apuntó Marie, en referencia a la convocatoria de Guro, cuya presencia en China era dudosa, dado que sólo había formado parte de la selección en dos ocasiones anteriormente.

"Están muy orgullosos", añadió. "De hecho, creo que cuando jugamos las dos contra Australia estaban más entusiasmados que nosotras mismas. Después de los partidos, hemos tenido un poco de tiempo libre y lo hemos pasado con ellos, en plan turista".

*Zapatos dorados y grandes aspiraciones
*
Está claro que estas sencillas chicas no han venido de vacaciones a China, aunque Marie metió en su maleta un par de zapatos dorados de fiesta por si acaso se organizaba alguna celebración al final de la competición. Al igual que el resto del combinado noruego, la manera de ser relajada y despreocupada de las Knutsen esconde un férreo espíritu de lucha que les ayudará a no achicarse ante el caldeado ambiente que sin duda generará su partido de cuartos de final contra la selección anfitriona.

"China será un rival fascinante. Para nosotras, será un partido apasionante", aseveró Guro. "Será complicado, porque juegan en casa y ya me imagino cómo va a ser el ambiente. Tienen un gran equipo, pero si jugamos bien, estoy segura de que podemos ganar. Queremos seguir en la competición más allá de los cuartos de final".

El objetivo declarado de las noruegas en China 2007 es una plaza en el podio, pero teniendo en cuenta la excelente actuación de las pupilas de Berntsen en la primera fase, en la que han terminado en cabeza del Grupo C con una ventaja de dos puntos sobre Australia (segunda clasificada), la mayor de las Knutsen cree que ya pueden empezar a soñar con repetir su triunfo de la edición de 1995. "Sí, lo creo", declaró Marie. "Creo que podemos jugar mejor que hasta ahora, de eso no hay duda. Vinimos aquí para competir por el título y, una vez en cuartos de final, puede pasar cualquier cosa".

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

¡“Madre Mia”, qué madraza!

16 sep. 2007

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Gulbrandsen vuelve a pisar el césped

15 sep. 2007

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Australia y Noruega dejan todo en suspenso (1-1)

15 sep. 2007

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

La extraña pareja de Noruega advierte a Canadá

10 sep. 2007

Ragnhild Gulbrandsen of Norway

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

Los tres hitos de Gulbrandsen

20 sep. 2007

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2007™

China y Noruega reanudan su antigua rivalidad

21 sep. 2007