Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Las Matildas muestran el camino

© Getty Images

Cuanto más grande es el reto, mayor es la alegría que se experimenta al lograrlo. Australia no dejó las cosas a medias frente a Brasil. Antes de ese choque, las *Matildas *presentaban un balance de dos derrotas en la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ contra las sudamericanas. Y ahora se han deshecho de la etiqueta de víctimas ante este adversario para colgarse la de primer equipo australiano que gana un encuentro de eliminación directa en un torneo mundialista, tanto masculino como femenino.

“Tuvimos tanto apoyo por parte de los hombres que no estaría bien meterse ahora con ellos”, bromea Kyah Simon, autora del solitario tanto que dio la victoria a las suyas, en su charla con FIFA.com. Pero Elise Kellond-Knight no renuncia a divertirse. “Ya les habíamos enseñado cómo se gana una Copa Asiática, y ahora ya saben cómo se gana una eliminatoria de octavos de final de un Mundial. Les hemos mostrado el camino”, añade riéndose.

Cuando sonó el pitido final, la euforia de las australianas parecía indicar que habían conquistado el título. Y es comprensible, puesto que en los dos últimos Mundiales superaron la fase de grupos para caer siempre en el obstáculo siguiente, contra Brasil en China 2007 y frente a Suecia cuatro años más tarde. “Teníamos esos malos recuerdos presentes en cierto modo, aunque intentábamos no pensar en ellos y concentrarnos en nuestro juego”, afirma Emily Van Egmond.

Misión cumplida: las Matildas *salieron a por todas frente a unas *Auriverdes *curiosamente contrariadas por lo que había en juego y por la respuesta que ofreció Australia. “Nosotras fuimos mejores en defensa, más sólidas. Es una victoria merecida”, señala la centrocampista. “No teníamos miedo de nada. Los fracasos anteriores nos dieron esa motivación adicional”, continúa Kellond-Knight. La Jugadora *Live* Your Goals* del Partido y sus compañeras pueden disfrutarlo después de haber soportado la tensión.

*Sin límites
*
“Era a vida o muerte. Desde el banquillo, me di cuenta desde el principio de que íbamos a entregarnos al máximo hasta el final”, reconoce Simon. “Lo pensé al entrar en juego: ‘Más te vale anotar un gol, ahora tienes que jugar y marcar diferencias. Luego tuve la suerte de estar en el lugar correcto en el momento adecuado’. Y sobre todo, de poder contar, cómo no, con Lisa De Vanna para obligar a Luciana a efectuar un rechace que llegó a sus pies.

Sin ser siempre la más inspirada, la delantera australiana cumplió de nuevo su tarea de dinamitar la retaguardia contraria, y supo transmitir calma a sus compañeras tras el gol. “Teníamos la mala costumbre de relajarnos después de marcar. Me di cuenta de que debía recordar que era nuestro momento y que teníamos que pelear hasta la muerte”, subraya la capitana australiana, que se entrega como si le fuese la vida en todos los compromisos del Mundial. Detrás de ella, el equipo derrotado sube al autobús con la mirada perdida y los ojos aún llorosos.

“Hemos vivido un gran momento, pero tenemos la intención de vivir otros aún más intensos”, anuncia su seleccionador, Alen Stajcic, convencido de que sus discípulas pueden llegar a lo más alto. Clare Polkinghorne también lo cree. “No tenemos límites, hay calidad en todas las líneas y el colectivo está a punto. Esto no ha sido más que una etapa”. Y si las australianas pueden seguir transmitiendo todavía un poco más de presión a sus homólogos masculinos…

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Thomis, a toda velocidad

20 jun. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Bélanger, arriba y abajo

20 jun. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Jugadas destacadas: Brasil 0-1 Australia

21 jun. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

BRA-AUS, en imágenes

21 jun. 2015