Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina

Nueva entrega de una creciente rivalidad intercontinental

© Getty Images
  • Australia y Brasil se miden en un Mundial Femenino por 4ª vez consecutiva
  • Históricamente, Brasil llevaba ventaja, pero Australia ha dominado últimamente
  • FIFA.com se fija en la historia y las figuras clave de este enfrentamiento

Por Pete Smith con Australia y Giancarlo Giampietro con Brasil

El fútbol femenino ha sido testigo de algunos derbis muy arraigados a lo largo de los años, como el Estados Unidos-Canadá, el Suecia-Noruega o el RP China-RDP de Corea. Pero también se ha ido forjando una rivalidad más insospechada entre dos países no vecinos como Australia y Brasil, cuyo próximo capítulo tendrá lugar este jueves, en un partido repleto de alicientes históricos y contemporáneos.

Increíblemente, el partido de Montpellier será el cuarto enfrentamiento consecutivo entre ambas naciones en las cuatro últimas ediciones de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™. Luego está el más reciente duelo en el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino Río 2016, donde un vibrante Estadio Mineirão presenció la ajustada victoria de la selección local tras una tensa tanda de penales que disparó los niveles de ansiedad del público brasileño.

Desde entonces, Australia ha dominado a su rival ganando los 4 últimos duelos, en los que además sumó la friolera de 14 goles a favor. Pero dado que Brasil viene de poner fin a una larga racha de derrotas con un cómodo 3-0 a Jamaica, y que Australia cayó dolorosamente por 1-2 ante Italia, el resultado parece volverse de lo más imprevisible.

Quitando a Estados Unidos y Nueva Zelanda, Australia se ha enfrentado a Brasil más que a cualquier otra nación de fuera de Asia. Es una rivalidad que se remonta a 1988.

Australia - Brasil

Partidos jugados: 18
Victorias de Australia: 9
Empates: 1
Victorias de Brasil: 8
La victoria más abultada de Australia: 6-1
La victoria más abultada de Brasil: 3-0

FIFA.com echa un vistazo a sus tres anteriores enfrentamientos en el Mundial Femenino y recoge las impresiones actuales de algunas supervivientes de aquellos duelos.

Brasil 3-2 Australia – cuartos de final de 2007, Tianjin

Un Brasil en gran forma liderado por Marta obtuvo una victoria por 3-2 sobre Australia para acceder a una semifinal contra Estados Unidos que resultaría mítica. Sin embargo, como anticipo de lo que estaba por venir, las brasileñas encontraron un hueso duro de roer en las pujantes australianas, que disputaban su primer partido en una segunda fase mundialista. Las Matildas lograron empatar las dos primeras veces que Brasil se puso por delante; una de ellas con un gol que lució el característico dinamismo de Lisa De Vanna –que permanece en la selección auriverde como la única superviviente de aquel partido–. En las filas de Brasil, en cambio, se mantienen cinco protagonistas de hace 12 años, incluidas las tres goleadoras: Marta, Cristiane y Formiga.

“No cabe duda al respecto. Es una pequeña gran rivalidad con Australia, y ellas también lo saben. Nuestros partidos contra Australia son siempre muy competitivos y físicos, con jugadoras que corren mucho por todas partes y en todo momento. Esta vez no será diferente”. Cristiane, delantera de Brasil.

Brasil 1-0 Australia – primera fase de 2011, Moenchengladbach

El primer partido de ambos países en Alemania 2011 estuvo sumamente reñido, y se acabó decidiendo por un momento decisivo ante la portería contraria que definió hábilmente Rosana. Siete australianas se mantienen en la selección desde aquel partido, en un campeonato que marcó la irrupción de una nueva generación de jugadoras para las Matildas. En ese choque se vivió un peculiar duelo individual –a la postre bastante nivelado– entre la estelar Marta y la carrilera de 16 añitos Caitlin Foord, que acabó siendo elegida mejor jugadora joven del certamen.

“Brasil es uno de mis países favoritos para enfrentarme a él. Suele ser un partido abierto y rápido, lleno de talento. Creo que será un magnífico partido para ver”. Elise Kellond-Knight, centrocampista de Australia

Australia 1-0 Brasil – octavos de final de 2015, Moncton

La reciente racha de resultados favorables para Australia arrancó con este choque disputado con algo de llovizna y viento. A las australianas les sonrió la suerte en ocasiones, y Lydia Williams firmó un paradón antológico. Pero cuando la contienda basculaba de una portería a la otra, fue Kyah Simon quien marcó el gol del triunfo. Era la primera victoria de Australia en la segunda fase de un Mundial Femenino y, para muchos, la mejor de su historia en la competición.

“Sabemos cómo les gusta jugar, y ahora es una cuestión de intentar taponar las jugadas en las que ellas son más peligrosas. En cuanto a tomarse la revancha, en todo caso, tenemos que ser inteligentes. En 2015 nos eliminaron, y eso sirvió para enseñarnos algunas lecciones. Ahora se trata de utilizar estos conocimientos para hacer las cosas bien”. Formiga, centrocampista de Brasil

Explora este tema

Notas recomendadas