Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Pequeñas promesas por un gran sueño

© Getty Images

Siempre hay que tener cuidado con lo que se dice, sobre todo cuando esas palabras quedan grabadas… Durante las cuatro últimas semanas, FIFA.com tendió su micrófono a las jugadoras presentes en la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015, y anotó cuidadosamente lo que estarían dispuestas a hacer en caso de lograr la victoria final. En general, no eran promesas totalmente descabelladas, sino un conjunto de ideas originales y valientes sobre riesgos que estarían dispuestas a tomar en caso de ver hecho realidad su sueño…

La alemana Simone Laudehr, por ejemplo, no habría dudado en exceder sus límites por un segundo título, tras el conquistado en 2007. “Le prometí a un amigo que haría un salto en paracaídas”, confesaba antes de su eliminación en semifinales contra Estados Unidos. “Y sin embargo, ¡tengo miedo al vacío!”. Muy similares eran la fobia y el compromiso de la ecuatoriana Denise Pesantes, quien, consciente de que su selección tenía pocas posibilidades de levantar el trofeo, no dudó en ponerse virtualmente en peligro. “Soy miedosa y tengo vértigo, pero estoy dispuesta a hacer puentismo”, aseguraba la centrocampista. “Eso sí, saltaría con la bandera de las Galápagos en la mano”, añadía la primera jugadora de dicho archipiélago en participar en un Mundial. Al final, con 17 goles recibidos en 3 partidos, las que cayeron en picado fueron las expectativas de ella y su selección…

Otras jugadoras estaban decididas a marcar para siempre el acontecimiento en el calendario… y en su piel. “El día que me proclame campeona mundial, haré que me tatúen el trofeo”, aseguraba la francesa Elodie Thomis, que tuvo que aplazar su promesa al menos cuatro años más, tras perder en cuartos de final ante la Nationalmannschaft de Laudehr, otra adepta de la aguja: “Tendré que poner al día mis tatuajes, pues tengo algunos de mis logros grabados en el brazo…”, explicó la germana. La capitana noruega Trine Ronning tenía los mismos planes: “Seguramente me haría un nuevo tatuaje”, avisaba, antes de despedirse de Canadá 2015 en octavos de final frente a Inglaterra. “¿Y por qué no la Copa? Sería mi recompensa personal”.

Y también compartía esa misma motivación la camerunesa Gabrielle Onguéné, que causó sensación con las Leonas indomables en la primera fase, antes de morder el polvo en octavos contra China. “Jugar un Mundial tal vez ocurra solamente una vez en la vida, así que ganarlo es todavía más improbable. Si me pasase eso, habrá que recordarlo para siempre”, consideraba. “Se quedará grabado en mi mente, pero también en mi piel. No soy nada aficionada a los tatuajes, ¡pero estoy dispuesta a cambiar de parecer por una victoria así!”.

Lotta Schelin también pensaba en una inscripción imborrable… pero no en su piel, sino más bien en los libros de historia. “Si ganásemos el Mundial, creo que recibiríamos la Medalla de Oro de Svenska Dagbladet”, vaticinaba la delantera sueca. “Es un premio nacional en Suecia para las personas que han realizado una proeza excepcional”. En cuanto a la canadiense Christine Sinclair, se mostraba resuelta –si fuese posible– a borrar la extraordinaria huella que dejará en la historia del fútbol femenino canadiense y mundial. “Estoy dispuesta a cambiar todos los goles que he metido y a no marcar ya ninguno más”, prometía la capitana del país anfitrión, que ha visto puerta con su selección más de 150 veces, incluidas 2 dianas en el presente campeonato.

Maren Mjelde también ha inscrito su nombre en la lista de artilleras de Canadá 2015, y ya había empezado a hacer sus planes si acababa alzando el trofeo: “No haría nada muy original, como raparme la cabeza o algo por el estilo, eso está claro”, avisaba la noruega. “Pero seguramente haría una gran fiesta”.

Probablemente, eso es lo que tienen en mente Japón y Estados Unidos antes de la final de este 5 de julio, pero a la estadounidense Ali Krieger le gustaría prolongar las celebraciones. “Saldría para celebrarlo con mis mejores amigos y simplemente disfrutar, sin pensar en el fútbol: es decir, en tener cuidado con lo que comes, con lo que bebes, con descansar bien…”, explica la defensa. “Simplemente, sentirme libre. Los cuatro últimos años, hemos tenido mucha presión cada día; hemos vigilado todos los detalles para preparar este torneo. Por tanto, lo que haría en caso de victoria es olvidarme de todos esos sacrificios y respirar”.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Canadá 2015: lo mejor de las semifinales

02 jul. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Canadá 2015: Cuartos de Final

28 jun. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Noruega-Inglaterra, en imágenes

22 jun. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Alemania-Suecia, en imágenes

20 jun. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Los hinchas de Camerún iluminan Canadá

19 jun. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

"Quiero ser como... Boquete"

02 jul. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Morgan, a por el mejor capítulo de su historia

30 jun. 2015

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015™

Béliveau analiza el alto nivel

30 jun. 2015