Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019™

Cheryl SALISBURY (AUS)

Cheryl Salisbury of Australia
© Getty Images

Nacida el 8 de marzo de 1974, en Newcastle, Australia
Defensora

La jugadora

En las últimas décadas, y a medida que las Matildas han ido ganando peso específico en la escena mundial, Australia ha producido varias jugadoras de calidad. Sin embargo, una de ellas destaca por encima del resto, de manera literal y figurada. Cuando Cheryl Salisbury decidió en 2009 poner punto final a 15 años de carrera internacional, ya tenía en su palmarés innumerables logros.

La defensa central, imponente con sus más de 1,80 metros de estatura y su atlética complexión, era una presencia que infundía autoridad y confianza. Pero ella era mucho más que su apariencia física. Además de sus aclamadas proezas defensivas, la jugadora, nacida en Newcastle, era igual de buena con ambos pies, distribuía la posesión desde atrás y suponía una amenaza constante en el juego aéreo.

Australia's Cheryl Salisbury
© AFP

El palmarés

  • 4 participaciones en Copas Mundiales Femeninas de la FIFA (1995, 1999, 2003, 2007)
  • 2 participaciones en Torneos Olímpicos de Fútbol Femenino (2000, 2004)
  • 3 títulos de la Copa de Naciones Femenina de la OFC (1995, 1999, 2003)

A nivel internacional, Salisbury fue una cara habitual en los grandes torneos femeninos durante casi dos décadas. Disputó cuatro ediciones de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ (algo al alcance de muy pocas personas) y dos Torneos Olímpicos de Fútbol. Hasta su retirada, formó parte de las Matildas en todas las competiciones en las que participó Australia. Además, es la única australiana incluida en el Equipo Estelar Femenino de la FIFA, en 2004.

Fue titular indiscutible con las Matildas prácticamente a lo largo de toda su trayectoria. Por eso no sorprende que acumulara 151 convocatorias, récord absoluto de su país, femenino y masculino. Y aunque era defensa, anotó 38 goles con la selección, otra plusmarca nacional que curiosamente quedó pulverizada por otra futbolista de Newcastle, Kate Gill.

Además, su carrera no solo está plagada de hitos, también de primicias. Fue la primera australiana que jugó en clubes masculinos semiprofesionales, y a finales de los 1990 principios de los 2000, desempeñó su oficio en Japón y Estados Unidos, algo insólito en aquella época.

La leyenda de Salisbury sigue viva. Llevan su nombre la medalla que se entrega a la mejor jugadora de la W-League y una competición juvenil de élite. En su ciudad natal, hay incluso un caballo de carreras bautizado en su honor.

"A Cheryl se la respeta a nivel mundial", declaró el exseleccionador de Australia Tom Sermanni. "No hay otra Cheryl Salisbury, y no la habrá en mucho tiempo".

Explora este tema