Copa Mundial Femenina de la FIFA Australia & Nueva Zelanda 2023™

Copa Mundial Femenina de la FIFA Australia & Nueva Zelanda 2023™

Copa Mundial Femenina de la FIFA

Santos: “Si no es ahora, ¿cuándo?”

Daniel Santos, Coach Luxembourg
  • Luxemburgo debuta en un clasificatorio para la Copa Mundial Femenina
  • Daniel Santos dirige desde 2020 a su selección femenina
  • "Tal vez podamos arañar algún punto que otro"

En Alemania, uno de cada siete miembros de su federación de fútbol es una mujer. Esto significa que 1,1 millones de mujeres y niñas, un número superior al de la población total de Luxemburgo, practican el fútbol activamente.

De hecho, el Gran Ducado, que limita con Bélgica, Francia y Alemania, tiene 626.000 habitantes. Y mientras que la selección alemana todavía no se ha perdido ni una sola edición de la Copa Mundial Femenina de la FIFA, Luxemburgo participa por primera vez en una fase de clasificación para la cita global.

"Tenemos muchas ganas de jugar el clasificatorio", señala Daniel Santos, que tomó las riendas del combinado luxemburgués en agosto de 2020, en su charla con FIFA.com.

"Mantuvimos largas charlas en la federación y con nuestro presidente, porque no estábamos seguros del todo. ¿Lo hacemos? ¿O mejor no? Sabíamos que nos iban a tocar dos o tres grandes potencias y que tal vez nos llevemos algún que otro revés importante. Eso es así, porque aún no estamos a su nivel. Pero, dentro de dos años, tendríamos el mismo problema. Siempre dudábamos, pero teníamos que empezar en algún momento".

Luxemburgo se estrenará midiéndose a Inglaterra, Austria, Irlanda del Norte, Letonia y Macedonia del Norte, la única selección de su grupo que ocupa un lugar inferior al suyo en la Clasificación Mundial Femenina FIFA/Coca-Cola.

"Es un grupo muy atractivo", afirma Santos con satisfacción. "Tal vez podamos arañar algún punto que otro. Para nosotros es importante ir viviendo estas primeras experiencias. Nuestra selección tiene una media de edad de 21 años. Tenemos, por tanto, un equipo muy joven, y eso es bueno de cara al próximo clasificatorio y para el futuro. Es importante que empecemos a vivir experiencias, a aprender, pero también estoy convencido de que podemos dar alguna que otra sorpresa, aunque no sea en forma de puntos, sino en cuanto al juego".

De hecho, la selección luxemburguesa femenina también es muy joven en otro sentido: se fundó en 2003, por lo que tiene 18 años recién cumplidos.

Ahora, el objetivo es desarrollar de manera continua el fútbol femenino en Luxemburgo y conseguir una buena base de jugadoras. Esta tarea también está en manos de Santos, que ejerce asimismo de director de la división de categorías inferiores.

"En estos momentos, nuestro deseo es impulsar con fuerza el fútbol femenino y llevarlo a los colegios. Queremos demostrar a los más pequeños que las niñas también pueden y deben jugar al fútbol. En una sesión de ojeamiento en Luxemburgo descubrimos a 70 jugadoras, que vienen a entrenar una vez por semana. Las mejores pasarán luego a la selección sub-12", explica Santos, quien, al mismo tiempo, advierte de los problemas con los que se topan actualmente.

"Hemos formado una selección sub-14, una sub-15, una sub-16 y una sub-17, pero aún nos faltan muchas selecciones juveniles. No tenemos jugadoras suficientes para hacer una sub-19, por ejemplo. En algunas categorías nos faltan jugadoras. Ahora hemos dado el primer paso. Me alegra que el año que viene ya vayamos a tener más selecciones juveniles, entre ellas una sub-12 y una sub-13".

A ello hay que añadir que el 48 % de la población de Luxemburgo, es decir, casi la mitad, son personas extranjeras. En el país conviven cerca de 170 nacionalidades.

"Son jugadoras que entrenan con nosotros, pero que no pueden jugar. Nos hemos inscrito para el clasificatorio europeo sub-17 de septiembre, y hay seis o siete jugadoras que entrenan con nosotros, pero que no tienen pasaporte luxemburgués", indica Santos.

Gracias al anuncio de su participación en el clasificatorio mundialista, el interés por la selección ha aumentado y, a fin de seguir haciéndolo crecer, la federación va a apostar también por las redes sociales. Así, a partir de septiembre, cada diez días se presentará a una futbolista en Instagram, Facebook o TikTok.

"Antes no sabía lo que era TikTok, pero ahora ya sí", cuenta con una sonrisa el técnico luxemburgués. "De este modo, queremos mostrarles a las niñas que ellas también pueden jugar al fútbol".

Y, tal vez, dar algún día el salto a la selección absoluta. Porque, en opinión de Santos, lo que distingue a sus futbolistas es la pasión por lo que hacen.

"Tenemos una generación que se levanta de la cama pensando en el fútbol y se acuesta pensando en el fútbol. Yo también soy así. Al principio me quedé un poco asombrado y me dije: ‘Bueno, vamos a ver qué tal va la cosa’. Después de los primeros entrenamientos y de las primeras charlas, me di cuenta de que lo único que necesitaban era que alguien las agarrara de la mano y les dijera: ‘Podemos ir a entrenar, podemos hacer algo’. Con la absoluta hemos llegado a entrenar a diez grados bajo cero. Da igual que llueva o truene, ellas siempre están ahí", dice entusiasmado este técnico de 39 años.

"El año pasado, por ejemplo, teníamos programado un partido contra Islas Feroe, pero se suspendió por la pandemia. El encuentro iba a ser un domingo, y les dije: ‘Bueno, el partido se ha suspendido’. ‘¿Y no podemos entrenar, aunque sea?’, preguntaron las jugadoras. Eso con los hombres no pasa. ‘Bueno, pues tenemos el día libre’, dirían. Si las futbolistas quieren entrenar, yo no les digo que no. Si quieren entrenar, entrenamos. Esa es la diferencia que he notado. Las mujeres quieren aprender y seguir creciendo, lo cual me motiva y me hace ir contento a entrenar".

¡Sin duda, Luxemburgo cuenta con muy buenos mimbres!

Explora este tema

Notas recomendadas