Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™

7 junio - 7 julio

Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019™

SISSI (BRA)

Sissi of Team Brazil
© Getty Images

Nacida el 2 de junio de 1967, en Esplanada, Brasil
Mediocampista

La jugadora

Aunque el auge del fútbol femenino brasileño no se ha producido hasta los últimos años, bajo la batuta rebosante de talento de Marta, todo su éxito está construido sobre una base sólida formada por la generación anterior, una hornada cuya líder también exhibía su calidad vistiendo el dorsal número 10: Sisleide Lima do Amor, más conocida como Sissi.

Nacida el 2 de junio e 1967, Sissi empezó pronto a derribar prejuicios, al juntarse con los muchachos para dar patadas a una pelota en la calle. “Cualquier cosa servía de balón improvisado: una naranja, una media enrollada, hasta la cabeza de las muñecas, que yo arrancaba para poder jugar al fútbol”, cuenta la talentosa centrocampista, quien con apenas 14 años se marchó de casa para vivir en la residencia de un equipo profesional.

Esa decisión se revelaría enormemente acertada. Durante más de 25 años, Sissi no haría otra cosa de su vida que practicar el deporte rey. Y más aún: logró que Brasil abandonase su condición de desconocido en el fútbol femenino para comenzar a convertirse en una de las atracciones de cualquier gran torneo. Un ejemplo claro es la Copa Mundial Femenina de la FIFA Estados Unidos 1999, donde se erigió en la gran líder de la Seleção que terminó tercera, y compartió con la china Sun Wen el Balón de Oro adidas como máxima realizadora del certamen. El equipo se consolidaría en los Juegos Olímpicos de Sydney, al acceder nuevamente a semifinales, aunque en aquella ocasión se le escapó la medalla, ya que cayó 2-0 ante Alemania en el duelo por el bronce.

El palmarés

  • Tercer puesto en la Copa Mundial Femenina de la FIFA 1999
  • Bota de Oro adidas en la Copa Mundial Femenina de la FIFA 1999 (junto a Sun Wen)

Los recuerdos

Pero, más allá de la obtención de buenos resultados, lo que hizo Sissi fue ayudar a plantar la semilla de la generación que estaba por venir, y que desembocaría en las campañas de las medallas de plata de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y Pekín 2008, así como en el subcampeonato de la Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007. “Claramente, Sissi fue una inspiración tremenda para muchas de las chicas brasileñas”, admitió René Simões, entrenador del conjunto sudamericano en Atenas.

Después de tres Copas Mundiales Femeninas de la FIFA (1991, 1995 y 1999) y dos Juegos Olímpicos (1996 y 2000), Sissi no dio por cerrado su ciclo: en 2001 recaló en Estados Unidos, y allí compaginó su habitual condición de estrella del mediocampo con la de integrante del cuerpo técnico de las categorías inferiores de los clubes por los que pasó. No abandonaría los terrenos de juego hasta 2009, a los 42 años, en el FC Gold Pride, donde pasó a ser asistente técnica. “El fútbol me ha dado tanto que espero poder devolverle algo. No consigo alejarme de este deporte”.

Explora este tema